Miércoles 15 de noviembre


Familia Saca retira apoyo a locutor implicado en plagio

El Dr. José Luis Saca no tiene la mínima duda sobre la culpabilidad de Riley Serrano en el plagio de su hijo

El Diario de Hoy

Las autoridades presentaron ayer más evidencias que incriminan al locutor de radio, Riley Serrano, en el secuestro del empresario José Luis Saca.

"Riley es el cabecilla de la banda que secuestró a mi hijo... no me cabe duda de que es culpable", señaló ayer el Dr. José Luis Saca, después de observar un vídeo que incrimina a éste.

Serrano, un locutor, empresario y empleado de la familia Saca fue remitido ayer bajo el cargo de ser el autor intelectual del plagio del joven Saca Jiménez, perpetrado el 1 de noviembre.

El padre de la víctima, en declaraciones hechas el lunes, brindó todo el apoyo a Serrano. La historia cambió en menos de 24 horas.

Las pruebas

"Después de ver las pruebas recopiladas por la Fiscalía General de la República, en el proceso de investigación, puedo determinar que Riley secuestró a mi hijo", señaló el padre de José Luis Saca Jiménez.

La Fiscalía, en conjunto con la Policía, instaló un dispositivo de audio y vídeo en el auto que conducía Serrano cuando se disponía a pagar el rescate por el joven Saca Jiménez. Las bitácoras de llamadas telefónicas que Serrano hizo se han convertido en otra prueba en su contra.

En el vídeo se muestra, según la Fiscalía, la secuencia que Serrano siguió el día que entregaría el rescate. Él nunca entregó el dinero exigido por los secuestradores. Esa es la prueba más contundente.

El dinero, unos ¢450 mil exigidos por los plagiarios a cambio de la libertad del joven, fue depositado por Serrano en dos de sus cuentas, dijo la Fiscalía.

Al Dr. Saca no le queda ni la menor duda sobre los señalamientos que las autoridades hacen contra su protegido, quien se había ganado la confianza de él, después de demostrar su capacidad profesional.

Secretos revelados

Otro argumento del ofendido es que los plagiarios, en sus contactos, revelaron detalles que sólo Riley Serrano y la familia Saca conocen acerca de los negocios.

Las acusaciones en contra del locutor parecen acorralarlo. La familia Saca se mostrará formalmente ofendida ante el Ministerio Público. Ayer por la tarde trascendió que la familia se presentaría a la Fiscalía.

Al parecer, el beneficio de la duda pasó a último plano ayer mismo, tanto por la Fiscalía como por dicha familia, que hoy sólo busca cómo comprobar ante un juez que las evidencias contra Serrano fueron recabadas apegadas a Derecho. Un juzgado de Paz tendrá en sus manos el futuro del joven locutor.

La Fiscalía busca la detención; mientras, la defensa cuestiona la legalidad de las pruebas. Todo indica que el caso se convertirá en una prueba de fuego para el decadente sistema judicial.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Escenarios] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'00] [Portada] [Planeta Alternativo]

Copyright 1995 - 2000. El Diario de Hoy
Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o
parcial sin autorización escrita de su titular.
www.elsalvador.com