Martes 14 de noviembre 2000


Los Miranda quedan en libertad

El proceso judicial contra los cuatro implicados en la violación y asesinato de Katya Miranda concluyó ayer al quedar estos libres

Jaime García
El Diario de Hoy

Las puertas de fuertes barrotes del penal de San Vicente se abrieron ayer para que los Miranda y sus mozos quedaran en libertad.

Los cuatro hombres permanecieron presos durante nueve meses, mientras eran procesados por la violación y el asesinato de la niña Katya Natalia Miranda Jiménez, de 9 años, ocurrido el 4 de abril de 1998 en la playa Los Blancos, en La Paz.

El Juzgado de Instrucción de San Luis Talpa los absolvió de los cargos en una audiencia preliminar.

A sus casas

"Recoja cada quien sus cosas y salgan, están despachados", les dijo un guardia a los que recobraban su libertad, mientras estos salían de la Penitenciaría Central de San Vicente.

El primero en salir fue Carlos Miranda, cuando el reloj marcaba la 1:35 p.m. Él fue señalado como el principal implicado en el caso. Vestía con ropa casual y portaba una bolsa. Fue recibido con un abrazo por uno de sus hermanos y una multitud que los esperaba afuera de la prisión.

Eran sus familiares, amigos y pobladores de San Juan Tepezontes que permanecían desde tempranas horas afuera del penal para recibirlos.

¡Qué vivan!, gritaban los presentes, mientras aplaudían en forma vigorosa.

Algunos parientes se desbordaron en llanto por la emoción.

Carlos Miranda fue rodeado por familiares que lo abrazaban hasta que se introdujo en un vehículo.

El segundo en salir fue Luis Alonso lópez, que llevaba una mochila.

Un grupo de familiares lo abrazó para protegerlo de las cámaras de vídeo y fotográficas que intentaban captar el momento.

El tercero en recobrar su libertad fue Francisco Ramos Rosales. Sus familiares se abalanzaron sobre él para abrazarlo y llorar con él.

Edwin Miranda, padre de Katya, fue el último en salir. Cargaba una cebadera con ropa cuando salió del reclusorio.

A su encuentro salieron familiares y amigos que lo llevaron hasta el vehículo en que aguardaba Carlos Miranda, su padre.

Carlos y Edwin Miranda fueron trasladados hacia la iglesia de San Juan Tepezontes, en La Paz, de donde son originarios, para celebrar una misa de acción de gracias.

Un grupo de periodistas los persiguió por la carretera hasta que el vehículo que los conducía se detuvo en un camino rural de San Pedro Masahuat, en La Paz.

Edwin Miranda bajó del auto y enfrentó a los periodistas que lo seguían para escuchar su declaración ahora que estaba libre.

"Quiero pedirles que por favor esperen aquí. Ahorita vamos donde unos familiares y luego daremos la misa en San Juan Tepezontes, ahí hablaremos", explicó a los comunicadores que accedieron a la petición.

En misa

Luego de la reunión con familiares, los Miranda se dirigieron hacia la iglesia de San Juan Tepezontes.

La misa era en acción de gracias por haber recobrado la libertad.

Edwin Miranda manifestó que al haber salido en libertad, quedaba establecida de una vez por todas su inocencia en el hecho en que se les involucró.

Agradeció a sus familiares, amigos y conocidos por el apoyo que les dieron en los duros momentos que les ha tocado vivir.

"Damos gracias al Señor Jesucristo que nos devolvió la libertad", dijo Edwin.

Se pronunció porque las autoridades logren encontrar al culpable de la violación y asesinato de su hija Katya Miranda.

Ahora que está en libertad, ¿qué piensa sobre su ex esposa, Hilda Jiménez, quien fue la que los acusó del hecho?, pregunté a Edwin Miranda.

Pensativo por unos momentos, respondió: "¡Creo que esa pregunta no la puedo contestar!". Agregó que no era el momento para hacerlo.

Hilda Jiménez, en un comunicado publicado en los rotativos del país, manifestó que se retiraba del país ya que temía por la vida de su segunda hija, Marcela, pero que continuaría con su lucha.

El ministro de Defensa, Juan Antonio Martínez Varela, informó que Edwin Miranda sería reincorporado como capitán del Ejército.


Testigo cayó en falso testimonio

El caso de Katya Miranda quedará cerrado, salvo si la Fiscalía aporta más pruebas dentro de un año para reabrirlo. Estas por fuerza tendrían que ser testimoniales, según la juez Guzmán


"Gracias a Dios que están libres"

Los parientes de los cuatro liberados dieron gracias a Dios porque tendrían de nuevo en casa a sus seres queridos. El caso Katy Miranda "dormirá" por un año y luego podría ser archivado


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Escenarios] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'00] [Portada] [Planeta Alternativo]

Copyright 1995 - 2000. El Diario de Hoy
Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o
parcial sin autorización escrita de su titular.
www.elsalvador.com