Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salvadoreños en EE.UU.

Posible reforma migratoria impulsa trámite de pasaportes

Entre enero y febrero fueron emitidos 3,816 documentos, muchos lo hacen para prepararse para la reforma migratoria, que regularía el estatus de 11 millones de personas en EE.UU.

. FOTO EDH/T. GUEVARA

. FOTO EDH/T. GUEVARA

. FOTO EDH/T. GUEVARA

Zoila C. vive en Inwood (Nassau County, Long Island). Desde que emigró de El Salvador, se ha ganado la

vida de diversas formas, por ahora tiene dos trabajos durante toda la semana: de día en una fábrica y de noche como "assisted living", en una residencia para adultos mayores.

En septiembre del año pasado aprovechó que en una feria hispana en Far Rockaway, cerca de su casa, elConsulado de El Salvador de Manhattan hizo una jornada para proveer servicios, entre ellos la emisión de pasaportes.

Ella cumplió los requisitos para renovar por segunda vez el documento (partida de nacimiento, fotografía), efectuó el pago de 60 dólares que cuesta la expedición y esperó a que le avisaran cuándo estaría listo. Pero las semanas pasaron y nunca tuvo noticias.

"Yo llamaba por teléfono a la iglesia donde fue la feria y me decían que no había llegado (el pasaporte), que mandaban cuatro por semana", dice Zoila.

Seis meses después de insistir, un funcionario consular le dijo que la emisión del documento había sido rechazada por la Dirección de Migración de El Salvador (DGM) porque en las fotos que ella envió

aparecía "demasiado sonriente". "Bárbaros que no me avisan. Hace tres semanas mandé las nuevas fotos… ¡se tardaron seis meses en decirme eso! ¡Cualquier emergencia no puedo hacer nada!", se quejó.

Después de enviar las nuevas fotografías, Zoila tuvo que esperar 15 días más para recibir su nuevo documento –que al final recibió el pasado 11 de marzo. La connacional sostuvo que la primera vez que renovó el pasaporte, la experiencia de hacerlo directamente en el consulado no fue agradable.

El caso de la compatriota es uno de los pocos casos extremos, y corresponde a la modalidad de "maquila" de pasaportes, es decir que no son elaborados en Nueva York sino que son enviados a la DGM en San Salvador. Esa fue la explicación que dio la cónsul de Manhattan, Sandra Flores de Cruz.

Explicó que, ese caso en particular, la emisión fue solicitada antes de una serie de cambios en el proceso que fueron puestos en marcha por Migración. De esa tanda y para la primera semana de marzo, todavía estaban pendientes unos 70 pasaportes, aseguró la funcionaria.

Entre los cambios figura que la partida de nacimiento original debe quedar en el expediente.

Tanto el consulado de Manhattan como el de Brentwood (Long Island) poseen la nueva maquinaria para emitir los pasaportes nuevos, que incluyen datos biométricos y han incorporado sistemas de seguridad sofisticados como la lectura del iris y las huellas de todos los dedos.

Solamente la representación de Manhattan realiza con periodicidad "consulados móviles" en localidades remotas, pero estos trámites se tardan más porque son enviados a El Salvador.

Récord de emisión

Tres situaciones han propiciado el crecimiento de la emisión de pasaportes en Nueva York: la temporada

de declaración de impuestos federales, las aplicaciones a la Acción Diferida (beneficio migratorio para

estudiantes jóvenes) y la inminente reforma migratoria, la gran apuesta de este año del gobierno del presidente Barack Obama, que podría favorecer a 11 millones de personas en todo el país.

El consulado de Manhattan registra las siguientes cifras de emisión: en 2011 un total de 4 mil 547; en 2012 fueron 6 mil 839 y en los dos primeros meses de 2013 un total de mil 154.

La misma tendencia se registra en el consulado de Woodbridge, Virginia (ver nota adjunta). El cónsul salvadoreño en Brentwood, Dagoberto Torres, confirmó a El Diario de Hoy que para este año fiscal, el Internal Revenue Service (IRS) - la entidad encargada de los impuestos- ha incluido entre los requisitos para algunos contribuyentes que incluyan una copia del pasaporte certificada por el consulado.

"Eso no sucedía antes. Nuestros compatriotas ahora no sólo tienen que tener el pasaporte válido sino que deben tener esa copia certificada", explicó.

La compatriota Zoila C. renovó su pasaporte para "estar preparada" para la reforma migratoria. El cónsul Torres analizó las dos propuestas bipartidarias que pese a sus contradicciones, mantienen encendida la llama de la esperanza para los inmigrantes indocumentados, entre los que figuran aproximadamente entre un millón y medio y dos millones de salvadoreños.

"Los Republicanos quieren que sea un proceso clasificado, que el aspirante pase por filtros por ejemplo educativos y que sepan hablar inglés, con el objetivo de enfocarse en el sector profesional. Los demócratas quieren que la reforma no sea discriminatoria ni que clasifique a los aspirantes", indicó.

Su representación consular ha observado alzas consecutivas en la emisión de pasaporte a partir de 2011, que tuvo un récord histórico por año con 11 mil 794 documentos; la entrega fue superada en 2012, con 16 mil 354 y se espera que la cifra sea superada nuevamente en 2013.

En enero y febrero fueron entregados 2 mil 662. "La tendencia es al alza", destacó el funcionario.

Este consulado presta el servicio de emisión de pasaportes por medio de citas en el call center ( 1-888-30-111-30) en cuatro ventanillas; en los dos últimos años han pasado de procesar 15 a 30 documentos diariamente.

Si los usuarios cumplen con los requisitos, el pasaporte es emitido el mismo día en un curso de dos

horas y media, aseguró el funcionario. Si alguien y no llena con los requisitos necesarios, se elabora un

acta de suspensión de trámite y cuando regresen serán atendidos con prioridad.

Una vez al mes, el Consulado realiza una jornada extraordinaria en fin de semana, puntualizó.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación