Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inmigración

EEUU inicia la emisión de órdenes para deportar menores

Desde el 13 de agosto al menos 12 documentos para devolver a sus países de origen han sido extendidos por la corte de inmigración en Manhattan

EEUU inicia la emisión de órdenes para deportar menores

EEUU inicia la emisión de órdenes para deportar menores

EEUU inicia la emisión de órdenes para deportar menores

Las cortes migratorias estadounidenses han empezado a emitir órdenes de deportación para algunos menores centroamericanos que cruzaron solos la frontera en los últimos meses.

Según abogados que defienden a los menores, al menos 12 órdenes de deportación "in absentia" (en ausencia) han sido emitidas por jueces de la corte de inmigración en Manhattan desde el 13 de agosto, cuando empezó en el tribunal un programa nuevo del gobierno federal para agilizar los casos de menores que cruzaron la frontera ilegalmente en los últimos meses.

"In absentia" significa que los menores no se presentaron a su cita en la corte. Las órdenes de deportación emitidas en Nueva York son pocas, ya que al menos 500 menores que cruzaron la frontera solos recientemente han sido llamados para comparecer ante un juez neoyorquino bajo el nuevo programa. Las expulsiones, además, han sido emitidas para jóvenes de aproximadamente 16 y 17 años, considerados menores ante el sistema judicial estadounidense.

Aun así, estas órdenes de deportación son significativas para algunos abogados y activistas.

"Estamos muy preocupados porque niños que podrían quedarse en el país podrían estar perdiendo esa oportunidad", dijo Neena Dutta, de la Asociación Nacional de Abogados de Inmigración.

Kathryn Mattingly, portavoz de la oficina federal de Revisión Migratoria, que administra todas las cortes de Estados Unidos, dijo a The Associated Press que aún no tiene cifras exactas sobre cuántas órdenes de deportación se han emitido para menores centroamericanos que llegaron recientemente. Mattingly dijo que "es demasiado temprano" para obtener datos, ya que el programa de agilización de casos empezó tan sólo a mediados de agosto.

Aun así la portavoz dijo que las audiencias a menores seguirán siendo justas. "Continuaremos ajustando nuestras listas de casos a medida que lo vayamos necesitando, concentrándonos en audiencias ágiles y justas, con el proceso judicial debido para todas las personas que se presentan ante la corte", dijo.

Al menos 56.265 niños que cruzaron la frontera ilegalmente y sin sus padres han sido detenidos hasta ahora en el año fiscal 2014, según datos oficiales. Nueva York es el segundo estado que más menores ha recibido después de Texas, con 4.244 niños centroamericanos que llegaron desde el primero de enero hasta finales de julio.

La llegada de tantos menores forzó a las autoridades estadounidenses a impulsar un plan para agilizar su paso por las cortes, las cuales ya están abrumadas con una gran acumulación de casos. En Nueva York, los casos de niños se escuchan ahora cada día en la corte migratoria, en lugar de tan sólo unos días al mes, tal y como se hacía antes.

Las nuevas listas con casos de niños son conocidas como "surge dockets" en la corte neoyorquina. El jueves hubo dos, de 35 niños cada una, con un total entonces de 70 niños agendados para presentarse ante dos jueces. De ésta cifra, 14 no se presentaron a su audiencia el jueves pero los jueces James Loprest y Bárbara Nelson no emitieron órdenes de deportación.

"Quiero dar a este joven otra oportunidad", dijo en un momento dado Loprest, respecto al caso de un menor que no acudió a la cita.

Gerson Hernández, de 4 años, se presentó frente a la juez Nelson de la mano de su madre, Gilda Díaz. El niño, nacido en El Salvador y quien cruzó la frontera solo en junio, observaba con curiosidad a su madre y a la magistrada durante la audiencia, con los pies colgándole de la silla.

"Al llegar estaba un poco nerviosa pero ahora estoy más tranquila, después de que me hayan explicado todo", dijo Díaz a la AP, en referencia a abogados que trabajan pro bono y que la ayudaron. "Voy a buscar a un abogado".

Tanto Dutta como Eve Stotland, de la organización de ayuda y defensa legal The Door, el plan federal de aceleración de casos sirve en realidad para agilizar las deportaciones de menores. Ambas dijeron que, antes del programa, a los niños se les daba una segunda oportunidad para comparecer en la corte si no acudían a su primera cita ante el juez. Eso ha cambiado después de que el gobierno impusiera los "surge dockets", aseguran.

"No estamos sorprendidos al 100 por ciento porque sólo el hecho de crear estas nuevas listas significa que el gobierno realmente está interesado en deportar a estos niños. Estamos decepcionados", dijo Dutta.

Según el portavoz federal Kenneth Wolfe, más de 54.000 niños que cruzaron la frontera solos recientemente han sido entregados a sus padres o familiares a lo largo de todo Estados Unidos. El resto acaba en centros de acogida hasta que se les encuentra una familia adoptiva. Todos, sin embargo, deben pasar por las cortes.

Los abogados suelen pedir asilo o estatus especial juvenil para inmigrantes (Special Immigrant Juvenile Status) en los casos de niños. De esta última categoría pueden beneficiarse aquellos menores de 21 años que han sido abusados, desatendidos o abandonados.

Funcionarios de la ciudad de Nueva York han hecho un llamado para captar a abogados dispuestos a defender a los niños gratis, debido a la enorme falta de defensores para los menores.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación