Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Servicio irregular en abastecimiento de gas

En los mismos "call centers" de Z-Gas y Tropigas las telefonistas confirmaron la escasez. Sin embargo, Minec dijo anoche que gaseras reanudarán la importación este día.

Los distribuidores de gas han dicho que están recibiendo menos cilindros, mientras que la demanda ha incrementado por el temor al desabastecimiento. Foto EDH/mario amaya

Los distribuidores de gas han dicho que están recibiendo menos cilindros, mientras que la demanda ha incrementado por el temor al desabastecimiento. Foto EDH/mario amaya

Los distribuidores de gas han dicho que están recibiendo menos cilindros, mientras que la demanda ha incrementado por el temor al desabastecimiento. Foto EDH/mario amaya

Aunque el Gobierno afirmó el martes pasado que las gaseras se habían comprometido a mantener de forma regular el abastecimiento del gas licuado, la realidad que vivieron ayer distribuidores y consumidores del producto fue más cercana al desabastecimiento.

En un sondeo realizado por El Diario de Hoy en tiendas y centros de distribución de San Salvador y San Miguel, los comerciantes aseguraron que las gaseras habían suministrado a los establecimientos de forma irregular y a algunos les habían advertido claramente que disminuirían la venta del producto.

A la incertidumbre sobre el aprovisionamiento se sumó la inquietud ante un posible incremento en el precio del cilindro de gas, producto de la petición que ha hecho la Asociación Salvadoreña de Importadores y Comercializadores de Gas Licuado de Petróleo (Asogas) de que se les reconozca un aumento en los costos de importación del producto.

Anoche, en una entrevista televisiva, el ministro de Economía, Armando Flores, aseguró que habían llegado a un "acuerdo inicial" con Asogas bajo el cual el gremio de importadores se comprometía a reanudar la compra del recurso, mientras que la cartera revisaría el estudio de la estructura de costos presentado por los gaseros.

Consultado sobre si hay posibilidades de un aumento en el precio del gas producto de la revisión del documento, Flores no fue tan enfático como en días atrás, cuando aseguró que el Gobierno no permitiría un alza en el producto, el funcionario dijo esta vez que prefería no adelantarse.

Menos gas para tiendas

Mientras las gaseras y el Minec se reunían a puertas cerradas y sin brindar mayor información sobre los avances, los distribuidores y la población resintieron ayer el anormal flujo en el abastecimiento, negado todo el tiempo por Economía.

Mario Pérez, de la distribuidora Z-Gas de la colonia Layco, vende cilindros a los comedores y tortillerías del mercado San Miguelito, en San Salvador, y ayer, en medio de su jornada, aseguró que "ya informaron que en los próximos días van a visitar mucho menos". Ayer Pérez esperaba un pedido para llenar 100 cilindros de gas, pero únicamente le dejaron para 70, explicó. Todos esos tambos ya estaban comprometidos con clientes que ante la amenaza de escasez decidieron desde el martes comprar gas.

Aunque todos los comedores de ese mercado funcionaron con normalidad, algunas propietarias tuvieron que comprar gas a un distribuidor diferente.

En el "call center" de Z-Gas la recomendación de los agentes era comprar un cilindro en la tienda más cercana, debido a que al solicitarlo mediante el centro de llamadas no podían garantizar el tiempo de entrega. "Haríamos lo posible por llevárselo", afirmó la persona que atendió la llamada de El Diario de Hoy, después de ser consultada sobre la seguridad que ofrecía la empresa de llevar el cilindro ante la amenaza de desabastecimiento.

Por otro lado, en el centro de llamadas de la empresa Tropigas la respuesta fue menos esperanzadora, pues la telefonista dijo que no había cilindros de gas disponibles en ningún centro de distribución y que desde el sábado el envío ha sido irregular.

Argelia Zavala es la dueña de una pequeña tienda en la comunidad El Coro y dijo que tenía una semana de no recibir cilindros de gas. "Vienen dos veces por semana. El lunes y el sábado, pero desde este sábado que pasó no han venido", comentó . A la hija de la mujer, el personal de la planta de Tropigas únicamente le explicó "que está lenta la envasada del producto".

Una situación simular relató Sonia Palacios, quien posee una pequeña distribuidora de gas en Sierra Morena, a unos cuantos metros de la planta de Tropigas. El lunes la empresa únicamente le dejó 10 cilindros, cuando lo normal es que la abastezcan con 40, aseguró, mientras que ayer le llevaron 30 tambos. La versión que a Palacios le dieron es "que todas las gaseras se van a poner de acuerdo y no habrá gas", por lo que los cilindros se han ido como pan caliente.

Mauricio Medrano, presidente de la Unión de Distribuidores de Gas (Udigas), dijo que las ventas de gas se dispararon en los últimos días ante la incertidumbre, aunque no precisó cifras del aumento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación