Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

PNUD: País continúa con lento nivel de crecimiento y de desarrollo humano

Se necesita reducir el nivel de polarización para construir acuerdos políticos que generen soluciones. Además hay que controlar las finanzas públicas y priorizar el enfoque social a corto plazo

Una verdadera apuesta por la educación conlleva un espacio físico adecuado, desarrollo de destrezas y alta capacidad docente.

Una verdadera apuesta por la educación conlleva un espacio físico adecuado, desarrollo de destrezas y alta capacidad docente.

Una verdadera apuesta por la educación conlleva un espacio físico adecuado, desarrollo de destrezas y alta capacidad docente.

En un contexto político de excesiva polarización, lento crecimiento económico y falta de enfoques sociales que fomenten las capacidades del individuo, el Informe sobre Desarrollo Humano El Salvador 2013, indica que el país necesita realizar varios 'sacrificios' para construir una política nacional que ayude a construir un estado de bienestar con perspectiva de mediano y largo plazo.

Dicho documento, titulado "Imaginar un nuevo país. Hacerlo Posible", recoge la investigación realizada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) e indica que la baja inversión social (más allá de subsidios y proyectos asistencialistas) ha generado que un 61 % de los salvadoreños aun tengan deficiencias en diversos servicios, más un 79 % de la Población Económicamente Activa (PEA) que no tiene un trabajo decente que le permita satisfacer sus necesidades.

Además concluye que problemas como la corrupción, el tráfico de influencias, la confrontación y el clientelismo político, entre otros aspectos, frenan el desempeño de las políticas públicas, las cuales no siempre buscan mejorar procesos clave como la formación en el hogar, los procesos educativos, las condiciones laborales y la participación ciudadana en el quehacer político.

El coordinador general del informe y economista Jefe del PNUD, William Pleitez, destacó que dada la coyuntura previa a las elecciones presidenciales de febrero del próximo año es importante un "acuerdo de nación" que permita definir las soluciones a los principales problemas del país.

"Partiendo de la experiencia exitosa del Acuerdo de Paz tenemos que firmar pactos en temas de seguridad y empleo porque el país necesita asegurar la inserción socioeconómica masiva de jóvenes en riesgo y crear anualmente 100,000 trabajos decentes durante los próximos 20 años para llegar a ser un país de buen desarrollo humano", indicó.

Por ello, en aspectos económicos, una problemática que puede limitar el alcance de dicho instrumento es que el país ha estado utilizando el endeudamiento para el financiamiento del gasto corriente. Un muestra es que posterior a la crisis de 2009 el monto contribuyó a un promedio del 49.5 % del déficit fiscal y, en los últimos cuatro años, a mantener políticas como la entrega de uniformes y útiles escolares o el subsidio al gas propano.

Lo que condiciona que el trabajo El Salvador sea de menor calidad, a razón de Pleitez, es que siete de cada 10 salvadoreños de la PEA no concluyó su educación media, y que no hay un aumento sostenido, tanto de la productividad como de los salarios reales, que determinan el poder adquisitivo de la canasta básica, cada vez más cara.

"El país tiene que ser más competitivo pero fomentar desde una edad temprana todas las capacidades en un entorno más proactivo donde las condiciones sociales, económicas y políticas logren un amplio nivel de cobertura", destacó Pleitez.

Por ello la investigación del PNUD recalca que las habilidades innatas, internas y combinadas deben de estructurar el pilar del desarrollo humano, y que en la etapa laboral se debe de asegurar la remuneración equilibrada, la protección social y las condiciones de seguridad, junto con la tasa de contribución al Estado para la gestión y desarrollo de los programas de bienestar.

En relación a la lógica remesas-emigración-consumo, la síntesis del texto elaborado por el PNUD concluye que estos fenómenos deben de ser examinados por las autoridades gubernamentales como 'resultados de políticas públicas educativas, económicas y de seguridad fallidas, así como espejos de una sociedad poco capaz de definir acuerdos por el bien común'.

"Esta claro que contar con mayores oportunidades laborales en el extranjero, mejorar los niveles de ingreso y enviar remesas no se traduce en una real expansión de las capacidades de las personas", puntualizó Pleitez.

La sugerencia del organismo de Naciones Unidas es que se unifiquen las políticas económicas y sociales y que se logre potenciar cada una de las capacidades de las personas, ya sea a través de instituciones sólidas y un servicio público de calidad (perfeccionamiento de la burocracia).

También se insistió en la creación de un fondo para que los individuos que integran la PEA puedan aportar para una vivienda digna, sin olvidar la necesidad de formalizar los mercados laborales y mejorar el clima de inversión y de negocios de inmediato.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación