Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inauguran planta concretera en San Andrés

Con esta nueva planta esperan aumentar la capacidad de producción a nivel nacional.

La nueva estructura es capaz de reutilizar los desechos de concreto fresco, para fabricar más producto. Foto EDH

La nueva estructura es capaz de reutilizar los desechos de concreto fresco, para fabricar más producto. Foto EDH

La nueva estructura es capaz de reutilizar los desechos de concreto fresco, para fabricar más producto. Foto EDH

La cementera Holcim inaugura este miércoles su planta concretera más tecnificada y moderna a un costo de $2.5 millones, situada en San Andrés, Lourdes, Colón, en el departamento de La Libertad.

La fábrica de cemento cuenta con dos torres, una para la producción de concreto y otra de lodocreto, según detalló ayer el director ejecutivo de la compañía en El Salvador.

"Lo que estamos haciendo es construyendo y poniendo en operación la planta más moderna y ecoeficiente de toda Centroamérica. Hemos querido tener la planta modelo en El Salvador, para poder ser referente para otras plantas en temas de ecoeficiencia", informó Chávez Caparroso.

Según destacó el representante de Holcim, esta planta va a ser la más grande, moderna y ecoeficiente de la región, por la versatilidad en la producción de concreto y lodocreto, arena y grava. Además contará con un laboratorio para poder tener un mejor control en la dosificación y calidad de los productos.

Las instalaciones cuentan con dos torres, una para la producción de concreto, que tiene una capacidad de 130 metros cúbicos por hora y, otra, para fabricar lodocreto, para generar 90 metros cúbicos cada hora, indicó Chávez.

Con esta obra se pretende aumentar la capacidad instalada de concreto total a nivel nacional (con las plantas concreteras situadas en Santa Tecla y San Miguel) entre 390 y 400 metros cúbicos por hora.

Holcim también posee cuatro plantas móviles de concreto capaces de ser instaladas en grandes proyectos para el suministro del producto. Estas cuentan con los mismos controles de calidad y especificaciones de seguridad que las plantas instaladas, según indicó el ejecutivo de Holcim.

En cuanto al sistema ecoeficiente, la compañía busca reducir y aprovechar los desechos, como parte de su labor social. La nueva estructura es capaz de reutilizar los desechos de concreto fresco, para fabricar más producto.

Entre las proyecciones de la firma, para los próximos años, está la construcción de otra planta concretera en la ciudad de Apopa, con el objetivo de cubrir la demanda de producto en el área metropolitana de El Salvador.

Sin embargo, en este proyecto Caparroso es cauteloso y apunta que aún se debe esperar a ver como repunta la demanda para tomar una decisión de inversión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación