Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno quiere incluir a más sindicatos en la elección del Consejo del Salario Mínimo

Los sindicatos aseguran que tienen la mayoría de su representatividad y que el Gobierno solo quieren incluir "a su gente".

Protesta SIGESAL Salud Bono

En el país hay más de 400 sindicatos registrados que tienen que elegir a sus representantes en diversas instancias. | Foto por Archivo

Marcha de sindicatos. El gobierno quiere reestructurar el Consejo del Salario Mínimo y presentar su propuesta.

El Gobierno pretende  revisar un aumento del salario mínimo modificando, previamente, a los representantes del sector laboral incluidos en el Consejo del Salario Mínimo, a fin de incluir a otros sindicatos. 

De acuerdo con el Secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, la representación de los sindicatos en el Consejo “no son lo suficientemente representativo del sector laboral... sí representan un segmento de los trabajadores, pero no están plenamente representados”, dijo ayer en una entrevista matutina. 

Actualmente el Consejo del Salario Mínimo está integrado por dos representantes de los trabajadores, dos representantes de la empresa privada y tres representantes del Gobierno, que actúan como mediadores entre las dos primeras partes. 

Los representantes del sector laboral se eligen a partir de la votación de la mayoría de los sindicatos. 

Los actuales delegados ganaron la representatividad con más de 250 votos entre un grupo de 400 que votaron por ellos.

Este año tuvo que haberse hecho una nueva elección en marzo pasado, pero de acuerdo con Israel Huiza, miembro del Consejo del Salario Mínimo, el Ministerio de Trabajo no lo ha hecho porque quiere incluir “a su gente”, en específico, a un grupo de sindicatos afines al partido Fmln que, según Huiza, no logran mayoría, tal como lo pide la ley. 

Esa misma disputa con estos sindicatos también ha frenado el trabajo del Consejo Superior del Trabajo, que ve temas laborales más allá del salario mínimo. Esta entidad ha estado acéfala desde 2013 y a la fecha aún espera una resolución de la Organización Internacional del Trabajo, para definir su legalidad y posterior establecimiento. 

“Lo que pasa es que no les dan los números al Gobierno y quieren meter a su gente”, dijo José María Amaya, uno de los representantes sindicales que ha seguido de cerca las diferencias que hay con nueve organizaciones sindicales a los que el ahora fallecido ex ministro de trabajo, Humberto Centeno, quiso incluir en el Consejo Superior. 

La misma información tiene el empresario y representante de Unión Mipyme, Guillermo Guido. “Ellos (un pequeño grupo de sindicatos) quieren intervenir en la voluntad de los trabajadores”, señaló.

El empresario ha escuchado que algunos sindicatos ya están hablando de proponer un salario mínimo base de $500, sin que se tenga una base técnica para eso. 

Guido reconoce que hay que revisar el salario mínimo y como empresario no se opone a que se haga un aumento pues sabe que los salvadoreños atraviesan dificultades económicas. Sin embargo, cree que la propuesta debe estudiarse sobre la base técnica, para que ésta no afecte a empresas que después no puedan absorber los costos. “El aumento debe ser racional para que no haya empresas que luego tengan que cerrar o que aumente la evasión o el comercio informal”, señaló. 

Según Lorenzana, la expectativa gubernamental es que “el salario no debe de aumentarse menos del 10%”. Agregó que hay propuestas superiores a esas pues “algunos consideran de que el salario mínimo no debería de ser menor a los 300 dólares tomando en cuenta el costo de la vida al que se han estado refiriendo algunos”, señaló. 

El último aumento del salario mínimo se aplicó a partir de enero de este año, cuando se hizo efectivo un último aumento de 4%, que era parte de un total de aumento de 12% y que fue un acuerdo logrado entre la empresa privada y los trabajadores, sin injerencia del Gobierno. 

Guillermo Guido dijo que lo ideal es que este acuerdo salga de los trabajadores y de la empresa privada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación