Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cámara de Comercio: Hay sectores estancados o desacelerados

La pequeña empresa se quejó también de la delincuencia y el "dumping"

El intercambio comercial internacional presenta una fuerte desaceleración anual incidiendo en menores niveles de dinamismo económico. La demanda se ha contraído y, por tanto, las ventas externas tendieron a ralentizarse. foto edh /archivo

El intercambio comercial internacional presenta una fuerte desaceleración anual incidiendo en menores niveles de dinamismo económico. La demanda se ha contraído y, por tanto, las ventas externas tendieron...

El intercambio comercial internacional presenta una fuerte desaceleración anual incidiendo en menores niveles de dinamismo económico. La demanda se ha contraído y, por tanto, las ventas externas tendieron a ralentizarse. foto edh /archivo

La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CCIES) señaló ayer que la economía nacional apenas crecerá 1.6 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Mario Magaña, director de asuntos Económicos de la Cámara, afirmó que hay diversas variables que repercutieron en el lento crecimiento económico en el 2013.

Agregó que según el Índice del Volumen de la Actividad Económica (IVAE), algunos sectores económicos han percibido leve crecimiento, mientras que otros han visto estancamiento o cifras rojas.

La mayoría de sectores ha demostrado una ralentización en comparación con el año pasado. El sector agricultura, por ejemplo, hasta septiembre de este año reportó un crecimiento del 0.9 %, lo cual implica una desaceleración para 2013.

Por otra parte, la industria reflejó el 0 % de crecimiento, prácticamente un estancamiento en el IVAE.

En el caso del rubro de la construcción apenas le alcanzó el dinamismo para llegar a crecer el 1.4 %.

Asimismo el sector comercio tuvo un decrecimiento del -0.9 % en el IVAE a septiembre 2013, aunque se tienen proyecciones de que cerrará el año con un crecimiento del 2 % del PIB.

Un subsector que obtuvo mayor dinamismo, con un crecimiento del 3.5 %, fue el transporte.

Para Mario Magaña, la economía se ha mantenido con poco dinamismo debido a que los motores de crecimiento no han funcionado debidamente.

Estos motores incluyen la inversión privada que no ha crecido como se esperaba debido a la inseguridad pública, la "falta de confianza de los inversionistas" y las "confrontaciones del gobierno con el sector privado".

Por otra parte advirtió que los altos costos de producción desmotivaron a muchos inversionistas privados o extranjeros, que prefirieron invertir en otros países de la región y en ocasiones más allá.

Tampoco las exportaciones se comportaron como se había proyectado.

Es más año con año han ido disminuyendo, anteriormente las exportaciones representaron crecimientos de hasta el 20 % y en 2011 solo crecieron el 18 %. Este año se reportó un menor crecimiento: 3 %.

De igual forma, las importaciones pasaron de tener un crecimiento del 22 % del PIB (2011) a tener un 5 % este año.

Pymes desesperadas

El Consejo Nacional de la Pequeña Empresa de El Salvador (Conapes) expresó ayer, mediante un comunicado, su inconformidad ante el auge delincuencial, la situación económica negativa, la falta de transparencia y la competencia desleal contra las pymes, entre otras.

Conapes considera que el próximo año no percibirá resultados positivos, por lo cual el gobierno debe trabajar en conjunto con el sector privado para "construir las bases solidas para el desarrollo sostenible de la micro, pequeña y mediana empresa".

Conapes expresó que las estrategias de desarrollo económico han fracasado en el país. Esto se ve reflejado en que la tasa de crecimiento ha sido menor del 2 % del PIB, el déficit fiscal es mayor del 4 % y la deuda pública está arriba de los 12,000 millones de dólares. A esto se le suman otros factores negativos como los altos costos de la energía eléctrica, la negativa inversión extranjera y la baja sustancial de remesas, entre otros.

La Cámara recomienda

La Cámara de Comercio proyecta que para el 2014 la economía tendrá un crecimiento del 2 %, tomando en cuenta las inversiones que se podrían generar con la implementación del segundo Fomilenio y la concesión del Puerto de la Unión Centroamericana, proyectos que aún están pendientes.

Con estas dos variables en marcha, dijo el economista, muchos proyectos estancados podrán arrancar nuevamente y se podrían aprovechar nuevos proyectos incluso.

Según Magaña, el Puerto de La Unión ha sido visualizado por muchos como un polo de desarrollo que podría impulsar mucho de la inversión privada en el país.

Otro elemento considerado importante para impulsar la reactivación económica es la formalización de las microempresas, que por años han funcionado sin pagar impuestos ni tasas municipales.

Explicó que el sector informal ha ido creciendo constantemente sin orden y compitiendo de manera desleal, por lo cual se deben buscar propuestas para que las micro y pequeña empresas se puedan legalizar con el fin que puedan obtener acceso a asistencia técnica, créditos u otros incentivos que le permitirían a El Salvador mayores tasas de crecimiento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación