Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Agencia de EE.UU. avala $277 Mlls. para Fomilenio II

EE.UU. instó al Gobierno a esforzarse por mejorar el clima de negocios y de inversiones

La zona del Litoral Pacífico incrementa su potencial a partir de los proyectos que se avecinan con el Fomilenio II.

La zona del Litoral Pacífico incrementa su potencial a partir de los proyectos que se avecinan con el Fomilenio II.

La zona del Litoral Pacífico incrementa su potencial a partir de los proyectos que se avecinan con el Fomilenio II.

La junta directiva de la Corporación Reto del Milenio, (MCC, siglas en inglés) aprobó ayer el Segundo Compacto para el desarrollo de la franja costera del Litoral Pacífico salvadoreño por un monto de 277 millones de dólares, un fondo no reembolsable de la cooperación de los Estados Unidos para El Salvador.

Concluida la esperada reunión, que inició antes del mediodía en uno de los salones del Departamento de Estado, los altos ejecutivos del gobierno estadounidense que forman el consejo directivo de la organización donante deliberaron con el voto favorable para que El Salvador sea receptor de los fondos.

El director ejecutivo de la MCC, Daniel Yohannes, expresó su satisfacción por la decisión conjunta que da el aval al país para echar a andar el proyecto de infraestructura en la franja costera con énfasis en las zonas paracentral y oriental del país, donde el gobierno salvadoreño se ha comprometido como contraparte a aportar 88.2 millones para completar el valor total de las obras y programas de desarrollo humano que ascienden a $365.2 millones.

Puntos del acuerdo

Según la notificación oficial de la MCC, hecha pública la tarde de este jueves, el monto de la inversión está destinado a tres proyectos interrelacionados que tienen como objetivo generar desarrollo integral en la zona costera del país, tanto en la generación de recurso humano como en logística e infraestructura.

El primero es la inversión en capital institucional de El Salvador para hacer más eficientes los sistemas de regulaciones y con ello mejorar el clima de inversiones. En segundo punto, la MCC hace énfasis en la inversión en capital humano para mejorar la calidad de educación y equiparar las habilidades de los estudiantes con las demandas de las firmas internacionales de negocios.

El tercer punto es la inversión en infraestructura tendiente a reducir los gastos de transportación y logística en lo largo de la franja costera y de la frontera con el vecino Honduras.

"Estoy muy complacido que el consejo de directores tomó este pasó aprobando el compacto con El Salvador. Este representa una tremenda oportunidad para ayudar a reducir la pobreza en El Salvador estimulando la inversión y aumentando el crecimiento económico", expresó el director ejecutivo Yohannes.

También el director jefe de la agencia cooperante dejó en claro que la MCC espera que el gobierno salvadoreño haga esfuerzos que ayuden a mejorar el clima de inversiones en el país, con reglas claras y leyes que den certidumbre a los capitales nacionales y extranjeros.

"Esperamos que el Gobierno de El Salvador haga progresos continuos para reforzar el clima de inversiones y reglas claras de ley, incluyendo respeto por la independencia judicial. También esperamos que el gobierno haga progresos combatiendo el lavado de dinero y efectiva implementación de los tratados comerciales; esfuerzos para el actual y próximo gobierno con demostraciones tangibles. El progreso sostenido de estos asuntos serán clave para nuestro hermanamiento", expuso Yohannes.

Antes de dar el visto bueno para el Fomilenio II, las autoridades de la agencia cooperante han hecho profundas valoraciones sobre la necesidad de que el gobierno mantenga un compromiso fuerte de buena gobernabilidad y apego al estado de derecho.

La aprobación del fondo para ser ejecutado en cinco años, y que tiene como estímulo promover la competitividad y la productividad de cara a los mercados internacionales, ahora debe superar el aval del Congreso de EE.UU.

En la decisión pesó que El Salvador y EE.UU. están comprometidos con el Asocio para el Crecimiento, un proyecto de trabajo cercano entre las diferentes agencias estadounidenses con el país.

El Salvador fue elegible para aplicar a un segundo compacto de la MCC en diciembre de 2011, antes del cierre exitoso del primer desembolso de $461 millones ejecutados con éxito en la Zona Norte del país, proyecto que estuvo dirigido por el exministro de Obras Públicas, José Ángel Quirós.

El embajador de El Salvador en Washington, Rubén Zamora, dijo que este acontecimiento es una muestra de que las relaciones de nuestro país con la primera potencia del mundo "va más allá de las diferencias y se asientan en una fuerte base de intereses y valores comunes".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación