Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La violencia afecta entrega domiciliar de medicina del ISSS

 De 1,712 paquetes que no pudo entregar el ISSS este año, el 23.9% fue por la inseguridad.

Entrega domiciliar de medicamentos se ve afecta por la violencia

Varias entregas domiciliares de medicamentos del ISSS se han visto afectadas por la imposibilidad de ingresar a ciertas zonas a raíz de la violencia.


Anualmente el Seguro Social entrega de forma domiciliar a través de Correos de El Salvador,  miles de paquetes de medicamentos  a nivel nacional, sin embargo, un grupo de usuarios no han podido recibirlos  a causa de  la violencia.


De 1,712  paquetes que no se entregaron entre enero y julio de este año,  410 fueron devueltos  ya que estaban en  “zona de difícil acceso”, según el reporte que Correos Nacional  que pasó a la autónoma, explicó  Milton Escobar, subdirector general del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).


El resto de paquetes que no lograron entregar fue por otras causas que van desde la muerte del paciente hasta el rechazo por parte del destinatario, el cambio de domicilio o porque la dirección era inexacta. 


Escobar explicó que este año hubo 50 rechazos porque el paciente dijo que la  bolsa estaba deteriorada o que el medicamento no le llegó completo. “(Pero) si (ese paciente) paso en Emergencia le descuentan lo que le han dado ahí”, explicó el funcionario. 


El paciente también puede rechazar la entrega por error en la dirección o nombre incorrecto del paciente.


El funcionario comentó que existe un listado de las zonas que Correos reporta como de difícil acceso, entre ellos “El Paisnal  en  las zona de  Los Mangos, El Tule, Las Champitas, San Jerónimo, son varios lugares...”.


 No obstante añadió que Correos le ha informado que “prácticamente la correspondencia no entregada es mínima ya que en las comunidades los dejan entrar”. 


Para los  usuarios del programa de entrega domiciliar, las alternativas que ofrece la institución son: contactar al paciente y que facilite la dirección de trabajo o de un familiar para llevarle ahí los fármacos. También pueden pedir que le dejen sus medicinas en la dependencia del Seguro Social en la oficina de Correos que le quede más cerca, o donde algún vecino.


Correos de El Salvador tiene 48 horas, a partir de recibir el medicamento, para entregarlo al destinatario. En los primeros siete meses del año, el ISSS envió a través del programa 87,803 paquetes, cada uno puede tener varios fármacos  para diferentes padecimientos.


Este programa fue relanzado en 2011, por la anterior administración del ISSS en coordinación con Correos de El Salvador. En 2002 hubo un servicio similar pero con una asistencia de entrega privada, luego el proyecto quedo estancado.


Los pacientes que pueden hacer uso de la entrega domiciliar de medicina son todos aquellos que tienen consultas repetitivas en las distintas especialidades médicas y que reciben recetas amarillas.


“Tuvimos un problema que la gente entendió que el proyecto era solo para discapacitados, personas de la tercera edad, jubilados. Pero el  proyecto nació desde el inicio con la idea de acercar los servicios para toda  la población, todo paciente que tuviera una consulta repetitiva y reciben una receta amarilla por medicamento”, dijo Escobar.


De julio de 2011  a  julio de 2015, el Seguro Social registra un millón 865,539 recetas entregadas, cada receta es un fármaco. Además de  673,372 paquetes entregados, cada paquete puede tener varios medicamentos.


Escobar informó que la inversión en el proyecto ha sido de 326 mil 444. 25 dólares. 


El costo por envió de paquete es menor a un dólar, el precio puede variar si los embalajes van fuera del área metropolitana o por su peso. El 60% de los beneficiados son del Gran San Salvador y un 40% del interior del país.


Hay 673, 372 pacientes inscritos, pero no significa que todos estén activos. Y algunos de ellos se han inscrito entre una y hasta 15 veces.


“El proyecto creemos que  ha tenido un desempeño de muy bueno a excelente. En una encuesta de 2014, el 96 lo califica como bueno”, dijo Escobar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación