Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

PABLO DURÁN

"Vamos a tener una disminución de $200 millones en exportaciones respecto a 2013"

La incertidumbre electoral, la falta de apoyo del Gobierno anterior, la inseguridad jurídica, las extorsiones, la no búsqueda de nuevos mercados y el cobro de $18 por inspección de mercancías con rayos "X" fueron las principales causas que frenaron

Pablo Arturo Durán Castro, presidente de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport) y director presidente de Pan Santa Eduvigis. Foto edh / archivo

Pablo Arturo Durán Castro, presidente de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport) y director presidente de Pan Santa Eduvigis. Foto edh / archivo

Pablo Arturo Durán Castro, presidente de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport) y director presidente de Pan Santa Eduvigis. Foto edh / archivo

El monto exportado en 2014 cerrará con números rojos respecto del 2013 debido a diversos factores como las extorsiones, la incertidumbre electoral, la falta de apoyos del gobierno y, en general, por la inseguridad jurídica, según el presidente de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport) Pablo Arturo Durán.

El 2013 se exportaron $5,491 millones, mientras que este año se cerrará con un aproximado de $5,300 millones. La baja sustancial se debió a la caída de precios y la poca oferta exportable de productos tradicionales como café y azúcar, además de la maquila textil, explicó.

Sin embargo no todo está perdido para el dirigente gremial ya que, a su criterio, han mejorado las relaciones con el nuevo gobierno; producto de ello, los exportadores y las instituciones estatales relacionadas con el sector se han propuesto una meta de crecimiento de $250 millones para superar los $200 millones que se dejaron de exportar este año, dijo en entrevista exclusiva para El Diario de Hoy.

¿Cuál es el principal obstáculo que ha tenido el sector para el desarrollo de las exportaciones en El Salvador?

Los obstáculos fueron que las exportaciones nuestras están concentradas hacia los Estados Unidos casi en un 49 %, y en este mercado no hubo un aumento sustancial, prácticamente quedamos con la misma exportación que se hizo en años anteriores; tampoco crecieron las exportaciones hacia Centroamérica, al que también exportamos el 42 %.

¿Cuál es la lección aprendida de esta mala experiencia?

Una es que no depender de los productos tradicionales, pues estos cada día se han visto más afectados, principalmente el café, eso no quiere decir que debemos de abandonarlo; pero sí, no debemos de depender absolutamente de ellos.

Tenemos que crear nuevos destinos de exportaciones y consolidar Centro América y Estados Unidos.

En cuanto a los nuevos mercados estamos proyectando, y hemos coincidido con diferentes instituciones de gobierno en cuanto a que vamos a tener un crecimiento de $250 millones a partir de lo que logremos el 2014; pero si partimos del crecimiento que tuvimos en el 2013, significaría que tendríamos que reponer la pérdida de $200 millones en el 2014 y sumarle los $250 millones que nosotros esperamos. Entonces eso haría que en el 2015 le apostemos alrededor de los $450 millones. Esto es bastante alto si tomamos en cuenta que al final del 2014 se ande por los $5,300 millones, significaría prácticamente un 8 % de crecimiento.

¿Cómo van a lograr ese crecimiento?

En primer lugar hemos establecido una coordinación público-privada y hemos tenido una visión común de decir: bueno, el crecimiento del país debe estar basado en el crecimiento de las exportaciones; por qué se hace eso, porque el crecimiento del país anda por 1.7, 1.8 %; es mucho menor el crecimiento del país que el crecimiento económico que están teniendo otros países, o sea apostémosle a exportar más a esos países que están teniendo más crecimiento, a esos países que tienen más ingreso per cápita. Tenemos grandes oportunidades con el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea... tenemos también que apostarle a consolidar Chile, con quien se tiene un tratado comercial, pero que no se ha aprovechado; consolidar México. Entonces lo que tenemos que hacer es aumentar los países a donde exportamos, tenemos que buscar nuevos mercados y aprovechar los tratados comerciales que hemos firmado.

¿Qué apoyos hubo de parte del Gobierno para mejorar el desempeño de las exportaciones en 2014, si es que los hubo?

Lo positivo del nuevo Gobierno fue el ponernos de acuerdo, en primer lugar, tener las exportaciones como un motor de desarrollo; en segundo lugar, en crear una institucionalidad, una coordinación público-privada que está siendo liderada por la vicepresidencia de la República; y en tercer lugar, definir cuáles son los obstáculos que hemos tenido y crear una agenda de trabajo para subsanar estos problemas, principalmente la disminución de la burocracia, la tramitología, que es un obstáculo muy fuerte que tienen las empresas y que la vicepresidencia ha establecido disminuir, ya que son un obstáculo a las exportaciones en un 50 %. Ya están trabajando las instituciones relacionadas a las exportaciones como los ministerios de Salud, de Medio Ambiente, de Agricultura y Ganadería, de Hacienda y de Economía en ver cómo disminuyen esos obstáculos.

¿Considera que esos apoyos fueron suficientes o hacen falta algunos otros para que repunten las exportaciones?

Como Coexport hemos estado teniendo un constante trabajo con 4 instancias, por un lado con la vicepresidencia y el Ministerio de Economía, enfocado a disminuir la tramitología y la burocracia a través de lograr la devolución del IVA exportador que sigue siendo un obstáculo que no se le pague a las empresas, porque al no darle a los exportadores la devolución pronta de su IVA, eso retrasa las inversiones y el aumento de las exportaciones, eso es un trabajo que se está haciendo con vicepresidencia y el Ministerio de Economía.

Otra instancia es con Cancillería, se ha establecido una buena relación para trabajar con los consejeros económicos que ha designado a Estados Unidos y otros países como Chile, Panamá, República Dominicana, Colombia, que son nuevos mercados que debemos de consolidar; entonces a través de Cancillería vamos a trabajar muy de cerca con estos consejeros económicos para que estas personas nos den oportunidades que existen en los nuevos mercados. También se ha abierto China para ver que nuevas oportunidades de mercado tenemos.

La otra instancia es Proesa. Con Proesa nos hemos establecido las metas de crecimiento a través de buscar los 250 millones de dólares y darle a la gran empresa exportadora el apoyo necesario en disminuir nuestra tramitología y la burocracia.

Y por última instancia se trabaja con el Ministerio de Economía, a través de Fondepro, para apoyar a las pequeñas y medianas empresas para que sigan exportando y desarrollándose a través de las exportaciones. Estos son los principales retos que enfrentó el sector en 2014.

¿Cómo incidió en el comportamiento de las exportaciones el cambio de Gobierno?

Indiscutiblemente al principio hubo 2 problemas grandes: las inspecciones no intrusivas, que fue un obstáculo para el desarrollo comercial que fue el pago de los $18 en impuesto por las exportaciones; y las importaciones que entraban al país, este obstáculo tuvo su repercusión principalmente en el comercio regional; además, con el cambio de Gobierno notamos dos cosas importantes, y es que en el Gobierno anterior no había diálogo ni se buscaban soluciones, y con este nuevo Gobierno hemos visto una nueva apertura al diálogo, la concertación y a poner una visión de país antes que una visión partidaria. Yo creo que si tenemos una visión de país, de que necesitamos crecer las exportaciones, vamos por buen camino. Otro obstáculo, creo yo, que fue también el periodo electoral, ya que trae consigo una contracción comercial interna. Yo creo que el 2015 aunque también vamos a tener elecciones municipales y de diputados, pero yo creo que el efecto será menor comparado con el 2014.

¿Cómo describiría los principales aportes de parte de la gremial para el país durante el año que está por terminar?

En primer lugar las exportaciones representan casi el 22 % del PIB, entonces el mantener nuestros niveles de exportaciones es muy importante porque esto, indiscutiblemente, repercute en el crecimiento y desarrollo del país. Si nosotros aumentamos las exportaciones en $250 millones, como es la meta que nos hemos trazado, eso repercute en el PIB, entonces hace crecer un uno o 1.2 % más el PIB, que consideraríamos que son las metas que tiene el presidente de crecer un 3 %. Entonces yo creería que el sector exportador siempre sigue siendo el sector de mayor dinamismo en el país por la importancia que tiene su valor agregado en cuanto a todo el empleo que generamos y toda la inversión que se produce en el sector.

¿Qué cantidad de empleo generaron en 2014?

En el 2014 prácticamente no hubo mayor aumento, más bien lo que se produjo fue una recuperación de lo que se había perdido en el 2009, que tuvimos un decaimiento del empleo y eso se fue recuperando en el transcurso de los años, y hemos llegado a decir que el sector industrial y exportador aumentó creo que alrededor de unos 5,000 empleos después de recuperar los 40,000 que se habían perdido en el 2008-2009. O sea, se llegó a superar la meta de los empleos perdidos.

¿Miran creciendo el país o lo miran estancado de aquí a 5 años?

Yo diría que se ha creado una nueva visión público-privada, que es muy importante, que no se había tenido. Si no hay una visión público-privada de desarrollo del país, es imposible tener algo positivo; pero esto se ha iniciado en el 2014 y esperamos que en 2015 se consolide esa relación; las inversiones que se van a desarrollar a través del Fomilenio II es importantísimo, he sabido que Roberto Murray va a presidir la junta directiva de Fomilenio II, eso es muy importante porque no solamente es la aportación que tiene los Estados Unidos de $277 millones y lo que le corresponde poner a El Salvador, que son más de 80 millones, entonces ahí estamos hablando de inversiones en los próximos 5 años de 300 y pico de millones que están ya planificadas, que ya están comprometidos ambos países en realizarla, luego se le sumarán toda la inversión privada que se va a desarrollar.

¿Uno de los principales problemas es el gasto en seguridad por las extorsiones y robos de mercadería, este factor cómo les afectó?

Indiscutiblemente que el problema de la seguridad sigue siendo uno de los obstáculos del crecimiento del país, porque ningún inversionista con los niveles de inseguridad que existen van a invertir, o sea que es el reto grande que existe para el 2015.

Son dos grandes problemas que tenemos, el crecimiento económico y la seguridad del país, ambos están unidos porque cuanto más decrecimiento hay, más pobreza existe, más inseguridad va a haber y viceversa; cuanta más inseguridad hay, menos inversiones existen. Entonces creo que son dos temas que hay que enfrentar el 2015, son temas muy prioritarios, pero sí existe la institucionalidad público-privada que está viendo el tema. Esperamos que dé resultado.

¿Qué esperarían del Gobierno para que baje la delincuencia en el 2015 y los años siguientes?

Ahí tenemos dos enfoques, uno es el preventivo, cómo no continúa aumentando la delincuencia y la inseguridad, hay muchos planes de prevención que va a hacerse mucho trabajo a nivel municipal; y el otro es que no podemos dejar de castigar a los delincuentes, por lo que hay que ser mucho más severo en los castigos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación