Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

UCI del Rosales, dos años funcionando parcialmente

La Unidad de Cuidados Intensivos tiene 21 espacios para pacientes, pero solo se utilizan 14

La Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Rosales fue inaugurada el 12 de enero de 2012. Foto EDH / Archivo

La Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Rosales fue inaugurada el 12 de enero de 2012. Foto EDH / Archivo

La Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Rosales fue inaugurada el 12 de enero de 2012. Foto EDH / Archivo

A casi dos años de que las autoridades del Ministerio de Salud (Minsal) inauguraran las instalaciones de la nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Rosales, esta sigue funcionando parcialmente.

La sala dispone de 21 camas, pero solo están habilitadas 14. En total, el establecimiento tiene 30 camas de cuidados críticos, ocho de ellas son quirúrgicas e igual número de cuidados intermedios.

"Ese es uno de los grandes problemas, seguimos con los tales ambúes (balones autoinflables que sirven para dar respiración asistida)", dijo Melvin Guardado, jefe del Departamento de Cirugía.

Juan Antonio Tobar, jefe de la sala de Emergencias del área quirúrgica, aclaró que siempre existe un déficit de camas para los pacientes críticos. "Todo el tiempo tenemos más pacientes que camas", comentó Tobar.

El 12 de enero de 2012 se realizó el acto de inauguración de las 21 camas y, con ello, se anunció que se tendría cubierta una buena parte de la demanda.

Se estima que los hospitales deben tener entre 10 y 15 por ciento de cupos en las UCI con relación a las camas censables. El Rosales dispone de más de 470 espacios.

Guardado expresó que, según los estándares internacionales, se debería de disponer de 50 cupos de UCI.

"Necesitamos más camas, es una respuesta mínima la que damos. Estamos jugando con la vida", aseveró Guardado. El jefe del departamento añadió que, en el caso de las intervenciones de neurocirugía y cáncer radical, el personal de la UCI les informa si se les dará cupo o no en UCI y de eso depende que se programen o no las cirugías.

Tobar indicó que hay necesidad de que se pongan a funcionar el resto de camas para que los pacientes, que llegan a la Emergencia, puedan ser transferidos a esa área.

En busca de alternativas

Ante la falta de espacios, deben mantener a los lesionados en la sala de quirófanos o en la máxima urgencia, porque allí hay ventiladores manuales.

El jefe de Emergencia comentó que la esperanza está puesta en los servicios de la UCI del hospital San Rafael que fue inaugurada el 12 de diciembre y que se habiliten las del Zacamil.

"Creemos que la solución no es hipertrofiar el hospital, sino que otros hospitales tengan UCI", añadió Tobar.

En el San Rafael disponen de seis camas y la inversión en el área fue de $250 mil.

Cada día, unos tres pacientes quirúrgicos que llegan a la emergencia del Rosales requieren de una cama en cuidados críticos.

Tobar agregó que ante los pocos espacios no dejan de atender a los pacientes, pero se les asignan áreas que no están destinadas para ese fin, como los quirófanos.

La construcción de la UCI tubo un costo de $107,336 en infraestructura y $468 mil en equipo.

Ayer se intentó contactar, vía telefónica, al director del establecimiento, Mauricio Ventura, pero no fue posible. En dos ocasiones dijo estar en reunión, en la tercera que tenía una llamada y que correspondería. Al final de la tarde no se pudo establecer comunicación con él.

A finales de diciembre del año pasado, Ventura reconoció que una parte de los cupos de la nueva UCI seguían sin habilitarse.

"Todo eso es (del) conocimiento de las autoridades de Salud", dijo entonces.

En declaraciones anteriores detalló que el problema lo originaba la falta de personal de enfermería.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación