Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un total de 117 especialistas renunciaron al ISSS en 17 meses

Especialistas con hasta 25 años de experiencia han optado por dejar la institución o pedir permisos sin goce de sueldo ante "los bajos salarios", la falta de insumos, la alta demanda de los pacientes y "el acoso laboral" del que dicen ser objeto

Fachada del Hospital General del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

Fachada del Hospital General del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

Fachada del Hospital General del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

Un total de 183 médicos especialistas con 15, 20 o 25 años de experiencia renunciaron o pidieron permiso sin goce de sueldo al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) a lo largo de 17 meses. La cifra equivale al 6 % de los 1,956 médicos que tiene dicha institución.

Según alguno médicos entrevistados, quienes renuncian o piden permiso son sustituidos por médicos con menos experiencia graduados hace dos, tres o cinco años. De modo que la Oficina de Información y Respuesta (OIR) del ISSS informó que ninguna plaza médica está vacante.

Datos proporcionados por la OIR de la autónoma, revelan que 117 médicos especialistas presentaron su renuncia entre enero de 2013 y el 15 de octubre pasado. Además, otros 66 médicos especialistas solicitaron permiso sin goce de sueldo durante ese mismo lapso. Una de esas solicitudes la presentó un cardiólogo y se hará efectiva a partir de enero 2015.

Las razones argumentadas por los médicos para renunciar o pedir permiso sin goce de sueldo varían pero son principalmente cuatro. La primera, según uno de los entrevistados, es el bajo salario. "Económicamente a uno le va mejor en lo particular que en el Seguro. No me lo está preguntando pero si yo gano $1,300 por dos horas, mis colegas en el hospital Rosales están ganando $1,900", afirmó. La segunda razón que argumentan los médicos para pedir permiso o renunciar es que a veces no hay insumos ni el equipo necesario y adecuado para trabajar.

"En vista de que en algunas ocasiones no hay material, a veces no hay equipo", aseguró otro de los entrevistados. A esta carencia, se suma el hecho de que los médicos dicen sentirse "acosados".

Al preguntarles "¿cómo así?", uno de ellos responde: "Nosotros programamos un montón (de cirugías). Queremos ayudar a la gente. Programamos tres cirugías en el día".

En su caso, está contratado de 4 a 6 horas y según su jefe inmediato, solo puedo hacer tres cirugías. El galeno explica: "Pero la gente pide 'mire doctor se me vence la incapacidad'… Ellos están molestos a veces porque nos sobrecargamos de trabajo. Pero el que se sobrecarga soy yo… La gente está esperando el gran montón. Dicen que operamos más de la cuenta, que nos limitemos a operar las horas que tenemos. Ahí sale perdiendo el paciente. Nosotros operamos y nos vamos".

El doctor Miguel Roberto Majano, presidente del Colegio Médico, considera que una de las causas para las renuncias radica en "los ambientes laborales que existen en la institución". Al preguntarle a qué se refería con "los ambientes laborales", explicó que se trata de ambientes "en donde ellos no se sienten adecuados porque no tienen los insumos necesarios, las condiciones de trabajo adecuadas, las remuneraciones o los salarios, la falta de estímulo a las preparaciones académicas. Considero que esos pueden ser factores determinantes para poder decir 'mejor renuncio'".

Majano agregó que se trata de un ambiente de acoso laboral "en cuanto a los procedimientos quirúrgicos que se puedan estar dando". Sea esa o no la razón, el hecho es que si un médico especialista renuncia los pacientes que han sido atendidos por él y que confían en su criterio deben aprender a confiar en un nuevo médico.

Eso le ocurrió a los pacientes del Servicio de Ortopedia del Hospital Roma donde cuatro médicos especialistas y con reconocida trayectoria pidieron permiso durante dos o tres meses. En ese lapso, algunos pacientes aceptaron ser operados por los médicos sustitutos, pero otros prefirieron esperar a que los médicos en los que confían regresaran.

El director del ISSS, Ricardo Cea comentó sobre las renuncias: "Estos médicos que trabajan en la institución, la mayoría (...) atienden sus clínicas privadas. Muchos de los médicos, en algunas de estas ocasiones en que disminuyen el número de horas o que renuncian, son porque ya en lo privado ellos están viendo más consultas que les demanda más tiempo en la consulta privada y reciben mejores ingresos".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación