Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sube el gasto en atención por accidentes de tránsito

Salud ha invertido más de 10 millones de dólares en la atención de lesiones por accidentes viales. Las muertes por accidentes de tránsito  han incrementado en 6 % en lo que va del año

Las muertes por accidentes de tránsito han incrementado durante 2015.

Las muertes por accidentes de tránsito han incrementado durante 2015.  | Foto por EDH

Las muertes por accidentes de tránsito han incrementado durante 2015. 

El sistema público de Salud ha gastado hasta septiembre de 2015, $10.1 millones en atención a víctimas de accidentes de tránsito, según dijo Silvia Morán de García, de la unidad de violencia y atención del Ministerio de Salud.

Si los percances viales siguen aumentando, el monto en atención a pacientes será superior a los $10.5 que se gastaron el año pasado.

“Los accidentes de tránsito nos generan un serio problema para la salud pública, como es la atención de los lesionados”, expuso Morán, quien añadió que, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), las atenciones por accidentes de tránsito son vistas como una epidemia oculta que afecta los sistemas de salud pública. 

Agregó que durante los últimos años el gasto en atenciones por accidentes de tránsito ha mantenido una tendencia al alza. 

“El gasto aumenta, mientras más lesionados atendemos, también hay más gastos”, aseguró.

En 2014 el costo en este tipo de atenciones fue de $10.5  millones, brindando 19,126 consultas a lesionados por accidentes viales, y el número de muertes fue de  La entidad también reportó 389, según el reporte del Minsal.

En lo que va del 2015, Salud reporta más muertes por percances viales. Hasta el 23 de septiembre registró 284 muertes por accidentes de tráfico, lo que representaba un alza del 6% de los casos en comparación al mismo mes del año pasado.

Para esa fecha de 2014, las muertes fueron 267.

Además, para esa fecha, las consultas por percances viales ascendían a 13,705. Morán dijo que entre los pacientes hubo 3,288 que necesitaron ser ingresados durante varios días en los distintos hospitales del país.

Los egresos hospitalarios también mostraban un incremento del 2%, durante el mismo período del año pasado eran 3,233.
Morán explicó que  cada paciente que necesitó ser ingresado pasó en promedio siete días en el hospital.

En lo que iba del año, sumados los días de estancia hospitalaria de cada víctima, sumaban 24,124.

De acuerdo a las cifras del Minsal, cada día que un paciente pasa ingresado representa a Salud un gasto de $300; pero si pasa a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) el gasto asciende hasta $3,000 diarios. 

Según Morán, al sistema público de Salud le preocupa la tendencia de que son los jóvenes y los peatones quienes más resultan lesionados, ya que un 25% de las víctimas de accidentes de tránsito son menores de 18 años, entre niños y adolescentes. 

“Los que más se lesionan es la gente joven, la mayoría iban como peatones. En la vía pública todos los usuarios tenemos derechos; pero los conductores a veces no los respetan”, señaló. Agregó que un 23% de los atendidos eran peatones. 

Larga recuperación

“Es muy grave, sobre todo porque es la gente joven la que más se lesiona, que queda a veces con discapacidades, hay que atender este problema”, sostuvo Morán.

Añadió que el problema es serio al observar que no solo afecta a la víctima, sino también a todo un círculo familiar porque en muchos casos la persona afectada era el ingreso económico de la familia.

“La gente se hace más pobre en estar gastando. También para el Estado representan más gastos, el problema es bien serio porque hay que estar atendiendo por largo plazo a estas personas”, expresó Morán.

Muchos de los pacientes no solo requieren de terapias físicas de rehabilitación, sino que también hay quienes deben recibir terapias psicológicas para superar el trauma.

“La mayoría reciben su atención en el Ministerio de Salud, pero también hay muchos de ellos que necesitan ser referidos a las áreas de fisioterapia del ISRI”, indicó.

De acuerdo con el Minsal, hay un promedio de 200 pacientes al año que al ser lesionados en accidentes de tránsito necesitan ser referidos al Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral (ISRI). 

Ante la consulta de si han necesitado refuerzos presupuestarios para atender a las víctimas de accidentes de tránsito, Morán dijo que Salud hace una solicitud en general para todas las atenciones, aunque les facilitaría si el gasto por accidentes viales disminuyera.

Recordó que el Fondo de Atención para Víctimas de Accidentes de Tránsito (Fonat) tenía previsto otorgar un monto a Salud, así como para realizar campañas de prevención a la población.

“De ahí nos iban a dar fondos para atender a las víctimas y hacer campañas de prevención”, dijo.

Recientemente el viceministro de Transporte, Nelson García, reveló  que el Fonat ha recibido 670 solicitudes de apoyo para atender a víctimas de accidentes; sin embargo, dejaron de recibir dinero después que dicho fondo fue declarado inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia.
Según datos que García brindó en ese momento, a diario registran tres muertes y 25 lesionados por percances viales.

El funcionario añadió que han propuesto que se reduzcan los montos que se daban a las víctimas de accidentes para poder volver a atender sus solicitudes. El VMT espera que la Asamblea Legislativa autorice que el Fonat reciba fondos del pago de multas y esquelas.

Mayoría de muertes registradas pudieron prevenirse

Entre las principales lesiones que tienden a ser mortales están los traumas craneanos, lesiones que pudieron prevenirse, según la colaboradora técnica de la unidad de violencia y lesiones del Ministerio de Salud, Silvia Morán.

Agregó que en muchos casos las víctimas no llevaban cinturón de seguridad y al momento del choque salen disparadas de los vehículos. 
“Siempre caen de cabeza y el trauma craneano nos puede llevar a la muerte de los pacientes”, explicó.

A este tipo de lesiones le siguen las heridas en los miembros superiores e inferiores de las víctimas y no son pocos los casos de las personas que pierden un miembro. Morán lamentó cómo estas lesiones limitan la vida productiva de las personas. 

“Es la gente joven, sobre todo los hombres jóvenes, son los que más se lesionan (y llegan) de los lugares más poblados”, dijo.

Alrededor del 40 % de los lesionados que tuvieron que ser ingresados tenían entre 10 a 29 años. Mientras que en las muertes registradas, el 34% tenía entre 20 a 39 años.

Sin embargo, los adultos mayores tienen más probabilidades de morir atropellados, ya que tienen más dificultades para cruzarse las calles, según se ha detectado.

El 23% de las víctimas atendida por Salud fueron personas atropelladas; aunque le siguen de cerca, con un 20%, las personas que se lesionan al chocar con objetos fijos como vallas, muro o paredes.

La mayoría de estos casos ocurren por excesiva velocidad y distracción de los conductores.

“Son casos que todos los días de la semana ocurren, especialmente en fin de semana”, aseguró Morán.

Las atenciones en el sistema de Salud incrementan en periodos festivos como Semana Santa y vacaciones de agosto, según el ministerio.

PNC ha impuesto 297,619 multas

El subdirector de Tránsito Terrestre de la Policía Nacional Civil, César Flores Murillo, dijo ayer, en una entrevista radial, que hasta octubre habían interpuesto 297,619 multas en todo el país.  

El monto total de las multas equivale a alrededor de $9 millones. Murillo dijo que se han visto obligados a educar a la población de forma coercitiva. 

Mejorar marco legal y educación

Tanto la representante del Ministerio de Salud, Silvia Morán; como el comisionado de la PNC, César Flores, consideraron necesario actualizar el marco legal y las sanciones a quienes violen la ley vial. Morán dijo que la epidemia de lesionados por accidentes de tránsito es prevenible y es necesario que toda la población esté dispuesta a esforzarse para evitar accidentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación