Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Servicios de hospitalización se saturaban

El ISSS abrió cupos para diálisis en el hospital General y el Policlínico Arce, pero ya no daban abasto.

Un paciente con insuficiencia renal recibe tratamiento, en el hospital Médico Quirúrgico, para hacerse la diálisis en su casa.

Un paciente con insuficiencia renal recibe tratamiento, en el hospital Médico Quirúrgico, para hacerse la diálisis en su casa. | Foto por EDH

Un paciente con insuficiencia renal recibe tratamiento, en el hospital Médico Quirúrgico, para hacerse la diálisis en su casa.

Los servicios de Medicina de los hospitales Médico Quirúrgico, General, Santa Ana y San Miguel del Seguro Social estaban saturados de pacientes renales  que necesitaban  diálisis peritoneal intermitente.

Esta fue una de las razones por la que las autoridades de la autónoma decidieron cerrar el área de diálisis y pasar a los enfermos renales al tratamiento ambulatorio.

“En la actualidad los servicios de Medicina han sido inundados por pacientes que necesitan terapia de sustitución renal la cual está siendo brindada a través de la modalidad de diálisis peritoneal intermitente manual, modalidad de tratamiento que ha desaparecido en las diferentes regiones a través del mundo desde varias décadas”, se detalla en el documento del proyecto del ISSS del cambio de modalidad.

En el informe presentado en  julio de 2014 se detalla que en ese momento había 160 pacientes en los diferentes servicios de medicina.
Estas personas  eran ingresadas de dos a tres veces por  mes. Lo cual significaba una reducción del 50 por ciento de la capacidad de hospitalización para otras patologías.

Benjamín Coello, subdirector de Salud del ISSS, manifestó que con frecuencia las personas con insuficiencia renal terminal llegaban a la Emergencia uno o dos días antes de la fecha programada para su terapia, porque comenzaban a sentirse mal de salud y debían esperar en los servicios de Medicina.

“Lo que pasa es que el incremento de pacientes que necesitan diálisis peritoneal no lo hemos logrado reducir”, comentó Coello.
En el ISSS hay cerca de 2,000 pacientes en los diferentes tipos de tratamiento sustitutivo.

Coello expresó que se fueron abriendo espacios en el Policlínico Arce y en el Hospital General debido a que las personas ya no cabían en el Médico Quirúrgico, incluso pensaron abrir cupos en el Policínico Zacamil.

“Pero no tenía sentido andar poniendo pacientes en diálisis en hospitales una vez por semana cuando es más beneficioso hacérselo en casa; ahora tengo bastante espacio”, agregó el subdirector de Salud del ISSS.

El número de diagnósticos nuevos con la patología se incrementó significativamente entre 2012 y 2014 , estos pasaron de 148 a 631, lo que equivale a un aumento del 426 por ciento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación