Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sánchez Cerén prometió respetar libre expresión

El mandatario firmó la Declaración de Chapultepec cuando era candidato presidencial

Primer Año de Sanchez Ceren

La libertad de expresión es un logro de los Acuerdos de Paz, dijo el mandatario. | Foto por Archivo

La libertad de expresión es un logro de los Acuerdos de Paz, dijo el mandatario.

Mientras el presidente Salvador Sánchez Cerén fue firmante de la Declaración de Chapultepec sobre libertad de expresión y se comprometió a respetar este principio durante su gestión, el partido de gobierno se ha mostrado abierto a analizar una reforma impulsada por GANA, la cual busca castigar con cárcel de uno a ocho años los delitos contra el honor, calumnia, difamación e injuria.

Cuando aún era vicepresidente y candidato presidencial del FMLN, Sánchez Cerén sostuvo que el respeto a la libertad de expresión era fundamental para la construcción democrática del país y que lucharía por fortalecerla. 

“Nosotros vamos a seguir estimulando siempre la libertad de expresión, vamos a seguir respetando el derecho a la información de los periodistas, vamos a respetar su labor y también vamos a dar la información oportuna cuando se nos solicite”, afirmó en febrero de 2014.

Ya en la Presidencia, a finales de julio de ese mismo año, reiteró que iba a “promover la tolerancia y el respeto de la libertad de pensamiento”. 

“Amigos y amigas periodistas, debo reiterarles que la libertad de expresión y de pensamiento en El Salvador no se encuentran ni se encontrarán amenazadas nunca durante mi gobierno, trabajaremos de la mano de ustedes para lograr este objetivo”, dijo el mandatario en julio de 2014, durante un convivio con periodistas en Casa Presidencial.

Asimismo, afirmó que desde su programa de Gobierno buscaría proteger ese derecho. “Necesitamos cuidar y defender el derecho de información, de pensamiento y comunicación. Por eso, uno de los compromisos que he asumido en mi programa de gobierno es promover y defender este derecho, para lograr un ejercicio pleno de ciudadanía integral y efectiva”, aseguró.

El mandatario consideró la libertad de expresión como un “logro de los Acuerdos de Paz” por el que se debe “luchar”. 

“Debo reiterarles que mis deseos serán siempre los de luchar para defender este logro que el pueblo salvadoreño ya ha alcanzado con la firma de los Acuerdos de Paz”, añadió el presidente. 

Además de reconocer la importancia de salvaguardar la libertad de expresión, el mandatario consideró que la labor periodística es fundamental para la consolidación democrática. 

“Quiero expresarles, en primer lugar, mi respeto y el reconocimiento a su labor, que es fundamental para consolidar la democracia en nuestro país”, sostuvo.

Es más, reconoció avances en dicha materia. “Hemos avanzado en nuestro país en el derecho a la libertad de expresión y en los derechos que lo materializan como son el acceso a la información y la libertad de prensa”, agregó.

Por otra parte, responsabilizó a los medios de comunicación y periodistas de ser quienes transmiten valores a la ciudadanía. 

“Los periodistas y los medios de comunicación ejercen un papel fundamental como líderes de opinión y agentes sociales de cambio. Ustedes tienen en sus manos la responsabilidad de transmitir y fortalecer nuevos valores como la tolerancia, el respeto y la equidad”, agregó.

Eso sí, dejó ver su postura a favor del incremento de medios de comunicación llamados alternativos, como la radios comunitarias.

“Nuestra intención es promover la tolerancia y el respeto de la libertad de pensamiento, así como la democratización de las comunicaciones para una sociedad más justa”, manifestó.

Firma Declaración de Chapultepec
Sánchez Cerén también suscribió la Declaración de Chapultepec sobre libertad de expresión, firmada en 1994, y adoptada por la Conferencia Hemisférica sobre la Libertad de Expresión celebrada en México. 

En el documento se plasman los principios que fomentan la libertad de expresión y pensamiento, los cuales condenan cualquier modalidad de mordaza o censura.

En uno de los principios contenidos en dicho documento, se aclara que “ningún medio de comunicación o periodista debe ser sancionado por difundir la verdad o formular críticas o denuncias contra el poder público”.

Asimismo, establece que “no debe existir ninguna ley o acto de poder que coarte la libertad de expresión o de prensa, cualquiera sea el medio de comunicación”. 

En esa misma línea, la Declaración de Chapultepec afirma que toda persona tiene el derecho a recibir  y buscar información, además de expresar opiniones y divulgarlas con libertad. “Nadie puede restringir o negar estos derechos”, sostiene.

A pesar del gesto del mandatario, el FMLNse muestra receptivo a estudiar la medida propuesta por la bancada legislativa de GANA para reformar el Artículo 177 del Código Penal, para castigar con cárcel de tres a cinco años a quienes calumnien a una persona. Si el delito fuere reiterado o con publicidad, la pena sería de cinco a ocho años de cárcel.

No obstante, el diputado de GANA, Guillermo Gallegos, sostuvo ayer que su partido desistía de la propuesta, como una muestra de respeto a la libertad de expresión. 

Pero antes, el legislador llegó a señalar que los periodistas debían tener más cuidado en escribir sus notas, para no “traspasar esa línea imaginaria entre la información y la difamación”. 

Estas propuestas de enmiendas, son consideradas como “ley mordaza” por organizaciones como la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES).

La diputada presidenta de la Asamblea Legislativa, la farabundista Lorena Peña, dijo en su momento que se sentarían a estudiar con detenimiento dicha propuesta. 

El promotor de la medida fue el legislador de GANA, Mario Tenorio, quien anteayer dijo que la reforma para establecer la “ley mordaza” sería aprobada en la sesión plenaria del próximo jueves. 

A este tema se suma el debate que en 2011 iniciaron algunos partidos sobre la penalización de la crítica periodística, luego de un fallo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

Dicha sentencia señalaba que los propietarios, directores, gerentes o encargados de programas no deberían estar excluidos de responsabilidad penal cuando emitan críticas desfavorables en los medios de comunicación. 

Al final, los legisladores sustituyeron las penas de cárcel por multas contra periodistas, propietarios, editores o directores de programas cuando se cometa calumnia, difamación o injuria.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación