Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sánchez Cerén advierte con auditorías a las telefónicas por cobro de impuesto

Empresas aclararon que han aplicado el cobro del nuevo impuesto a los usuarios de la telefonía apegándose a la ley

Salvador Sánchez Cerén

“Vamos a comenzar a hacer ya auditorías a todas las empresas telefónicas y vamos a hacer inspecciones a todas”, advirtió ayer el presidente Salvador Sánchez Cerén ante la confusión generalizada que causó la aplicación del nuevo impuesto a los usuarios de la telefonía.

Según dijo, el Gobierno no será tolerante con las compañías que realicen los cobros de forma indebida. “A aquellas que están incumpliendo la ley se les va a aplicar las sanciones que establece la ley”, dijo el mandatario, durante su programa Gobernando con la Gente, realizado en Lourdes, Colón.

A modo de ejemplo, el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, explicó que si se compra saldo de teléfono por $1, se reducirán $0.13 que corresponden al IVA, además de los $0.05 centavos del impuesto. 

Ello implica, según el funcionario, un ahorro de $0.07 para los usuarios porque las tarifas se redujeron en 13 centavos de dólar. En total, el usuario pagará $0.18 por cada dólar.

“Todas las empresas tienen que bajar el 13 % de la factura al usuario, porque ha disminuido la factura en 13 %. Eso comenzó a partir del 1 de diciembre”, manifestó por su parte el presidente, quien además pidió a los usuarios que denuncien a las empresas que realicen “malos cobros indebidos”.

“Por ello yo les pido a todos que nos apoyen denunciando. No puede ser que les estén cobrando más de lo necesario”, acotó.

En ese sentido, Cáceres abonó: “El mensaje para ustedes es el siguiente: cuando compren 1 dólar ustedes sigan pagando el mismo dólar, no tienen por qué pagar absolutamente más, que en la disminución que la Siget ha establecido de hasta el 13 % del costo de la telefonía hay una compensación de $0.05 que ya está incluido”. 

Según, dijo, el otro impuesto del cinco por ciento a las utilidades de compañías arriba de los $500 mil anuales.

“Ese 5 % sí corre por cuenta de las telefónicas. Ese sí les cuesta a las telefónicas, y han utilizado la contribución para resarcirse de esa disminución y compensarse al menos con los $0.05”, acusó.

Cáceres agregó que ya comenzaron a recibir en Hacienda parte de la contribución, pero que esta no proviene de las telefónicas en este momento, sino de “aquellas empresas que importan equipos y tienen que pagar los aranceles en aduana”. 

Sostuvo que de ese impuesto se han percibido hasta el momento $626 mil. “Pero las telefónicas todavía no han integrado ni un centavo de eso. Ellos lo están recaudando desde que entró en vigencia y tienen que integrarlo el 10 de este mes”, explicó. 

Telefónicas se defienden

Pero desde que empezó el cobro del impuesto a la seguridad y la confusión generada, las telefónicas se han defendido de los señalamientos y advertencias desde el gobierno.

A través de comunicados en conjunto como Casatel (Cámara Salvadoreña de Telecomunicaciones) incluso le solicitaron a Sánchez Cerén que retrasara la aplicación del nuevo impuesto porque advertían inconvenientes y vacíos en la normativa que le ha dado vida a la medida.

Una de las últimas compañías que se ha pronunciado tras la aplicación del nuevo tributo es Tigo El Salvador. En un comunicado aclara que la aplicación de la medida la ha estado haciendo “con estricto apego a la Ley de Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia” para luego trasladar lo recaudado al ramo de Hacienda.

“Los valores de las recargas se han modificado comercialmente, con el objeto de no afectar la cantidad de tiempo aire en cada recarga al aplicar el nuevo tributo. Por ejemplo, si un cliente recarga $1.05, este recibirá $1.05 de saldo, lo cual incluye el valor del tiempo aire más el IVA y el CESC (impuesto) respectivos”, asegura Tigo.

Dice además que le ha pedido a sus clientes denunciar cuando se les cobre cualquier monto adicional a su recarga.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación