Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sánchez Cerén abogará por reforma migratoria en EE. UU.

b El presidente salvadoreño junto a su homólogo de Guatemala y delegado de Honduras se reunirán con Biden

Cientos de latinoamericanos protestan en abril del año pasado frente al Capitolio en Washington en favor de una reforma migratoria que avale la naturalización de millones de inmigrantes.

Cientos de latinoamericanos protestan en abril del año pasado frente al Capitolio en Washington en favor de una reforma migratoria que avale la naturalización de millones de inmigrantes.

Cientos de latinoamericanos protestan en abril del año pasado frente al Capitolio en Washington en favor de una reforma migratoria que avale la naturalización de millones de inmigrantes.

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, afirmó ayer que abogará este viernes en Guatemala ante el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, por una reforma migratoria que facilite la reunificación familiar y evite que miles de menores centroamericanos viajen solos a ese país.

Sánchez Cerén confirmó a periodistas que asistirá a la reunión con Biden en Guatemala, junto a su homólogo Otto Pérez Molina, y al coordinador general del Gobierno de Honduras, Jorge Ramón Hernández, para abordar el problema de los menores centroamericanos retenidos en Estados Unidos.

La mayoría de los miles de menores que han llegado solos a Estados Unidos en los últimos meses proceden de Guatemala, El Salvador y Honduras.

"Voy a asistir a esa reunión" y "dentro de los temas que yo pienso abordar está la necesidad de una reforma migratoria porque esos niños se ven obligados a buscar a sus familias, lo que están tratando (de lograr) es un proceso de reunificación familiar", argumentó.

"Es importante insistir en que en Estados Unidos se debería dar una verdadera reforma migratoria, donde la reunificación familiar pueda ser algo que se logre con los mejores mecanismos posibles", señaló Sánchez Cerén.

"Vamos a plantear al vicepresidente de Estados Unidos que se tome en cuenta buscar mecanismos jurídicos, que se puedan hacer procesos ordenados de reunificación familiar", puntualizó.

Sánchez Cerén apuntó que su Gobierno se ha movilizado en los últimos días, a través de la Cancillería y otras instituciones, para auxiliar a al menos 379 menores salvadoreños que se encuentran en albergues en Arizona (EE. UU.).

Dijo además que lanzarán una campaña de concientización de todas las familias para que "no arriesguen a sus hijos" en esa "aventura" pues no tienen la certeza de que llegarán a su destino.

Repatriarán a menores

Mientras tanto, la embajadora de EE. UU. en El Salvador, Mari Carmen Aponte, afirmó ayer que Estados Unidos tendrá que repatriar a los miles de menores centroamericanos indocumentados porque no puede legalizarlos.

"Esos niños que llegan indocumentados están fuera de estatus" migratorio en Estados Unidos y, "eventualmente, hay que repatriarlos", afirmó Aponte.

Enfatizó que ese viaje de los menores no sólo es "peligroso" e "inseguro", sino que al llegar a Estados Unidos "no necesariamente hay luz al final del túnel", porque "no hay forma de ponerlos en estatus, a menos que sea a través del proceso migratorio".

Un eventual proceso de legalización de esos menores es difícil porque no se sabe cuántos tienen padres con estatus migratorio o no, pues "esas estadísticas todavía" no existen, añadió.

"No importa si esos niños tienen padres documentados o indocumentados, ellos están indocumentados (...) por eso es que no vale la pena que estos niños emprendan ese viaje, que es tan peligroso y que los puede dejar sin vida", insistió la diplomática.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación