Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salud ya suma ocho quemados con pólvora

Cifra incluye a víctimas de explosión de pirotécnicos dentro de microbús. Salud insta a prohibir el traslado de pirotécnicos en el transporte público.

Policías custodian la Emergencia del hospital Saldaña donde ayer aún estaba la sospechosa de llevar pirotécnicos en un microbús de la ruta 11. Foto EDH /Lilian Martínez

Policías custodian la Emergencia del hospital Saldaña donde ayer aún estaba la sospechosa de llevar pirotécnicos en un microbús de la ruta 11. Foto EDH /Lilian Martínez

Policías custodian la Emergencia del hospital Saldaña donde ayer aún estaba la sospechosa de llevar pirotécnicos en un microbús de la ruta 11. Foto EDH /Lilian Martínez

Diciembre no ha empezado, pero Salud ya suma nueve quemados por pólvora. Tres de ellos por un mismo hecho: la explosión de pirotécnicos en un microbús de la ruta 11.

Sobre este hecho, ocurrido el miércoles por la tarde, la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, advirtió que es necesario prohibir que se traslade pirotécnicos en buses y microbuses del transporte público. "No es posible que se exponga a toda la población que va en el bus a un accidente de este tipo", aseveró.

El director del hospital Saldaña, Raúl Roberto Castillo, donde fueron atendidos los heridos en ese incidente, explicó que cuatro ya habían sido dados de alta ayer por la mañana, pues la mayoría de lesiones eran menores.

Tres de ellos no tenían quemaduras, sino traumas craneoencefálicos leves, por lo que estuvieron en observación 24 horas. Claudia Maribel Pérez, de 16 años; Ingrid Marisol Ramos, de 14, y Esperanza Ramírez, de 47 años.

La única persona con una quemadura de segundo grado en el 20 % de la superficie corporal, Yanira Ávalos, de 24 años, fue trasladada al Seguro Social el miércoles, explicó el doctor Iván Santana.

Hasta las 10:30 de la mañana de ayer, solo dos personas seguían hospitalizadas en la Emergencia: José Alfredo Canjura, de 48 años, y Ana Cecilia Morales, de 22 años.

Uno con un 10 % y la otra con un 12 % de su superficie corporal quemadas, pero ya se les había dado el alta.

Estos pacientes recibirán tratamiento ambulatorio con analgésicos y curaciones en unidades de Salud.

Santana explicó que ante el riesgo de que pueda haber una infección de las lesiones no es aconsejable que quienes ya fueron dados no guarden reposo, pero aclaró que no tienen "lesiones que sean incapacitantes por un tiempo prolongado".

El médico recomendó que si una persona sufre quemaduras se lave con abundante agua la zona lesionada y acuda inmediatamente a un centro asistencial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación