Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La ruta 140 con buses nuevos y aumento de la tarifa

Ayer presentaron flota de 17 buses y microbuses nuevos de seis rutas de la capital y el interior del país; algunas de esas rutas con nuevas unidades pasan a cobrar $0.35 centavos como servicio especial

17 entre buses y micribuses nuevos.

 Las modernas unidades de buses y microbuses presentadas ayer pertenecen a seis diferentes rutas que circulan a nivel local e interdepartamental. | Foto por René Estrada

Las modernas unidades de buses y microbuses presentadas ayer pertenecen a seis diferentes rutas que circulan a nivel local e interdepartamental. San Salvador 11 de Diciembre de 2015.

La exigencia del cobro electrónico para pagar el pasaje y un alza en la tarifa de los buses nuevo con aire acondicionado  son  las dos novedades que deben enfrentar los miles de ciudadanos que diariamente usan el transporte público.

Ayer los transportistas de la ruta 140 presentaron , junto a  sus similares de las rutas 125 de Chalatenango,  108 de San Juan Opico, 303 de Berlín, la 41 y la 102, una flota de 17 autobuses y microbuses nuevos que traen asientos reclinables, cámaras de seguridad, Wi Fi y en algunos casos hasta baño.

Rubén González, empresario de la ruta 140 que viaja entre San Salvador y  San Martín y socio de otra de las rutas que cubre viajes entre la capital y La Libertad, explicó que con las nuevas unidades que pondrán a circular el costo del pasaje que cobran para ir a San Martín será de $0.35 centavos (antes era de $0.20) porque ahora ya pasan a ser  un servicio especial. 

La ruta 140 ha adquirido un autobús y dos microbuses.

Sin embargo, González aclaró que en el caso de La Libertad mantendrán la tarifa de $1.50 que han venido cobrando en calidad de servicio especial. Lo mismo ocurre con la ruta 125.

La situación anunciada por la ruta de San Martín no es nueva, ya desde agosto pasado hicieron lo mismo las rutas 23 de la zona de Mejicanos y antes de eso la 29, de Ilopango.

De acuerdo a lo expuesto por Abel Reina, director presidente de Importaciones J&A y también empresario de buses de la ruta 140, en la adquisición de la flota entregada este viernes se invirtió alrededor dos millones de dólares, que provienen de un préstamo con el Banco Hipotecario.

Reina señaló que las unidades tienen diferentes precios pero hay unas que pasan de los $160 mil.

Pago con tarjeta 
La otra situación que enfrentan los usuarios del transporte público  tiene que ver con la exigencia, vigente a partir del 1 de enero próximo, de  usar el sistema de cobro electrónico.

La obligación radica en que si el dueño del bus quiere recibir el subsidio al pasaje debe  tener instalado el aparato lector de la tarjeta prepago;puesto que el subsidio es por pasajero movilizado. Hasta este mes, los subsidios eran montos fijos.

¿Cómo afectaría esta disposición a los pasajeros?
Por lógica, el transportista tratará de no  perder el subsidio, así que posiblemente exija que el pago a su unidad sea únicamente  electrónico y no en efectivo.  

El  director general de Transporte, Gaspar Portillo, explicó ayer que “más del 50 % del transporte del área metropolitana ha puesto el aparato electrónico para poder cobrar con la tarjeta, y por eso creemos nosotros que es necesario que se vaya implementando de manera gradual”.

Sin embargo, la semana pasado, Rodrigo Contreras Teos, miembro de la gremial Sipago,  declaró que de las 4,600 unidades, entre buses y microbuses, que dan servicio en el área metropolitana, solamente 1,400 tenían instalados los aparatos lectores.

Portillo explicó que quienes no utilicen el cobro electrónico de pasaje  no  tendrían compensación económica;la cual es de  dos centavos por cada pasajero que suba al microbús y cuatro centavos en el caso de los  autobuses.

“Es necesario la implementación de la tarjeta prepago y es algo que también genera la modernización, el esfuerzo de que el transporte sea más seguro”, expuso Portillo.

El funcionario explicó que  las unidades podrían seguir prestando el servicio, pese a no utilizar el sistema prepago. 

“Nosotros no estamos generando cancelaciones de permisos ni nada por el estilo. Lo único que dice el decreto es que se pagará por pasajero movilizado y para poder contabilizado los pasajeros es necesario tener el aparato electrónico”, dijo Portillo.

En El Salvador la única empresa autorizada  para dar el servicio de cobro electrónico es Subes, la cual trabaja en alianza con Sipago y Si99 .
Y las únicas unidades donde, actualmente, el pasaje se paga vía cobro el electrónico  son las del Sitramss, administrado por las tres empresas mencionadas en el párrafo anterior.

El presidente de AEAS, Genaro Ramírez, declaró el jueves pasado que ellos no instalarán los aparatos de cobro porque no les puede obligar.

“Nosotros no pensamos poner las máquinas, no vamos a utilizar las máquinas; vamos hacer usos de todos los recursos legales de hecho y derecho”, insistió el dirigente gremial. Según Ramírez, el 80 % de las unidades que aún no han firmado contrato con Subes pertenecen a las  gremiales AEAS y ATP.

La negativa del presidente de AEAS para no adherirse al proyecto del cobro electrónico es porque “legalmente ninguna ley dice que lo pueden obligar a cobrar con tarjeta ; el usuario tiene derecho a pagar como ellos quieren”, remarcó.

El hecho de que Subes sea la única empresa en brindar el servicio en el país ha sido uno de los señalamientos de varios dirigentes del sector transporte público; así como el contrato que deben firmar por diez años con dicha empresa.

“Ese es un acuerdo entre privados. Nosotros no tenemos ninguna incidencia en eso. Es donde el empresario se pone de acuerdo con la empresa que pone estos aparatos”, opinó Portillo.

En noviembre pasado, un grupo de buseros anunció su intento por implementar una tarjeta alternativa a la de Subes. El representante del Rutas Unidas, Juan Pablo Álvarez, declaró, en esa ocasión que  ellos tramitaban  ante el Viceministerio de Transporte  la tarjeta Pago Bus, la cual  sería emitida por la sociedad Trade International, su control estaría a cargo de un fideicomiso para el transporte público, y proyectaban que estuviera en vigencia en el segundo trimestre del próximo  año.

“Nosotros estamos abiertos a que cualquier empresa que cumpla con los requisitos establecidos, que pueda también poner los aparatos electrónicos, nosotros no tenemos ningún inconvenientes”, respondió ayer Gaspar Portillo.

Pero el funcionario dejó entrever que hasta el momento no había otra empresa interesada en brindar el servicio.

“Por hoy no tenemos nosotros el análisis de manera concreta de alguna empresa que también quiera poner un validador. Nosotros como digo estamos dispuestos a revisar. Están los requisitos, son públicos que permita la autorización a otras empresas”, declaró.

Pero según las declaraciones dadas en noviembre por el transportista Alvarez, ellos estaban a la espera de las observaciones que pudiera hacer el VMT al reglamento operativo, modelo de contrato de afiliación, u observaciones al modelo de escritura de constitución del fideicomiso que ellos han presentado.
Según Alvarez, las gremiales esperaban obtener las observaciones a finales de noviembre  por parte del Viceministerio de Transporte.

Al preguntar al director de Transporte, si alguna empresa ha llegado  a pedir los requisitos o presentar información para brindar el servicio de cobro electrónico, respondió: “Nosotros esperamos que el que tiene interés puede llegar en cualquier momento y por supuesto se le revisa para ver si cumple y estaríamos dispuestos”, dijo.
 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación