Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rubio: urge instituciones que ataquen la impunidad

Hablan de una institución similar a la Cicig

Roberto Rubio y Alejandro Salas, ambos representantes de Transparencia Internacional.

Roberto Rubio y Alejandro Salas, durante la entrevista en TCS | Foto por elsalv

Roberto Rubio y Alejandro Salas, ambos representantes de Transparencia Internacional.

El director ejecutivo de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), Roberto Rubio, aseguró que para combatir la impunidad y la corrupción en el país necesita una instancia que ataque “y en serio”, ese problema.

Para Rubio, no importa si es una instancia similar a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), sino de un mecanismo que sirva de apoyo a la Fiscalía General de la República para que investigue “la corrupción de aquellos sectores que tiene la capacidad de resistir, y tienen el poder de resistir”, dijo.

El director ejecutivo de Funde estuvo ayer en la Entrevista Frente a Frente junto a Alejandro Salas Hernández, director regional para las Américas de Transparencia Internacional.

Ambos analizaron los problemas de corrupción que enfrenta América Latina, y los problemas que presenta El Salvador.
Al preguntársele si era necesario una (Cicig), Rubio destacó que “idealmente es necesaria”; pero ya el FMLN y ARENA se manifestaron que no porque el monopolio de la investigación los tiene la Fiscalía General de la República, y por lo tanto no puede haber una Cicig en El Salvador, dijo.

Sin embargo, mencionó que un el magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Rodolfo Delgado, dijo que “constitucionalmente no es cierto que la Fiscalía es la única dueña del monopolio (de investigación”, expresó.

Para el ejecutivo de Funde, tal parece que al gobierno, el FMLN y ARENA, como que les incomoda que el país cuente con un mecanismo de investigación como el que tiene Guatemala.

Dado a que la inviabilidad política no permite tener una comisión de ese tipo, que investigue la impunidad y la corrupción, Rubio explicó que su planteamiento va en el sentido de que se pueda buscar una alternativa “porque aquí lo importante es acabar con la impunidad”.

Por su parte, Alejandro Salas manifestó que la corrupción en Centroamérica, dejando un poco de lado a Costa Rica, es lamentable.
Agregó que como Transparencia Internacional, lo que han encontrado es que la corrupción no está ligada necesariamente a la pobreza, sino a la fortaleza de las instituciones democráticas.

“Es una lección importante, la excusa de que como somos pobres, somos desordenados o hay más corrupción, no es cierta, tiene que ver con la institucionalidad”, insistió Salas.

Agregó que, en el fondo, se necesita justicia y una Fiscalía General de la República que sea autónoma y muy independiente.
Para él, una comisión que tome forma como con la que cuenta Guatemala “está bien”, y si toma otra fórmula que se genere en el país “está bien”, indicó; pero lo importante es que debe tener autonomía.

Sobre si tener una comisión como la de Guatemala es “una injerencia”, el director regional para las Américas de Transparencia Internacional expresó que eso es un debate ideológico y un pretexto, porque de lo que se trata es “tener un organismo autónomo que pueda investigar no importa qué tan poderoso sea él o la empresaria, el político, sino que pueda con decisión, sin miedo, hacer que caiga quien caiga cuando lo merezca”.

Agregó que la Cicig, en Guatemala, ha tenido una muy buena acogida y repercusión positiva, y en Honduras se está discutiendo lo mismo.
Salas sostuvo que lo importante es acabar con el flagelo de la corrupción e impunidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación