Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

“Un proyecto que tenía desde hace tiempos el continuar los estudios”

Don Martín Murillo, estudiante de bachillerato a Distancia, habla del esfuerzo que hace y también de sus sueños 

Martin Lorenzo Murillo es un estduiante de EDUCAME

 Martín Lorenzo Murillo dice estar satisfecho con la educación a distancia, pero reconoce que sería bueno que les enseñaran computación.  | Foto por Mauricio Cáceres

 Martín Lorenzo Murillo dice estar satisfecho con la educación a distancia, pero reconoce que sería bueno que les enseñaran computación. 

Por razones económicas Martín Lorenzo Murillo Solis, tuvo que dejar de estudiar cuando había alcanzado el noveno grado. Ahora, a los 46 años, cuando sus cuatro hijos ya crecieron,  ha hecho el esfuerzo por volver a las aulas para sacar el bachillerato en la modalidad a distancia.

  “Fue un proyecto que tenía desde hace mucho tiempo, el querer darle continuidad a los estudios, y anduve por allí tocando teclas para ver quién me informaba de un programa que se ajustara a mis condiciones de horario del  domingo”, explica Murillo Solis, quien durante toda la semana labora como bodeguero.

 Martín Lorenzo, quien es originario de Potonico, Chalatenango, explica que se programa para atender su trabajo, sus responsabilidades con la iglesia en la que se congrega y con sus estudios. Los días domingo, lunes y martes se acuesta a las diez de la noche, pero el resto se desvela estudiando y sacando las tareas que le han dejado los profesores.

“Como me ve estudié anoche desde las nueve de la noche hasta las 12 y me levanté a las cuatro (de la mañana) para salir con mis compromisos laborales”, expresó.

Comenta que para  poder mantener el ritmo toma muchas vitaminas.

El esforzado estudiante explica que está satisfecho de la educación que se le brinda en el servicio educativo a Distancia, del programa de Modalidades Flexibles del Ministerio de Educación, pues considera que es exigente, tal como si asistiera a clases de lunes a viernes en el sistema regular.

“No solamente es de llegar a estudiar el  domingo, (hacer) unas pocas tareas y luego cruzar el año”, precisa este chalateco.
Las asignaturas favoritas  son Ciencias, Lenguaje y estudios sociales.

En sus planes están el de continuar  en la universidad y su apuesta está en la de convertirse en  Ingeniero Agrónomo o agroambiental.
¿Porqué le gustaría ser un Agrónomo?  Martín Lorenzo dice que nació en el seno de una familia de agricultores. 

“Me ha gustado mucho el campo. Es más siempre me gusta. Cada año siembro semillas para que esos árboles en dos meses estén listos para ser trasplantados, y los entregamos a diferentes personas que quieren cuidarlos. Eso con el fin de ayudar al medio ambiente”, aseveró.

Así él considera que al estudiar agronomía sería con la visión de en un futuro, ya como profesional, servir mejor a su comunidad.

En la actualidad  atiende sus clases de bachillerato general en el Centro Escolar España junto a otros jóvenes adultos y adultos mayores con los que dice sentirse bien y apoyado.

“No me esperaba que yo me iba a sentir mal con los jóvenes, sino que yo esperaba que los jóvenes se iban a sentir incómodos conmigo, pero esa fue la sorpresa que desde el día que llegué... me dieron ese apoyo y se pusieron a la orden unos cinco jóvenes”, asegura.

Dice que estudiar requiere una dosis de sacrificio, sin embrago Martín Lorenzo hace un llamado a otros jóvenes y adultos que han dejado de estudiar para que se animen y se incorporen para terminar sus proyectos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación