Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La preocupación crece en zona de Ayutuxtepeque

Habitantes del cantón Zapote Abajo se siguen enfermando. Piden mayor atención

Familias enteras han sido afectadas con el nuevo virus en Ayutuxtepeque. Fotos EDH/ Douglas Urquilla

Familias enteras han sido afectadas con el nuevo virus en Ayutuxtepeque. Fotos EDH/ Douglas Urquilla

Familias enteras han sido afectadas con el nuevo virus en Ayutuxtepeque. Fotos EDH/ Douglas Urquilla

En la casa de Guillermo Hernández, desde hace algunas semanas se bañan con una agua cocida con hierbas. Esa es la manera como dicen logran aliviar el dolor intenso en las articulaciones, porque la acetaminofén que les entregan en la unidad de salud poco se los calma.

En su terreno, en el cantón Zapote Abajo, Ayutuxtepeque, hay tres viviendas construidas de lámina. Ahí habitan siete personas, de todas, solo dos no han sido afectadas por el virus que se cree es el chikungunya.

El primero en presentar los síntomas fue su hijo mayor; un día se despertó casi "tieso" y los dos siguiente no pudo levantarse de la cama por los dolores intensos en las articulaciones.

Luego siguió la esposa del hijo mayor y sus dos niñas con los mismos síntomas, incluyendo una bebé de tres meses y medio a quien le dio fiebre de 39 grados.

Posteriormente apareció María, la esposa de Guillermo Hernández, con la dolencia. "Si no es por él, quizá estuviera 'tiesa', porque me coció esa agua y también estuvo pendiente de darme los medicamentos porque estuve dos días en cama, de ahí solo con dolor de hueso he quedado", comentó la señora.

Su hijo menor y su nuera embarazada no se escaparon de la infección. La joven, incluso, fue hospitalizada cinco días, añadió Hernández.

En una holla mantienen el agua cocida con siete distintas hierbas "con eso nos estamos bañando porque sino nos vuelve a dar", declaró Hernández.

Agregó que en la unidad de salud solo les dan diez acetaminofén y que eso en tres días se les termina y lo grave de la enfermedad dura de cinco a siete días.

"Lo que quisiéremos es que las autoridades de salud envíen un especialista que venga hacer un análisis profundo y determine cuál es en realidad del problema", agregó Hernández.

A finales de abril, en el cantón Zapote Abajo comenzaron aparecer personas con fiebre intensas, dolor fuerte en las articulaciones y erupciones en la piel que rápidamente se propagó en la zona. En junio el Ministerio de Salud (Minsal) hizo un estudio epidemiológico en la región.

El Minsal encontró a 181 de 285 personas con los mismos síntomas. El 15 de junio, las autoridades detallaron que cinco de las seis muestras de sangre tomadas en la comunidad dieron positivas al virus africano chikungunya, pero se está pendiente de la confirmación del Centro de Control y Prevención de Enfermedades en los Estados Unidos.

Hasta esa fecha se registran 1,122 personas con la enfermedad en Ayutuxtepeque, Mejicanos, Apopa, San Salvador y San Vicente.

En el cantón el Zapote la preocupación ha aumentado. "Quisiéramos saber qué se puede hacer porque sabemos que cuando le llega a uno en la familia, le llega a todos", manifestó Dinora López.

En su terreno viven 13 personas, de ellas siete son niños y a tres de la familia ya los afectó la enfermedad.

"Al niño de mi hermana le agarró, le salieron como llagas donde le brotó la calentura, le dolían los huesos y no podía ni caminar", expresó Dinora.

Ayer se dedicaron a limpiar el patio y tirar las botellas en las que se puede acumular agua porque el personal de salud les informó que el causante de la enfermedad, a la que en la zona los niños y los adultos la han bautizado como la quebradora o la quiebra huesos, se transmite por el zancudo, el mismo que infecta contra el dengue.

Jorge Luna, del Comité de Salud y Medio Ambiente de la comunidad, expresó que hoy tienen más dudas que respuestas, sobre todo porque la infección se propagó tan rápido.

"Lo que pedimos es mayor atención médica y que nos digan realmente qué es lo que está pasando", expresó Luna.

El personal de Salud ha llegado a visitar los hogares y dar recomendaciones para prevenir la infección.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación