Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pólvora causa lesiones graves en el 63 % de víctimas

Entre noviembre y ayer, el Minsal reportaba 29 lesionados con productos pirotécnicos

Parte de los morteros que quedaron en la cohetería que explotó ayer en Tonacatepeque. foto edh / MAURICIO CÁCERES

Parte de los morteros que quedaron en la cohetería que explotó ayer en Tonacatepeque. foto edh / MAURICIO CÁCERES

Parte de los morteros que quedaron en la cohetería que explotó ayer en Tonacatepeque. foto edh / MAURICIO CÁCERES

El 63 por ciento de las personas quemadas con pólvora, entre el 1 de noviembre y el 23 de diciembre, sufrieron lesiones de gravedad, de acuerdo con los datos del Ministerio de Salud (Minsal).

El 41 por ciento presentó quemaduras de segundo grado y un 22 por ciento de tercer grado.

"Las quemaduras grado dos y tres requieren hospitalización, son las que más daño le producen a los tejidos", expresó Violeta Menjívar, ministra de Salud. La funcionaria agregó que es una situación que les preocupa.

Hasta las 9:00 de la mañana de ayer, el Minsal reportaba 27 víctimas de la pólvora, pero a las estadísticas se le sumaron los casos de dos niños lesionados en la explosión de una cohetería en Tonacatepeque.

De los 27 casos, 17 presentan quemadas de segundo y tercer grado.

En tan solo una semana, la cifra de afectados por los pirotécnicos pasó de 19 a 29, es decir diez casos nuevos.

El año pasado a la misma fecha, el Minsal registraba 34 víctimas de los productos pirotécnicos, es decir, que al momento hay una reducción de un 20 por ciento.

Según el informe del Minsal dado a conocer ayer, el 52 por ciento de los lesionados con pólvora son niños y adolescentes entre 1 y 18 años, el resto son mayores de 19 años.

Menjívar explicó que el grupo de edad más afectado es el de 19 a 59 años, este representa el 44 por ciento, seguido del de 5 a los 18 años con el 41 por ciento.

"Sigue el problema porque casi un 41 por ciento, que es bien alto, son niños entre 5 y 18 años", comentó la ministra.

Julio Robles Ticas, viceministro de Servicios de Salud, manifestó que de los 27 casos, seis han sido atendidos en el hospital Bloom, cuatro de ellos fueron ingresados.

Todos proceden del área urbana, cuando ocurrió el incidente ninguno tenía supervisión de un adulto; dos se quemaron con morteros y dos más con pólvora china.

Los infantes fueron afectados en sus ojos, cuero cabelludo, cara, cuello, oreja, pierna, manos y dedos.

La mitad de los pacientes del Bloom sufrieron lesiones de tercer grado, las de mayor gravedad.

"Hay que prestarle una especial atención a la campaña, con la pólvora no se juega. El miedo que tenemos nosotros es que mañana inician las fiestas Navideñas y es cuando los casos incrementan, por lo tanto es importante prestar mucha atención y que nuestra población esté informada del daño que significan los productos pirotécnicos", agregó Robles Ticas.

De las 27 víctimas, el 89 por ciento son del sexo masculino y el 70 por ciento proceden del área urbana. Los morteros causaron el 26 por ciento de los quemados y la pólvora china 15 por ciento. También hay quemados por volcancito, buscaniguas y silbadores, estos dos últimos productos están prohibidos.

"Nos preocupa de que el día de mañana puedan haber más casos, el llamado siempre es, sobre todo a los adultos, a los padres, madres, familiares de los niños y niñas a protegerlos, ningún niño tiene que comprar o vender una pólvora y pedimos reiteradamente que si deciden reventar pólvora sea por un adulto", acotó Menjívar.

El viceministro de Servicios de Salud expuso que una consulta por una quemadura leve le cuesta al Minsal $20, cuando es de segundo y tercer grado el primer día se gasta entre $350 y $400, porque se le limpian las heridas y se le quita el tejido dañado, ese procedimiento se repite los siguientes días.

Agregó que cada día de hospitalización tiene una inversión de $250 a $300, y en promedio pasan de dos a tres semanas ingresados.

Eduardo Espinoza, viceministro de Políticas Sectoriales, manifestó que no hay pólvora segura, que hay dos quemados con estrellitas y dos con volcancitos.

"La única pólvora segura es la que no se revienta y la que no se fabrica, todo la demás es susceptible de causar daño", acotó Espinoza; quien además recordó que la Ley Especial para la Regulación y Control de las Actividades Relativas a la Pirotecnia contiene multas que van desde uno a 40 salarios mínimos del sector comercio.

"Entre las causa graves está la fabricación, almacenamiento, transporte y comercialización sin autorización, se considera una falta muy grave la contratación de niñas y adolescentes para fabricar cohetes", dijo el viceministro.

Agregó que se considera una causa grave que los responsables de los niños no estén supervisándolos, al igual que vender o proporcionarles pólvora.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación