Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pacientes con leucemia, sin recibir el tratamiento

El Minsal asegura que los medicamentos donados están en el país, pero a los afectados les informaron que están en Panamá

Sin esta medicina, la leucemia puede convertirse en aguda. Foto EDH / René Estrada

Sin esta medicina, la leucemia puede convertirse en aguda. Foto EDH / René Estrada

Sin esta medicina, la leucemia puede convertirse en aguda. Foto EDH / René Estrada

Son 151 pacientes del hospital Rosales con leucemia mieloide crónica y 15 con otro tipo de cáncer en riesgo de recaer por la escasez del fármaco Glivec, un producto donado por la empresa Novartis a través de la fundación Max.

El problema es que el Ministerio de Salud (Minsal) no ha pagado el impuesto que supera los $300 mil para que ingrese el producto, el cual se encontraba en Panamá ayer, según manifestó un grupo de afectados.

Ante el desabastecimiento, en los últimos dos meses, a los pacientes se les limitó la entrega del fármaco. Antes se les entregaba cada dos meses, hace un tiempo cada 15 días, pero el producto se agotó.

El temor de los sobrevivientes de cáncer es recaer y tener que someterse a la quimioterapia, no resistirla y morir.

Timoteo Chávez fue diagnosticado con leucemia en 2005 y desde entonces es tratado con el Glivec. Él aseguró que lleva alrededor de dos meses sin recibir el producto.

"Así como yo, muchos de mis compañeros pueden recaer y la enfermedad nos puede atacar agresivamente, comentó el señor.

Jaime Escobar, padre de una adolescente afectada, dijo que los pacientes tienen un riesgo alto sin la medicina: "El medicamento les permite llevar una calidad de vida aceptable porque la mantiene nivelada su enfermedad para que no haya ninguna alteración en su cuerpo".

Escobar indicó que la empresa que les dona el producto envió el fármaco, que está en Panamá, pero por ley no puede entrar al país hasta que se pague el impuesto.

Agregó que el hospital ya no tiene Glivec, que su hija solo posee tabletas para cuatro o cinco días más, luego no saben qué harán.

"Hemos estado viniendo cada 15 días para recoger el medicamento, pero ya no hay, al faltar empiezan las alteraciones físicas, decaimiento, dolores...", indicó Escobar.

Una buena parte de los afectados marchó ayer hacia el Minsal para entregar una carta a las autoridades, exponer el problema y la preocupación que no los deja tranquilos.

A la vez pidieron que se gestione ante el Ministerio de Hacienda y la Asamblea Legislativa que se exonere del IVA los medicamentos donados.

Dos representantes del Minsal recibieron a los pacientes. Uno de ellos fue Giovanni Guevara, director de Medicamentos y Productos Sanitarios, quien les manifestó que conocían la situación y estaban en trámites de resolver el inconveniente. Aseguraron que las autoridades tenían la disposición de absorber el impuesto.

De acuerdo a Escobar, una vez el Minsal pague el impuesto, el Minsal debe informar a la fundación para que envíe el producto al país.

El Ministerio de Salud en su cuenta de Twitter reaccionó ante la protesta de los pacientes con cáncer: "Ministra Menjívar informa que medicamentos para leucemia están en el país y están en proceso de distribución".

Lo anterior contradice lo que el representante del Minsal les dijo en privado a los afectados. "De hecho, el doctor Giovanni Guevara nos dijo que el medicamento todavía está en Panamá", indicó Escobar.

Después de salir del Minsal se dirigieron a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos para abordar la problemática.

La titular de Salud declaró: "El medicamento de la leucemia ahorita está en proceso de desaduanaje, ya está en el país, ya estamos haciendo los arreglos para que pueda llegar a los pacientes".

Héctor Valencia, jefe del Servicio de Hematooncología, expresó: "Nosotros ya no tenemos más medicamentos. A algunos se les estaba dando cada dos meses, pero últimamente cada quince días". Agregó que si no proporcionan el fármaco, las personas comenzarán a recaer; la alternativa es proveerles otro producto, pero el problema es que es tóxico para todas las células, al contrario del Glivec.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación