Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Paciente del hospital Zacamil en los pasillos y sin cupo para las cirugías electiva

En el hospital hay un tomógrafo, pero necesitan 15 mil dólares para la instalación eléctrica y que les asignen especialistas para utilizarlo

Hospital Zacamil

Pacientes del hospital Zacamil esperan en los pasillos a que les asignen una cama hospitalaria. | Foto por EDH

Pacientes del hospital Zacamil esperan en los pasillos a que les asignen una cama hospitalaria.

Los enfermos que llegan al hospital público de Zacamil y que  necesitan ser ingresados deben esperar por una cama hospitalaria en el pasillo de la Emergencia durante horas. Algunos, hasta días.

Este martes  por la mañana más de una decenas de pacientes estaban en esa circunstancia.
Incluso, el Sindicato de Médicos Trabajadores del Hospital Nacional Zacamil (Simehzac) denunció ayer que recientemente un “paciente tuvo que esperar 12 días por una cama hospitalaria”.

El director de sanatorio, Douglas Martí, aceptó el problema que tienen para  darle un espacio en los servicios médicos a los enfermos.

Como ejemplo,  recordó que hace unas semanas tenían 42 pacientes “adicionales” ingresados. “Hay pacientes  esperando ingreso a sala, estaban en camilla”, dijo el director.

El hospital Zacamil fue construido, hace 22 años, con capacidad de 200 camas hospitalarias.Actualmente tiene 235. Lo cual no es suficiente par responder ala demanda.

El director explicó que desde hace cuatro o cinco años  enfrentan ese problema.

El funcionario añadió que cada cuatro o seis meses solicitan recursos humanos para el hospital; sin embargo, aseguró que “el  número de camas no se puede aumentar”.

Esperan cirugía electiva

Pero una cama hospitalaria no es  lo único que les ha tocado enfrentar a los enfermos del Zacamil. Obtener fecha para una cirugía electiva es otro problema.

El doctor Milton Brizuela,  del sindicato de médicos, denunció que no pueden programar cirugía electivas hasta el próximo año; lo cual puede complicar la situación de salud de algunos pacientes.

“Como médicos no necesitamos inventarnos nada porque los pacientes lo viven día a día”, dijo Brizuela.

El señalamiento del sindicato, también fue aceptado por la administración del hospital, sin embargo expuso que la causa de ello es la atención a las víctimas de la violencia que azota el país.

“La situación existe...  Hay un incremento de la cirugía de emergencia, eso afecta las cirugías electivas”, declaró la  sub directora del Zacamil, Antonieta Peralta.

La subdirectora calificó de   una circunstancia especial, por la situación de violencia en el país y el hospital ha recibido bastante carga de pacientes con lesiones externas.

 Sin embargo, Peralta no precisó cuánto será el tiempo de espera para las operaciones electivas. Añadió que ellos tienen registro de pacientes que se quejan de que no les realizaron la operación porque el médico no llegó.

Polémica por la oficina de denuncias

En el centro asistencial existe una oficina para recibir las denuncias de los pacientes.

Los médicos sindicalistas dicen que en ese lugar solo reciben denuncias cuando van contra el personal y rechazan las que se refieren a falta de insumos , exámenes u otras carencias del sanatorio, expuso el doctor Brizuela.

El sindicato de doctores, además, pide la destitución de la subdirectora, a quien acusan de acoso laboral.

Pero la subdirectora dijo que en esa oficina se reciben todas las denuncias.

Ella expuso que la principal denuncia que reciben es sobre  maltrato a los pacientes y la segunda la falta de medicamentos.

Para la doctora Peralta, la denuncia de Brizuela  se debe a que  “él se siente acosado” laboralmente.

Luego añadió que parte de las denuncias presentadas por los pacientes son con referencia a médicos que no cumplen sus horarios laborales. “Hay médicos que no vienen a dar consulta”, comentó.

El director Martí explicó que el nivel de abastecimiento del Zacamil es del 87 por ciento. “Sí hacen falta algunos (medicamentos), pero los básicos los tenemos”, aseguró  el director.

Sin máxima Emergencia

A pesar de que el servicio de Máxima Emergencia fue inaugurado en enero de este año, los pacientes aún no estrenan las instalaciones.

“Con un fin meramente propagandístico y electorero las autoridades del Minsal inauguraron el área de Máxima Urgencia, que desde ese día hasta la fecha  permanece cerrada”, denunció Brizuela.

La  ministra de Salud, Violeta Menjívar, llevó a cabo la inauguración.En el portal web del ministerio aún está colgado el comunicado de prensa en el que se expone: “La funcionaria visitó la Máxima Urgencia, que ahora tiene capacidad para 6 pacientes; antes solo tenía capacidad para 2 pacientes, y la inversión para la remodelación de este servicio que incluye la sala de espera en la emergencia suma 59 mil 876 dólares”.

Este martes, el director del Zacamil explicó que el equipo de la Máxima Urgencia explicó que “en el proyecto financiado por el BID se solicitó también el equipamiento y es el equipamiento a lo que estamos a la espera y también el recurso humano”. Actualmente la sala está cerrada con candado.

Para atender pacientes delicados en el Zacamil en las áreas de medicina interna y de cirugía general hay espacios que funcionan como unidad de delicados, donde hay pacientes ventilados. “Incluso tenemos un paciente ahí que ya tiene 33 días”,  aseguró Martí.

Tomógrafo sin utilizar

Otra de las áreas cerradas con candado es donde está el tomógrafo, modelo 2014, el cual fue donado por Japón en agosto.
Martí explicó que aún está pendiente la instalación eléctrica para lo que es necesaria una inversión de 15 mil dólares.

Tampoco hay  presupuesto para el funcionamiento y el personal necesario. “Es una gestión que ya se hizo a nivel central del recurso humano que se necesitaría ahí, radiólogo y técnicos en radiología para le funcionamiento óptimo del tomógrafo.

Pero todavía no hay respuesta de esas solicitudes.

El médico sindicalista Andrés Gregori  opinó que mientras el tomógrafo estaba ahí sin utilizarse, en la unidad de Rayos X había necesidades que no se estaban cubriendo.

El tomógrafo es parte del equipo donado por Japón al país.  En marzo de 2013 , diplomáticos de El Salvador y Japón  firmaron un acuerdo que permitirá la cooperación financiera no reembolsable de equipo médico y tecnológico, por un monto de $7.7 millones de dólares para beneficio de la población salvadoreña, informó el Minsal a través de su página web.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación