Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nuevo TSE hereda deuda de $7.5 Mlls. y 86 licitaciones estancadas

Nuevo TSE hereda deuda de $7.5 Mlls. y 86 licitaciones estancadas

Nuevo TSE hereda deuda de $7.5 Mlls. y 86 licitaciones estancadas

Nuevo TSE hereda deuda de $7.5 Mlls. y 86 licitaciones estancadas

Eugenio Chicas concluyó el pasado 31 de julio su periodo de cinco años como presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), al igual que el resto de los ahora exmagistrados, Fernando Argüello, Gilberto Canjura, Walter Araujo y Eduardo Urquilla, quienes dejan tras de sí una deuda millonaria con los proveedores de las elecciones presidenciales 2014 y más de 80 procesos de licitación estancados.

Lo anterior lo confirmó a El Diario de Hoy, el extitular del TSE, Eugenio Chicas, un día antes de concluir su mandato al frente de la institución electoral, al reconocer que heredan esos problemas a los nuevos magistrados, aunque justificó que también dejan cosas buenas.

De acuerdo con Chicas, quien representó en esa instancia a su partido FMLN, entre los embrollos que dejan y que deberán de solventar sus sucesores, está una deuda de más de 7 millones de dólares con varias empresas que les prestaron servicios en las pasadas elecciones presidenciales.

"Los retos que tenemos, pues pagar 7 millones y medio (de dólares) de la última elección, que eso siempre es así, siempre se paga poco a poco transcurrida una elección, siempre hay retrasos presupuestarios por parte de (Ministerio de) Hacienda, son fondos debidamente presupuestados", argumentó el extitular del organismo electoral.

Eugenio Chicas es un alto dirigente del partido FMLN, pues es miembro de la comisión política de dicho instituto. En junio anterior su nombramiento fue declarado inconstitucional por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que estableció que el TSE no debe estar integrado por magistrados que tengan afiliación partidaria. No obstante, en la sentencia se dejó establecido que Chicas debería terminar el periodo de cinco años que concluyó el 31 de julio pasado.

Chicas admite que quedan pagos millonarios pendientes a varios proveedores, como a la empresa española Indra, que fue contratada para recolectar los datos de las votaciones y realizar la transmisión de los resultados electorales, en los cuales se dio como ganador a Salvador Sánchez Cerén, actual Presidente de la República.

"Son varios proveedores, algo de comunicaciones, la empresa que nos ayudó a transmitir resultados, estamos todavía pagando cosas del sistema de transporte; o sea, básicamente eso", manifestó el exfuncionario del TSE.

De acuerdo con Chicas, la deuda con la empresa transmisora de los resultados electorales ronda los $1.4 millones, deuda similar a la que mantuvo el organismo electoral con dicha empresa española después de transcurridos varios meses de los comicios legislativos de 2012, y casi a las puertas de las elecciones de 2014.

Al igual que en esa ocasión, Eugenio Chicas sostuvo que saldar las cuentas pendientes actuales con los proveedores de las elecciones pasadas está en manos del ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, quien, según dijo, hasta el momento no ha hecho los desembolsos, a pesar de que forman parte de los $40 millones que le fueron aprobados como presupuesto para las pasadas elecciones presidenciales que se definieron en dos vueltas.

Freno a contrataciones

Pero además de esos problemas financieros que dejan los magistrados salientes, quedan estancados 86 procesos de licitación para la contratación de servicios para la ejecución de las elecciones de 2015 para elegir a los 262 Concejos Municipales, a los 84 diputados a la Asamblea Legislativa, más los 20 diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen).

"Las elecciones están establecidas para desarrollarse el 1 de marzo, eso no cambia. Lo que puede alterarse es que el nuevo organismo colegiado tenga dificultades en poder hacer todo el proceso de licitación, porque hay procesos de licitación que llevan 90 días (de trámite) y hasta más, y son 86 procesos de licitación pública", advirtió el exfuncionario.

Aunque el expresidente del TSE aseguró que muchos de los procesos de licitación tuvieron que iniciar en abril anterior, él considera que los nuevos magistrados pueden salir avante con el desarrollo de las mismas, aunque tendrán un costo adicional.

"Lo que ocurre en esos casos es que hay que suprimir los procesos de licitación e ir a compra directa. Eso encarece algunos costos y eso no es lo que uno quisiera, pero al no haber la disponibilidad (de dinero) en tiempo, pues hay que acudir al mecanismo de compra directa", argumentó.

La situación se complica si se toma en cuenta que los anteriores magistrados habían solicitado al Ministerio de Hacienda un total de $36 millones para la ejecución de los próximos comicios, pero el encargado de las finanzas del estado solo les ofrece $20 millones, los cuales aún no han sido aprobados y, según Chicas, mucho menos ha habido algún desembolso.

Todo lo anterior complica el trabajo que deberán desarrollar Julio Olivo, nuevo titular del TSE, junto a los magistrados recién electos por la Asamblea, Jesús Ulises Rivas, Miguel Ángel Cardoza, Fernando Argüello y Guadalupe Medina, estos dos últimos fungieron en el anterior TSE.

Pero no todo es negativo a criterio del magistrado saliente. A su juicio, dejan como legado a las nuevas autoridades del TSE, un edificio propiedad de la institución y una planilla de empleados capacitados en materia electoral. "Dejamos la institución con un edificio. Hoy (el edificio) Durman ya se inscribió a favor del Tribunal Supremo Electoral, aunque lo vamos pagando poco a poco, pero ya es propiedad del Estado. Dejamos una planta de técnicos, gerentes, administradores, administradoras, directores, directoras muy buenos, con más de 20 años de experiencia en materia electoral", aseveró el extitular del TSE.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación