Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Crítica a postura de FMLN

“Nos preocupa, pero no nos sorprende"

Directivo industrial señaló que FMLN nunca abandonó la confrontación.

Clausura del Primer Congreso Nacional del FMLN

En su congreso el FMLN volvió a utilizar términos como “oligarquía” para referirse a los empresarios del país. Foto EDH/ | Foto por DU

San Salvador 0111 2015. En el cierre del Primer Congreso Nacional del FMLN, en el que asistieron meas de 1,800 delegados nacionales del partido, as? como delegaciones de Venezuela, Cuba, Vietnam, China, Nicaragua, Costa Rica, Estados Unidos, entre otros. En el cierre del evento aprobaron tres documentos que no son p?blicos. Foto. Douglas Urquilla

La propuesta firmada por el FMLN en su reciente congreso, para aumentar el control del Estado en la economía y reducir a la gran empresa, no es un pensamiento coherente con los tiempos actuales. Es además una postura histórica que el partido en realidad nunca abandonó, expresó el director de la junta directiva de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Carlos Rivera Richardson.

Ante las declaraciones del partido de izquierda durante su congreso, realizado la primera semana de noviembre, el empresario dijo que la postura “nos preocupa pero no nos sorprende”.

No sorprende porque el FMLN ha mantenido en sus años de existencia una visión filosófica en la cual siempre existe la confrontación. “Para ellos no puede existir un avance sin lucha”, expresó Rivera Richardson.

Es bajo esa lógica de lucha de clases que el partido de izquierda ha catalogado a los empresarios como enemigos desde hace varios años, algo que solo confirmaron en el congreso efemelenista.

“¿Qué es lo que uno hace con los enemigos? Tratar de destruirlos. Caemos en la retórica cuando realmente el Estado lo que tiene que hacer es facilitar que las empresas se puedan desarrollar más armónicamente, ir avanzando en cooperación”, expresó el empresario destacado en la industria química.

Además añadió que el desarrollo económico y social no puede alcanzarse en una sociedad que vive en constante conflicto entre sus miembros.

Por otro lado, mientras ese pensamiento no es nuevo en el FMLN, es algo en lo que, en opinión de este representante gremial, ya no se puede seguir pensando en este momento histórico.

Esto porque, según él, la mayoría de los grandes progresos económicos y sociales de la actualidad están relacionados con el emprendedurismo y la tecnología.

Mientras la empresa habla otro idioma, el de resultados y desarrollo a través  de la cooperación, no se puede proponer una lucha que reduce las iniciativas emprendedoras y oportunidades sociales, dijo.

Nuevas oportunidades

El industrial llamó además la atención sobre el gran desacuerdo entre esta visión de mundo y los intereses de los jóvenes.

“Yo le aseguro que todos los jóvenes que están saliendo lo primero que van a pedir es un lugar donde trabajar. ¿Cómo lo vamos a hacer así?”, señaló.

En ese sentido, Carlos Rivera Richardson insistió en que la visión debería ser fomentar el emprendedurismo y facilitar el trabajo de las empresas en el país, sobre todo porque una de sus principales consecuencias es la generación de empleo.

Por otro lado se refirió a uno de los documentos que el FMLN utilizó en su congreso. En una de las páginas se refiere a los “antivalores” del modelo neoliberal de los cuales son víctimas los jóvenes.

“Yo no lo voy a acusar a él (el joven)  de antivalores por tener un celular de última generación o porque tiene la aspiración de tener una refrigeradora en su casa o un vehículo”, respondió Rivera Richardson.

Desde su punto de vista, ese comportamiento en realidad se trata de un deseo natural por superarse y crecer económica y profesionalmente.

El empresario hizo un llamado a los jóvenes para que lean, estudien y entiendan que el desarrollo social requiere de obligaciones que ellos deben cumplir con la sociedad y sus familias. No se trata solo de derechos y tampoco es algo que un Estado puede dar a los ciudadanos.

Confrontación

El antagonismo entre el FMLN y la empresa privada se ha hecho patente este año. Paradójicamente el Gobierno de Salvador Sánchez Cerén inició su gestión con llamados al diálogo y la unidad, pero gradualmente se ha vuelto hostil con el sector privado.

Este año la recaudación de impuestos ha sido un punto de tensión. En un primer momento se acusó de evasores a cientos de empresas, muchas de las cuales aún tienen casos pendientes de revisión.

Posteriormente el Gobierno ha promovido la aprobación de nuevos impuestos al sector privado y la sociedad civil. Esto ha sido criticado por ser una carga más en el bolsillo de las personas.

Uno de los últimos puntos del tema ha sido la iniciativa de castigar con cárcel a las personas que evadan impuestos, aún si esta deuda es pagada.

Sobre esta coyuntura el director de la ASI indicó que el partido FMLN no puede tachar a todos los empresarios como evasores de impuestos. “¿De dónde salen entonces los 4.5 mil millones de dólares para el presupuesto nacional?”, planteó.

Por otro lado los empresarios han criticado que el Gobierno no tomó en cuenta las recomendaciones de seguridad que hizo Rudolph Giuliani durante el Encuentro Nacional de la Empresa Privada (Enade) de este año.

Giuliani fue contratado por las gremiales empresariales para hacer un diagnóstico de seguridad y ofrecer estrategias para combatir la criminalidad. Las iniciativas más ambiciosas fueron entregadas únicamente al gabinete de gobierno, pero no se ha vuelto a hablar del tema.

Fracaso

Este representante industrial finalizó sus comentarios sobre el congreso del FMLN parafraseando al primer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill, quien calificó al socialismo como “la filosofía del fracaso”.

Señaló que Venezuela es un ejemplo claro de cuán dañina es esa sociedad.

Con todos los ingresos obtenidos por la venta de petróleo durante los últimos 15 años consideró que no es posible que no hayan logrado invertir en mejorar la educación, contratar profesores en áreas de ingeniería y ciencias para sacar adelante al país.

Por último se refirió a que el régimen de este país es considerado un “faro” por el FMLN. 

“Ese faro es cierto, está iluminando pero agarró fuego, eso se está destruyendo, se está desmoronando. Ese faro está equivocado”, concluyó.

Yo no lo voy a acusar a él (joven)  de antivalores por tener un celular de última generación o porque tiene la aspiración de tener una refrigeradora en su casa o un vehículo
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación