Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Niña que resultó quemada al causar incendio con una estrellita muere en el Bloom

La infante tenía el 40 % del cuerpo con graves quemaduras, según reportaron los médicos

 Los familiares retiraron ayer por la mañana de Medicina Legal el cuerpo de la infante, quien falleció la noche del sábado. 

 Los familiares retiraron ayer por la mañana de Medicina Legal el cuerpo de la infante, quien falleció la noche del sábado.  | Foto por Jaime Anaya

 Los familiares retiraron ayer por la mañana de Medicina Legal el cuerpo de la infante, quien falleció la noche del sábado. 

La pequeña de cinco años que se debatía entre la vida y la muerte, luego de que resultara con quemaduras al lanzar una estrellita aún encendida a un basurero donde había restos de papeles con thinner, perdió la batalla el sábado por la noche, informaron las autoridades de Protección Civil.

El deceso de la niña se produjo a eso de las 10:30 p.m, según el reporte hospitalario.

La infante era originaria de San Miguel y desde el 14 de diciembre encontraba ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Benjamín Bloom, donde era tratada por quemaduras en 40 % de su cuerpo.

“Lamentablemente la pequeña niña de cinco años que se quemó con la estrellita en San Miguel, y que estaba ingresada en el Hospital Bloom, efectivamente ya informó el hospital que falleció”, afirmó el director de Protección Civil, Jorge Meléndez.

El funcionario señaló que este es el segundo niño que fallece por efectos de la quema de pólvora. La primera muerte ocurrió el lunes 14 de diciembre.
En este caso era un niño de ocho años del municipio del Carmen, Cuscatlán, quien resultó con lesiones en el 50 % de su cuerpo por manipular un volcancito.  

En ambos casos los menores se encontraban sin supervisión de un adulto, según han revelado las autoridades sanitarias.

 El 23 de diciembre pasado el doctor Julio Robles Ticas, viceministro de Servicios de Salud, explicó que la niña estaba “con pronóstico reservado; pero en relativa estabilidad. Sin embargo, expresó su preocupación por el hecho de que la condición de la niña era tan delicada que durante su permanencia en la unidad de cuidados intensivos pudiera sufrir alguna infección.

Robles Ticas afirmó en esa oportunidad que la niña tenía alterada la función renal, estaba conectada a un ventilador mecánico que le ayudaba a respirar y los médicos le estaban suministrando antibióticos y fármacos para mejorar la circulación de la sangre.

La directora de Fosalud, Verónica Villalta, reportó que entre el uno de diciembre y el 25 de diciembre se tenían contabilizados 30 personas lesionadas con pólvora. El año anterior para el mismo periodo fueron 56.

En los últimos días las autoridades han hecho énfasis en que si bien el número de quemados no excede las del año anterior, la gravedad de las quemaduras en varios de los casos es mayor al punto que implica amputaciones.

Ayer Jorge Meléndez apuntó que durante lo que iba del Plan Belén, que empezó el 24 de diciembre, tienen reportadas cuatro personas quemadas: dos niños y dos adultos.

Agregó que en el caso de los dos infantes las quemaduras han sido leves, en uno de ellos un vecino le quemó el cuello con estrellita y el otro un niño que se quemó con un cohete.

“De los adultos uno perdió buena parte de su mano derecha por una bomba de pita, y otro parece que se quemó con un mortero. Pero de los adultos uno es grave porque significó amputación de dedos, del otro no tengo detalles”, explicó Meléndez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación