Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Neurocirujanos del Rosales dispuestos a afrontar despidos

Denuncian que están siendo objeto de "agresiones"

Varios pacientes permanecen hospitalizados en el área de Neurocirugía del Rosales.

Varios pacientes permanecen hospitalizados en el área de Neurocirugía del Rosales.

Varios pacientes permanecen hospitalizados en el área de Neurocirugía del Rosales.

Los neurocirujanos del hospital Nacional Rosales, mediante una carta enviada al director, Mauricio Ventura, a la ministra de Salud, Violeta Menjívar, y otras instancias, advirtieron que si despiden a uno de los integrantes del equipo pedirán que se les siga el mismo procedimiento al resto.

"Si usted persiste en su intención de despedir a alguno de los miembros de nuestro servicio, el resto de neurocirujanos vamos a actuar de manera solidaria y exigir que se nos apliquen los mismos criterios de despidos", detallan los especialistas.

En el mismo documento, en el cual hay diez firmas, exponen que son testigos de las agresiones contra los colegas que apoyan el movimiento que pide la destitución de Ventura, y ponen como ejemplo llamadas telefónicas, exigiendo que se sumen al control de asistencia por medio del reloj biométrico, retención de salarios, denuncias ante la Fiscalía General de la República, entre otros.

"El día 8 de octubre nos enteramos que usted había decidido mandar una nota de suspensión por un día a nuestro jefe en funciones, doctor Abraham Amaya Mendoza, con copia a su expediente laboral, por haberse negado a enrolarse al sistema biométrico y no haber obligado a sus subalternos a hacerlo", exponen los especialistas.

Los mismos agregan que eso constituye un ejemplo más de autoritarismo. Mientras esperan que en la mesa de negociación lleguen a cuerdos ,y continúan con su trabajo, siguen recibiendo descuentos, sanciones y amenazas de despidos.

El 9 de septiembre, más de 100 médicos iniciaron una serie de protestas para pedir la destitución de Ventura y decidieron no someterse al sistema de control a través del reloj biométrico, pues piden continuar con el mecanismo anterior, firmar en libros.

El jueves pasado, Ventura manifestó que los neurocirujanos se han sumado al movimiento porque no quieren marcar.

"Que me digan los neurocirujanos en qué les he afectado alguna vez a ellos, si a ellos los hemos dotado de equipo, de un montón de cosas que nos han solicitado, de insumos, que nunca antes tuvo Neurocirugía. En esta administración se lo hemos dado", acotó Ventura.

En la nota, con fecha 13 de octubre, los especialistas informan que durante años han resuelto casos complejos y atendido a los pacientes, pese a las condiciones desfavorables del Sistema de Salud. Esa situación los ha llevado a improvisar técnicas y racionar protocolos de manejo. Añaden que día a día ven como los pacientes se acumulan, en la espera de una cama de hospitalización o en Cuidados Intensivos, sin que el sistema haya sido capaz de darle una verdadera respuesta a la problemática.

"A mí me da pena estar sacando datos, pero como ellos se ponen rebeldes y mandan a decir; todos mandan a decir, que sin ellos, el hospital se muere... yo lo que dije es que nadie es imprescindible en la vida, ni el presidente Obama..., hay neurocirujanos que en el año han hecho una cirugía, en 2011, en 2012 otra cirugía, en 2013 tres cirugías", expresó Ventura.

El director señaló que con esa producción ¿cómo no van a haber pacientes con más de un mes, dos meses, ingresados y no se avanza en el tratamiento con ellos?, y que les ha asignado dos camas exclusivas para el servicio, pero a veces no programan operaciones.

El Colegio Médico de Honduras y la Federación de Colegios Médicos de México, Centroamérica y el Caribe enviaron notas a la ministra de Salud y el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, para solicitar que se busque una solución a la problemática en el hospital Rosales y se dé una audiencia al Colegio Médico de El Salvador.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación