Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Médicos y amigos realizan vigilia por ginecólogo acusado

Miembros del gremio médico brindaron un fuerte respaldo a Alejandro Guidos, acusado de suplantación de recién nacido. 

Apoyo a médico detenido

Vistiendo sus gabachas blancas, con carteles y velas, médicos y trabajadores del área de salud se concentraron ayer en la noche frente a la Subdivisión de Tránsito de... | Foto por Douglas Urquilla

Vistiendo sus gabachas blancas, con carteles y velas, médicos y trabajadores del área de salud se concentraron ayer en la noche frente a la Subdivisión de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC), donde el ginecólogo Alejandro Guidos se mantiene retenido.

Vistiendo sus gabachas blancas, con carteles y velas, médicos y trabajadores del área de salud se concentraron ayer en la noche frente a la Subdivisión de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC), donde el ginecólogo Alejandro Guidos se mantiene retenido. 

En el grupo también había amigos de Guidos y estudiantes de medicina que exigían un proceso justo y sin atropellos para el ginecólogo. 

Guidos ha sido acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) de suplantación de un recién nacido y alteración de estado familiar, después de que Mercedes Alicia Soto Casanellas denunciara que el bebé que le entregaron en el Hospital Ginecológico no fue el mismo que ella dio a luz el 21 de mayo pasado. 

Guidos era el ginecólogo con quien mantuvo el control de todo su embarazo y quien asistió su cesárea ese día. El viernes recién pasado fue presentado ante los tribunales como el principal implicado en el caso. 

Pero para el gremio médico el proceso no ha sido el más adecuado y se ha llegado a violar la integridad de Guidos por la forma en cómo fue arrestado. 

“Se cerró el hospital por completo, lo llegaron a traer hasta con gorros navarone. Se lo han llevado como si fuera un delincuente sin antes probar si es culpable o no”, cuestionó Ricardo Salazar, también ginecólogo.

Salazar dijo que la vigilia fue convocada como una muestra de apoyo a Guidos y un llamado en contra de los daños a la imagen de los médicos. 

“Nos sentimos humillados como gremio, el motivo del apoyo es  completamente gremial y en general para los médicos, más que todo para los ginecólogos que estamos más cercanos a Guidos”, sostuvo Salazar. 

Al inicio de la concentración, los manifestantes prendieron velitas y repetían el cántico: “Yo soy Guidos. Yo soy Valencia”, en referencia al eslogan de apoyo Je suis Charlie. La pediatra Yohamy Valencia que atendió al bebé, supuestamente suplantado, también ha sido involucrada en el caso. 

Salazar dijo que como ginecólogos se han puesto en la posición del doctor, en su caso exteriorizó que están desprotegidos. Señaló que su labor se centra en la paciente, no en el bebé, después de que nace y lo entregan al pediatra toda su atención se dirige a la mujer para garantizar que no haya ninguna complicación. 

Salazar cuestionó que aunque no se ha comprobado el delito ya privaron de libertad a Guidos.  “Es delicado, pero no sabemos qué ha pasado,  el único afectado, la única víctima podría ser él. Quisiéramos como justicia que se logre esclarecer el caso, que no vayan a dejar un caso a medias”, sostuvo Salazar. 

Al ser consultado, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, dijo que el caso pone a prueba el sistema de justicia de El Salvador. 

Monseñor dijo que es necesaria una investigación a fondo con todas las pruebas científicas requeridas para poder aclarar la situación y garantizar justicia. 

“Yo auguro que los personeros de la justicia hagan su trabajo y lo hagan bien y haya pronto un resultado, positivo, verdadero, justo, que es lo que la sociedad quiere”, añadió. 

Hoy a las 10:00 de la mañana se llevará a cabo la audiencia inicial en contra de Guidos en el Juzgado Quinto de Paz de San Salvador.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación