Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El 26 % de los quemados son menores de 10 años

El mortero, la pólvora china, el cohetillo y el silbador fueron los principales causantes de las lesiones ocurridas de noviembre a enero.

Un infante quemado con pólvora permanece en el Hospital de Niños Benjamín Bloom. Foto EDH / Archivo

Un infante quemado con pólvora permanece en el Hospital de Niños Benjamín Bloom. Foto EDH / Archivo

Un infante quemado con pólvora permanece en el Hospital de Niños Benjamín Bloom. Foto EDH / Archivo

Durante la temporada Navideña y de fin de año, en el país se quemaron 186 personas con productos pirotécnicos; es decir, 17 casos menos que en la temporada 2012-2013.

Pero solo entre el 24 de diciembre y el 2 de enero pasados ocurrió el 81 por ciento de las lesiones.

Según el informe final del Ministerio de Salud (Minsal), el 26.4 por ciento de los quemados tenía menos de 10 años. En total fueron 49; de los cuales 15 tenían entre uno y cuatro años.

El periodo de vigilancia del Minsal arrancó el 1 de noviembre de 2013 y finalizó el 6 de enero. El mayor porcentaje de quemados tenía entre 18 y 59 años, seguido por el grupo de 10 a 17 años.

Mientras que el 77 por ciento de todos los lesionados eran hombres y el 64 por ciento procedía del área urbana.

Según el mismo reporte, el 30.6 por ciento de los pacientes necesitó ser hospitalizado para recibir tratamiento.

El mortero, la pólvora china, el cohetillo y el silbador fueron los productos más frecuentes con los que se quemaron, este último está prohibido en el país.

El 60 por ciento de los pacientes resultó afectado cuando encendía la pólvora, el 22 por ciento al transitar por un lugar donde alguien más quemaba pirotécnicos y el 1.6 comprándola.

En el hospital Bloom, durante la temporada navideña y de fin de año atendieron un 18 por ciento más de casos que en el periodo festivo anterior.

Carlos Mena, epidemiólogo del Bloom, dijo el miércoles que en total recibieron 28 infantes por esta causa, 14 de ellos se lesionaron encendiendo la pólvora.

El órgano más afectado fueron los ojos y en segundo lugar el rostro. Entre las complicaciones que atendieron están úlceras en la córnea y fractura de dedos de la mano, entre otras.

Tanto el Ministerio de Salud como Protección Civil han insistido en recordarle a la población y a los diputados de las distintas fracciones que "no hay pólvora segura".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación