Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los efectos del Sitramss en su recorrido

El estudio del consorcio EM&A detalla las 1O zonas más "impactadas" por el Sitramss

Según el estudio, las vías alternativas reducirían en los alrededores del mercado La Tiendona. Foto EDH/

Según el estudio, las vías alternativas reducirían en los alrededores del mercado La Tiendona. Foto EDH/

Según el estudio, las vías alternativas reducirían en los alrededores del mercado La Tiendona. Foto EDH/

Hace casi seis meses iniciaron los trabajos de construcción del Sitramss, también los dolores de cabeza de aquellos que a diario circulan por las zonas afectadas, que va desde Soyapango hasta la Alameda Juan Pablo II, frente al hospital Médico Quirúrgico del Seguro Social.

Según el estudio del Consorcio EM&A, presentado en el 2011, el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) afectaría a tres áreas: población, comercio e instituciones públicas y privadas.

El informe detalla el impacto en 10 zonas, así como recomendaciones puntuales. En el infográfico adjunto se pueden ver las áreas impactadas y las recomendaciones hechas por el consorcio. La información ha resultado muy apegada con lo que está ocurriendo en la etapa de construcción.

Actualmente el usuario del transporte público tiene que lidiar con el caos vehicular en horas pico, los automovilistas se quejan del incremento en el gasto de combustible y el sector comercio ha denunciado una reducción de hasta el 50 % en sus ventas.

El "Estudio para la estructuración e ingeniería básica para el Sitramss" expone que uno de los segmentos impactados es el comercio formal e informal de Soyapango. Es aquí donde está la construcción de la Terminal de Integración del Sitramss, en la Avenida Rosario Sur.

EM&A prevé que cuando la terminal esté funcionando exista un incremento de la afluencia de personas en la zona, debido a que los usuarios de Soyapango, Ilopango y San Martín deberán llegar a ese lugar para abordar el bus.

Las ventas informales también podrían aumentar en esas zonas.

Pero el viernes pasado, el viceministro de Transporte, Nelson García, explicó que en las reuniones con los vendedores informales se les ha dicho que no permitirán ventas ambulantes en los buses articulados y padrón; tampoco tendrán acceso a vender en la terminal de integración.

García dijo que espera que la alcaldía de Soyapango tenga alternativas para este sector. De esta forma le trasladó la responsabilidad a la municipalidad administrada por Jaime Lindo. "Les hemos dicho que el sistema no incorpora ese elemento de las ventas informales. Lo que esperamos es que tengan el apoyo de la alcaldía que es una parte importante y de las entidades financieras para que puedan desarrollar su actividad comercial", dijo.

Sin embargo, Lindo aseguró que no tienen ningún plan alternativo para evitar que este grupo busque comercializar sus productos en las aceras o alrededores de la nueva megaterminal.

El funcionario del VMT argumentó que el comercio informal no encaja en el nuevo sistema de transporte, ya que este busca darle seguridad y comodidad a los usuarios. Por ello habrá un acceso controlado a la terminal para que solo ingresen quienes usarán el moderno sistema.

A este este lugar han proyectado que lleguen 13,350 personas diariamente en la hora pico, según el estudio del consorcio.

Lindo explicó que debido a que es un proyecto de Estado y no de la municipalidad, a quienes le corresponde establecer qué medidas tomar para evitar que los vendedores informales se instalen en la zona es al Ministerio de Obras Públicas (MOP) o su dependencia, el Viceministerio de Transporte (VMT).

"Desconozco si el VMT o el MOP tienen un plan para este sector. En un inicio con el VMT nunca tratamos el tema de los vendedores ambulantes. Ahí se alargó el tema por varias razones, pero espero que le den cumplimiento (soluciones) antes de que finalice el año", argumentó.

De acuerdo con el estudio, a lo largo del Sitramss se eliminarían los giros en "U" y los que se realizan a la izquierda para no afectar el recorrido del Sitramss y evitar la invasión a los carriles de tráfico particular.

Esta restricción afectará a las ambulancias y a los automovilistas que quieran ir al hospital Amatepec.

La recomendación es construir un retorno a desnivel a "escasos" metros del hospital, en la 50a Avenida Norte para vehículos privados.

El representante de la constructora DISA, que está a cargo del primer tramo del Sitramss que va desde Soyapango hasta Fenadesal, Ángel Díaz, afirmó que los vehículos que circulen de Soyapango hacia San Salvador y que quieran retornar podrán hacerlo a través del paso a desnivel.

En caso extremo, dice el documento del consorcio, las ambulancias podrán utilizar los carriles segregados con permiso del operador del Sitramss.

La pasarela ubicada actualmente sobre esa zona será eliminada, al igual que el semáforo que se encuentra en la 50a Avenida Norte, según DISA.

Otro sector que ha resultado afectado por las obras del Sitramss es la empresa privada, en especial aquellas que utilizan camiones de carga pesada y que se ubican entre los bulevares del Ejército y el Castellanos.

Una de las recomendaciones es establecer vías alternativas para este transporte que no podrá entrar ni salir debido a los trabajos. Cuando el Sitramss ya esté funcionando, el transporte de carga deberá circular por la 54a Avenida Sur, que actualmente está en malas condiciones. El MOP no ha realizado los trabajos de mejoramiento de carpeta asfáltica como lo sugirió el consorcio EM&A.

Los consultores también aconsejaron colocar un semáforo al final de la 54a Avenida Sur, en el acceso al bulevar Arturo Castellanos (ex-Venezuela), con muy baja frecuencia en horas pico y normal en horas de bajo tráfico vehicular. Pero esta medida no se implementó en la zona afectada.

Caos vial sin resolver

Los actuales congestionamientos en las vías alternativas debido a los trabajos del Sitramss son un tema que no han podido resolver las autoridades.

El gerente de mercados de San Salvador, Orlando Zavala, aseguró que las restricciones del paso vehicular debido a la construcción de los carriles especiales para los buses articulados ha reducido la afluencia de visitantes a La Tiendona. Diariamente al mercado mayorista llegaba un promedio de 1,800 vehículos, ahora bajó a 1,100.

Añadió que las ventas, en general, han disminuido en un 30 %, según las quejas de los vendedores.

Ante el actual escenario, según Zavala, han buscado una solución paliativa: "Hemos tenido que abrir la Tiendona las 24 horas. Esto genera gastos a la comuna, pero al mismo tiempo le da facilidad a los vendedores y a los visitantes para que tengan mayor oportunidad de compra".

Pero Zavala expuso que debido a los congestionamientos en las vías alternativas de la Juan Pablo II hay fuga de visitantes a otros mercados, entre ellos Tineti, ex-Cuartel y el Central.

En este caso, el documento cita que las ventas en el mercado incrementarán gracias al Sitramss. Zavala comentó que como la parada de bus del articulado no estará en el mercado, sino en la Terminal de Oriente, no podría asegurar si aumentará o no el comercio.

Pero no solo los comerciantes de La Tiendona han tenido menos ganancias en comparación con el año pasado. Los comercios que se encuentran frente al parque Infantil de Diversiones expresan su descontento por los problemas que les causan trabajos del Sitramss.

"El 50 % (de las ventas) ha bajado", aseguró Karla Alfaro, quien atiende una distribuidora de ropa.

El consorcio había recomendado a las autoridades que las obras se ejecutaran manteniendo el acceso a los comercios para que no sufrieran pérdidas económicas.

Pese a la sugerencia del estudio, Alfaro manifestó que ha pasado todo lo contrario.

"Cerraron el paso de los carros; esa semana fue la peor para nosotros. Cuando no cierran el único carril que ha quedado, a veces recibimos uno o dos clientes en la mañana", se lamentó Alfaro.

Otro punto que han advertido que sería impactado por el Sitramss, según el informe, es la zona del Centro de Gobierno. La falta de parqueo es el eterno problema de este sector, que según el consorcio desaparecerá cuando el Sitramss esté funcionando.

El estudio parte de que tanto los que visitan las instituciones de gobierno como los trabajadores utilizarán el nuevo sistema de transporte y ya no usarán sus automóviles.

Pero como medida alternativa también sugieren "readecuar" las aceras para estacionamiento de corto tiempo, pero esta disposición no es competencia del Sitramss, exponen.

La distancia entre las paradas de buses es otro de los problemas que los usuarios del Sitramss les tocará enfrentar; especialmente entre las estaciones que estarán frente al Parque Infantil y el hospital Médico Quirúrgico (MQ).

El peatón Edgar Flores advierte que no hay una cultura de caminar largas distancias hacia las paradas de buses y que los usuarios "le hacen parada" al bus donde quieren. Pero los buses articulados solo se detendrán en las estaciones.

En la Alameda Juan Pablo II habrá una parada de buses en el parque Centenario, la siguiente estará en el parque Infantil de Diversiones y la última frente al hospital Médico Quirúrgico del ISSS.

El consorcio considera que entre la estación del infantil y el MQ debe haber otra parada, especialmente para personas con problemas de motricidad. No obstante, el costo de esta parada sería responsabilidad del "propietario".

Ingrese en el siguiente enlace para un especial que desglosa los detalles del Sitramss.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación