Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Juez envía al expresidente Flores a su casa

El exmandatario estará en arresto domiciliar mientras continúa el proceso judicial

El expresidente Francisco Flores es fuertemente custodiado por policías élites hacia el vehículo en el que lo transportarían a su residencia, donde estará en arresto domiciliar hasta que sea programada la audiencia preliminar. Foto EDH / Marlon Herná

El expresidente Francisco Flores es fuertemente custodiado por policías élites hacia el vehículo en el que lo transportarían a su residencia, donde estará en arresto domiciliar hasta que...

El expresidente Francisco Flores es fuertemente custodiado por policías élites hacia el vehículo en el que lo transportarían a su residencia, donde estará en arresto domiciliar hasta que sea programada la audiencia preliminar. Foto EDH / Marlon Hernández

El Juzgado Primero de Instrucción ordenó ayer que el expresidente Francisco Flores permanezca en arresto domiciliar mientras se le sigue el proceso judicial.

La decisión fue tomada por el juez Levis Italmir Orellana, luego de que el expresidente Flores, acusado de peculado (desvío de fondos o bienes públicos), enriquecimiento ilícito y desobediencia, se presentara de forma voluntaria al tribunal, sin que la Policía se percatara hasta después.

"Me he presentado al juzgado de forma voluntaria por respeto a la ley", dijo escuetamente Flores mientras era llevado bajo fuerte custodia policial al vehículo que lo conduciría a su casa.

Antes de concederle ese beneficio, Flores rindió su primera declaración, en la que aseguró que él siempre se mantuvo en El Salvador y que en ningún momento pensó en salir del país, según fuentes fiscales.

Flores manifestó que él se ponía a disposición del referido tribunal porque confía en el sistema judicial y que está dispuesto a someterse al proceso penal, en el cual, aseguró, va a demostrar su inocencia.

En un primer momento, la Policía tenía planeado que Flores fuera recluido en las bartolinas de la División Antinarcóticos (DAN), pero la defensa le pidió al juez Orellana que le permitiera el arresto domiciliario, tomando en cuenta la salud del acusado.

Pasó inadvertido

El expresidente Flores ingresó al Centro Judicial "Isidro Menéndez" a las 8:15 de la mañana de ayer ante las miradas de asombro del personal que se encuentra en la entrada del recinto judicial.

Antes de entrar, los agentes de la policía que se encuentran en la entrada principal le hicieron un registro personal, en seguida pasó a poner su nombre, su número de DUI y a firmar el listado de los visitantes que acuden al Centro Judicial, para después preguntar dónde quedaba el Juzgado Primero de Instrucción.

Luego caminó tranquilamente junto a un acompañante, sin que ningún policía de los que se encuentran en el recinto judicial se percatara de su presencia.

Al llegar al juzgado que lo reclamaba, Flores se presentó ante el secretario del tribunal y le dijo que llegaba para enfrentar a la justicia. Minutos después, el secretario comenzó a coordinar la llegada de la seguridad del centro y de la Policía.

A la 1:00 de la tarde, Flores fue sacado del Juzgado Primero de Instrucción por un contingente del Grupo de Reacción Policial (GRP) y llevado a su residencia en el bulevar del Hipódromo, de la colonia Benito, donde estará bajo custodia policial hasta que sea que requerido por el juez Orellana, ya sea para la audiencia preliminar (previa a un juicio público) o para otra diligencia judicial, dentro de los próximos tres meses.

Las fuentes judiciales explicaron que el expresidente Flores argumentó en su declaración que su salud ha desmejorado ya que presenta problemas visuales y además padece de otras dos enfermedades, una de ellas insuficiencia renal.

En ese sentido, el juez Orellana valoró que las condiciones de las bartolinas de la DAN no reúnen las condiciones mínimas necesarias para que estuviera recluido el expresidente Flores.

Para justificar la petición, los abogados de Flores entregaron además documentación que demuestra que cuenta con arraigo familiar, laboral y domiciliar.

Mientras Flores era custodiado por policías del GRP hacia el vehículo policial, sindicalistas de los tribunales abandonaron sus labores y le gritaron una serie de acusaciones e insultos al expresidente, y en algunos casos hasta lanzaron objetos contundentes que no alcanzaron al vehículo policial.

FGR apelará resolución

El jefe de la Unidad de Investigación Financiera, Tobías Menjívar, dijo que expresó su inconformidad con el arresto domiciliar del expresidente Flores, por lo que estudiarán las razones que tuvo el juez Orellana para otorgarle ese beneficio.

No descartó la posibilidad de pedir que anulen la medida, ya que ellos desde el inicio han pedido la detención de Flores.

"Estamos revisando los fundamentos que él tuvo y obviamente nos vamos a pronunciar. Reitero la petición de la Fiscalía, en el sentido de que él debe permanecer detenido porque consideramos que hay peligro de fuga", dijo Menjívar.

Berta de León, acusadora particular, dijo que "estamos sorprendidos de la forma de impartir justicia en este país. El juez ha tenido por suficiente la presentación disfrazada de voluntaria que ha hecho esta mañana el expresidente".

El 6 de mayo pasado, el Juzgado Primero de Paz ordenó que se capturara al expresidente Flores por no haberse presentado a la audiencia inicial a la que se le ordenó comparecer para responder por los delitos de peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia.

El peculado (apropiarse de dinero público) y el enriquecimiento ilícito los habría cometido Flores, porque supuestamente se apropió de 15 millones de dólares, aparentemente que venían destinados a proyectos comunales como donativo del gobierno de la República de China Taiwán.

La desobediencia la habría cometido el exmandatario, porque ya no se presentó el 30 de enero pasado a continuar con su comparecencia ante la comisión especial que formó la Asamblea Legislativa para investigar el destino de los fondos donados por Taiwán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación