Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Japón financió obras de construcción en Instituto Nacional de Zaragoza

Institución esperó durante varios años las mejoras en instalaciones

Gracias al gobierno de Japón, el Instituto Nacional de Zaragoza, La Libertad, tiene un nuevo módulo de cuatro aulas y le mejoraron los servicios sanitarios. Foto EDH / DOUGLAS URQUILLA

Gracias al gobierno de Japón, el Instituto Nacional de Zaragoza, La Libertad, tiene un nuevo módulo de cuatro aulas y le mejoraron los servicios sanitarios. Foto EDH /...

Gracias al gobierno de Japón, el Instituto Nacional de Zaragoza, La Libertad, tiene un nuevo módulo de cuatro aulas y le mejoraron los servicios sanitarios. Foto EDH / DOUGLAS URQUILLA

Luego de varios años de espera la comunidad educativa del Instituto Nacional de Zaragoza, en La Libertad, ha visto cumplido su sueño de incrementar el número de salones de clase, contar con una cocina - bodega, ampliar los servicios sanitarios y disponer de mobiliario escolar nuevo.

En ello se invirtió un total de $138 mil 211 , de los cuales $119,587 fueron provistos por el gobierno japonés. Mientras, el gobierno local aportó $15 mil en concepto de contraparte y la comunidad $3,624 en mano de obra.

Las obras, que fueron inauguradas ayer por el embajador de Japón, Masataka Tarahara y el Ministro de Educación, Carlos Canjura, permitieron ampliar la cobertura. Iris Anabella Callejas de Navarro, directora de la institución, detalló que antes se atendía 300 alumnos y se ha llegado a 500.

Masataka Tarahara expresó que en las últimas décadas esa nación hermana ha financiado 170 proyectos de infraestructura escolar; además, añadió que su gobierno está interesado en continuar brindando apoyo al país para solventar las necesidades de infraestructura escolar existentes.

En muchas oportunidades las gremiales docentes, Bases Magisteriales y Simeduco han insistido en que el gobierno salvadoreño tiene una deuda significativa en este campo y ha logrado ir avanzando gracias al apoyo de naciones amigas.

Al respecto, el ministro Carlos Canjura expresó que pretende hacer un esfuerzo para superar el déficit de edificaciones escolares y mejorar los ambientes educativos.

Durante su discurso inaugural Canjura, incluso, anunció que trabaja en el diseño de una política nacional de infraestructura escolar, en la cual estará plasmada la aspiración que se tienen en este campo.

El funcionario aseguró que el documento será presentado en los próximos días.

"Nuestro propósito es mejorar todas las instalaciones del sistema educativo. Esa es una tarea de largo plazo. Sin embargo nosotros queremos reducir de manera significativa esas escuelas en donde el número de aulas es menor que el número de grados que se atiende", expuso.

El ministro Canjura estimó que unos tres mil instituciones educativas del sistema de enseñanza público arrastran problemas con sus edificios.

Según el titular de Educación, dentro de la política se pretende definir qué es una escuela desde el punto de vista de infraestructura.

"Es decir cuáles son los diversos que debe tener una escuela para que se llame de tal forma, porque no es posible que una escuela pueda serlo sino tiene espacio para recreación, para artes, que tenga el número de aulas requeridas, biblioteca, centro de computo", añadió.

El funcionario también manifestó que esto requiere hacer inversiones "espectaculares", pero siempre se requiere de la ayuda de la sociedad salvadoreña y de la comunidad internacional.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación