Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La inseguridad y la débil economía: lo que más resienten los comerciantes

La Cámara de Comercio enfatizó en que el segundo gobierno del FMLN no logra que el país despegue en materia económica

Luis Cardenal, presidente de la Cámara de Comercio (al centro), recomendó que es necesario un verdadero dialogo de país, que genere resultados. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Luis Cardenal, presidente de la Cámara de Comercio (al centro), recomendó que es necesario un verdadero dialogo de país, que genere resultados. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Luis Cardenal, presidente de la Cámara de Comercio (al centro), recomendó que es necesario un verdadero dialogo de país, que genere resultados. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

La baja atracción de inversión extranjera y nacional, la burocracia en trámites aduaneros, el endeudamiento y los altos indices de inseguridad son algunos los principales señalamientos en materia económica que hace la Cámara de Comercio al analizar el primer año de gestión del presidente Salvador Sánchez Cerén.

Los agremiados señalan que las principales causas son la incertidumbre política, aumento de los impuestos en momentos de bajo crecimiento económico, cambios frecuente en las normas de hacer negocio que afectan al derecho de propiedad, altos niveles de inseguridad y otros.

Para la gremial, uno de los indicadores que más afecta a los salvadoreños es el bajo crecimiento económico, que según datos del Banco Central de Reserva (BCR) el año pasado solo subió al 2 %.

"El 2 % es un crecimiento insuficiente para poder darle respuesta a las necesidades de empleo, de más ingresos y más oportunidades que quiere la población y es el menor crecimiento a nivel centroamericano y de Latinoamérica", apuntó Luis Cardenal, presidente de la Cámara de Comercio.

Mario Magaña, encargado de Asuntos Económicos de la Cámara de Comercio, detalló que el país también está por debajo de los índice mensuales de actividad económica, comparado con los demás países del Istmo.

Otro de los factores que afectan a los salvadoreños es el alza del costo de la canasta básica urbana y rural que han incrementado 13.5 % y 15.3 % respectivamente, en el primer trimestre de 2015 comparado con el mismo periodo del año pasado.

Uno de los sectores que han mantenido un desempeño constante, según la gremial, son las exportaciones que aumentaron 10.8 % en el primer trimestre de 2015 comparado con los primeros tres meses de 2014.

"En buena medida esto es producto de las exportaciones de azúcar que se han hecho al mercado de China, gracias al acuerdo comercial que se logró", acota Mario Magaña.

Sin embargo señalan que en el último quinquenio las exportaciones no han tenido un desempeño excelente, ya que en 2008 representaban 21.7 % del Producto Interno Bruto (PIB) y en la actualidad han bajado al 21 %.

Aseguran que hay que hacer especial énfasis en la competitividad porque el país tiene problemas de infraestructura y burocracia que aumentan los costos de producir.

Baja inversión

En cuanto a la atracción de inversión extranjera directa (IED), el país se mantiene estancado comparado con los demás países del Istmo, con apenas $274.2 millones en 2014, mientras que Guatemala y Honduras atraen arriba de $1,000 millones, Nicaragua más de $600 millones y Costa Rica cerca de los $2,000 millones, según datos de la Secretaría del Consejo Monetario Centroamericano.

La inversión privada también ha decaído de 12.8 % en relación al PIB en 2008, a 11.4 % este año, según el BCR.

También hay retroceso en índices otorgados por calificadoras internacionales como Standard & Poors, Moody's, Fitch y Doing Business, en cuyos estándares de medición el país ha presentando baja en las calificaciones, que se traducen en la pérdida de confianza a nivel internacional para invertir o hacer negocios en El Salvador.

En cuanto a la generación de empleos, según datos del ISSS, únicamente el 40 % de los empleados se mueve en el sector formal.

"Seguimos esperando aquella Fábrica de Empleos que en su momento se ofreció, eso no está ocurriendo y tenemos la percepción que cada vez es más complejo salir a buscar empleo", resaltó Federico Hernández.

Agregan que entre las principales preocupaciones de la gremial está el déficit fiscal que tiene el gobierno y el nivel de endeudamiento que ya alcanza el 62 % del PIB.

La cifra contrasta con que los dos gobiernos del FMLN son los que han contado con mayor cantidad de recursos, ya que aumentaron la recaudación tributaria de $2,8585.8 millones en 2008 a $3,771.5 millones en 2014, según datos del BCR.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación