Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inconformidad entre gremiales ante nueva deuda

b Solicitan que se controle la capacidad que tiene el gobierno para adquirir más deuda de corto plazo

Gremiales buscan compromisos del gobierno para reducir gasto corriente y controlar los nuevos compromisos de la deuda pública. Foto EDH / archivo

Gremiales buscan compromisos del gobierno para reducir gasto corriente y controlar los nuevos compromisos de la deuda pública. Foto EDH / archivo

Gremiales buscan compromisos del gobierno para reducir gasto corriente y controlar los nuevos compromisos de la deuda pública. Foto EDH / archivo

La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CCIES) se declaró inconforme por la autorización de $1,156 millones en bonos para el gobierno central, sin asegurar mecanismos idóneos para controlar el endeudamiento del Estado.

En un comunicado, la Cámara expresó que la "espiral de endeudamiento público" no terminará hasta que se establezcan límites legales a los compromisos financieros que puede adquirir el Estado. Entre los bonos aprobados el pasado jueves, $800 estarán destinados a pagar Letes, con lo cual esa deuda pasaría a ser de corto plazo a mediano o largo plazo.

Antes esta situación la CCIES instó a utilizar los espacios de diálogo entre gobierno, sector privado y partidos políticos para crear una ley de responsabilidad fiscal que prevenga un mayor endeudamiento del país. En el comunicado la gremial insistió en el carácter técnico que debe prevalecer en la discusión para redactar dicha ley que controle las finanzas públicas y la reducción de deuda.

Reacción en sector construcción

En ese mismo sentido se expresaron representantes de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco). El presidente de la gremial, Carlos Guerrero, dijo que esperan la puesta en práctica de una política de responsabilidad para reducir el gasto corriente y controlar el uso de la deuda de corto plazo.

El director ejecutivo de Casalco, Antonio Velásquez, dijo que espera un mayor cuidado por parte de los diputados al discutir la aprobación de nuevos impuestos. "El tema de los bonos era de necesidad, el tema de los impuestos es más delicado", expresó. Además opinó que en estos momentos, aplicar nuevos impuestos tendría más efectos negativos que positivos para la economía.

Según Guerrero, también insistió en que el estado debe fomentar el crecimiento económico. Asimismo se sumó a las voces en el sector privado que consideran contraproducente para la economía la imposición de los nuevos tributos.

"Creemos que hay otras formas de llevar recursos al estado vía otras alternativas", expresó Guerrero a la prensa.

En la Asamblea Legislativa sigue en marcha la discusión de las reformas fiscales que presentó la administración del expresidente Mauricio Funes.

La fracción legislativa de ARENA ha insistido en que primero se debe aprobar una ley de responsabilidad fiscal, distinta al texto presentado, antes de iniciar la negociación de los nuevos impuestos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación