Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Incertidumbre por medicinas

La Farmacia San Nicolás pidió revisar precios de 7 fármacos que los usuarios demandan

Una pareja de esposos pregunta por la existencia y los precios de los fármacos en la Farmacia San Nicolás, ubicada en Ciudad Merliot. Foto EDH /l. Monterrosa

Una pareja de esposos pregunta por la existencia y los precios de los fármacos en la Farmacia San Nicolás, ubicada en Ciudad Merliot. Foto EDH /l. Monterrosa

Una pareja de esposos pregunta por la existencia y los precios de los fármacos en la Farmacia San Nicolás, ubicada en Ciudad Merliot. Foto EDH /l. Monterrosa

El tiempo para que los laboratorios colocaran las etiquetas con los nuevos precios a 4 mil 406 fármacos se agotó anoche. Mientras esto ocurre, la incertidumbre en parte de los usuarios de fármacos de marcas continúa por el anuncio de la salida de al menos 38 productos.

Aunque el director de Medicamentos, Vicente Coto Ugarte, insiste en que se trata solo del cinco por ciento de todas las medicinas que comercializan cuatro laboratorios en el país, hay usuarios que siguen buscando los fármacos que por años les ha recetado el médico para controlar su enfermedad.

Ayer, Víctor Silhy, fundador de la Farmacia San Nicolás, le entregó una carta a Coto Ugarte. En ella le solicita revisar los precios de siete tipos de medicamentos en 12 presentaciones, para evitar que sean sacados del mercado.

El motivo es que sus clientes siguen preguntando por esos productos y quieren seguirlos usando, pese a que les han ofrecido alternativas de tratamiento. Estos fármacos están dentro de la lista de los 38 que saldrán del país tras la entrada en vigencia de los precios de venta máxima fijada por la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM).

"Dichos productos son de uso continuo para un sector importante de la población y debido a que son innovadores, la sustitución con otras marcas genéricas resulta bastante difícil", se afirma en el documento.

Entre ellos se encuentra el Bactrim, un antibiótico; el Kytril que previene o evita las náuseas y vómitos producido por las quimioterapias; Lexotán, para trastornos de la ansiedad; y el Valium, para tratar la ansiedad, entre otros.

"Que se les dé un precio diferente al que ya se les dio, porque lo que hay es un bajón del 80 por ciento. O sea que la dirección lo suba un poco para estos productos porque la población quiere que se siga vendiendo el Bactrim", comentó el fundador de la Farmacia San Nicolás.

Coto confirmó que entre los medicamentos que saldrán del país se encuentran algunos de los 50 más recetados por los médicos como el Nexium, para el reflujo gástrico, y el Lipitor, para el colesterol.

Sin embargo, asegura que en el mercado hay alternativas elaboradas por otros laboratorios con la misma concentración, principio activo y calidad. "El que consume un medicamento crónicamente debería ya buscar alternativas para comenzar a medicarse con el producto que ya va a estar disponible, a la venta, y no estar esperando a ver si encuentra ese remanente de inventario que queda en una farmacia", expresó Coto.

Según la DNM, los cuatro laboratorios que les enviaron la lista de los productos que retirarán informaron que esos fármacos estarán a la venta "hasta agotar el inventario", con el precio ajustado. Esto puede durar una o dos semanas, dependiendo de la dinámica del mercado.

Ayer, Fedefarma y Asifan publicaron la lista con más de 50 medicinas en diferentes presentaciones que dejarán de comercializar en el país, a consecuencia de la implementación de precios máximos de venta al público. Aunque la DNM ha dicho que a ellos oficialmente les han notificado el retiro de 38 productos.

Entre estos hay fármacos para el tratamiento de la depresión, antiinflamatorios, y anticonvulsivantes.

Coto confía en que todos los establecimientos tengan el producto con las nuevas etiquetas. Hasta ayer por la mañana, en San Salvador se llevaba entre un 90 y 95 por ciento de producto etiquetado. Fuera del Área Metropolitana se tenía un 75 por ciento cubierto, pero los laboratorios se comprometieron a finalizar ayer. Para informarse sobre cualquier fármaco que no se encuentre en las farmacias se pondrá a disposición el número 136.

El director de Medicamentos confía en que no habrá desabastecimiento porque los empresarios le aseguraron que el producto que tienen el bodega ya está enviñetado a la espera de que las farmacias lo soliciten.

El plan de verificación se iniciará hoy en las distintas zonas del país con 50 equipos.

La reducción de los precios será desde un 35 hasta un 69 por ciento. En la Farmacia San Nicolás la Amoxicilina se vendía a $9, el nuevo precio es de $4.10.

Los productos cuyo precio es regulado a partir de hoy son los del primer listado dado por la DNM.

El próximo 23 de mayo entrará en vigencia el segundo listado de precios de venta máxima, que incluye 1,797 fármacos que tienen más de un principio activo.

Entre ambos listados hay 6 mil 203 productos con precios regulados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación