Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Hay que dedicarle más entusiasmo a la seguridad en 2015"

La embajadora de Estados Unidos en El Salvador ha llevado el termómetro de lo que sucede en el país y este año ha hecho enérgicos llamados en temas como la transparencia, seguridad y clima de inversión, entre otros. En esta entrevista hace una retro

La diplomática estadounidense concedió una entrevista a El Diario de Hoy para hacer un balance de este año que está por concluir y abordó los temas más relevantes del 2014 que marcaron la agenda del país.

La diplomática estadounidense concedió una entrevista a El Diario de Hoy para hacer un balance de este año que está por concluir y abordó los temas más relevantes...

La diplomática estadounidense concedió una entrevista a El Diario de Hoy para hacer un balance de este año que está por concluir y abordó los temas más relevantes del 2014 que marcaron la agenda del país.

EDH: ¿Cómo evalúa este año en cuanto a su gestión como embajadora y logros en el país?

(Asocio para el crecimiento)

En realidad, cuando miro hacia atrás el 2014 estoy llena de orgullo porque veo que aunque falta muchísimo que hacer, pero hemos caminado, estamos caminando.

Más que nada veo que el Asocio para el Crecimiento va echando raíces, veo que algunos de los retos están empezando a hacer la diferencia ahora y eso me llena de alegría y orgullo.

Específicamente en el área del Asocio para el Crecimiento veo con tanto orgullo, como en el área de la transparencia, que la sociedad civil ha tomado como suyo estos temas que son tan importantes para la democracia, como es la transparencia.

Vemos que la sociedad civil está bien activa y que ha asumido su rol y su responsabilidad, y eso me llena de mucho orgullo porque esa es una de las metas que teníamos y, especialmente, con el apoyo al Instituto de Acceso a la Información Pública, donde las peticiones son casi 35 mil y el 95 % de ellas se contesta en menos de una semana. Y eso en el funcionamiento del gobierno me enorgullece, pero también me enorgullece el tema de la sociedad civil que ha asumido su responsabilidad.

(Fomilenio II)

En el tema de desarrollo económico, la firma de MCC representa un momento bien importante, porque el gobierno asumió propiamente hacer progreso en ciertos temas que para los dos, tanto para El Salvador como para los Estados Unidos, era importante y lo hicieron; y poder ser testigo de esa firma me llena de satisfacción.

(Centros de alcance)

También veo a nivel de la gente, de los salvadoreños, el progreso que hemos hecho, por ejemplo, en los Centros de Alcance. He asistido a varios eventos de apertura de los Centros de Alcance, que ya son más de 100, para la juventud en el área de la prevención. Me acuerdo con mucho cariño de aperturas en Cojutepeque, con la alcaldesa Lupita Serrano, que tiene tanto entusiasmo y tanto compromiso; pero también en Usulután con el alcalde (Francisco) Meardi, que también con el mismo tesón y la misma determinación ha podido ayudar con nuestra cooperación, al igual que la del gobierno, para abrir estos Centros de Alcance para que los jóvenes tengan un oasis donde puedan aprender tecnología... porque pueden hacer algo productivo con su tiempo, a la vez que están aprendiendo valores.

En el trabajo que yo hago no se pone mejor que ver cuando la gente directamente se beneficia de todos estos proyectos, porque para nosotros en la embajada trabajamos con ellos todos los días, se hacen los planes y se implementan pero no hay nada, no hay ningún sustituto, como ver que la gente los acoge y se beneficia y hacen una gran diferencia en su vida.

Yo creo que, al fin y al cabo, no se trata solamente de dinero ni de cooperación externa, es bien importante que la voluntad política exista para hacer cambios, es importante que los salvadoreños vean que el gobierno y que todas las instituciones que son importantes en El Salvador tienen la voluntad política de hacer decisiones que los van a impactar de una forma positiva y constructiva.

EDH: En cuanto a lo que faltó por hacer y que no alcanzó el tiempo para lograrlo en 2014, ¿qué destacaría?

(Migración infantil)

Nos hace falta hacer más progreso coordinado para que los jóvenes y los niños no sientan que tienen que viajar a los Estados Unidos sin documentos; hemos hecho algún progreso en esta área, (pero) nos queda muchísimo por hacer. Hemos visto cómo ya se van a implementar programas para niños que vivan aquí y que tengan padres ciudadanos para que puedan pedir refugio y poder emigrar de una forma documentada, eso lo estamos empezando a hacer; a mí me hubiese gustado estar más adelantados en esa área.

Hemos visto una disminución en el número de niños que viajan sin acompañante, pero a mi me gustaría que ninguno tuviera que sentirse que tiene que viajar sin acompañante porque no tienen otras opciones.

(Seguridad pública)

EDH: En ese punto, ¿cómo ha visto el tema de la seguridad en el país, porque muchas voces han dicho que eso ha empujado a niños y adolescentes a emigrar solos por temor a las pandillas, por ejemplo?; ¿y cómo ve el rol de las autoridades de Seguridad en nuestro país?

Yo veo que la seguridad es una preocupación muy grande del gobierno de El Salvador, yo creo que hay movimiento en esta área y yo creo que ellos serían los primeros en decir que les gustaría haber visto más movimiento.

Pero es un tema bien complejo y es un problema que también nosotros tenemos en EE. UU. y nos ha tomado tiempo en poder dominarlo y poder buscar soluciones sostenibles a largo plazo; y de hecho, esas son las soluciones que también estamos buscando que sean aquí igual de sostenibles que en los EE. UU., y eso toma un poco de tiempo.

Yo sé que para los salvadoreños es difícil, yo lo veo, lo palpo, lo percibo, me lo dicen cuando salgo a hablar con la gente; siempre me lo recuerdan, por eso hay que dedicarle más entusiasmo, más esfuerzo en el próximo año. Pero eso no quiere decir que también no hayamos hecho progreso, pero hay que seguir trabajando, porque después de todo la seguridad es el problema que más afecta a los salvadoreños y a todos los que vivimos en El Salvador, día a día. No hay un día que pase que yo no oiga de la historia de una mujer que no ha podido llegar a su trabajo porque algo le pasó en el tránsito, en un autobús, a mí eso me conmueve, me inspira y me da más fuerza para seguir trabajando, porque especialmente, de mujer a mujer, yo lo siento y me gustaría poder ayudar más y seguiremos ayudando. No hemos terminado el trabajo pero vamos haciendo progreso sobre el camino.

El vicepresidente (de EE. UU., Joe) Biden en su conversación con los homólogos del área del Triángulo Norte ha dicho que no puede ver por qué El Salvador no es la próxima historia de éxito en Centroamérica. Yo creo tanto en eso y siento una gran responsabilidad por ayudar a que esto se haga realidad.

EDH: A la par de ese empuje, de esa ayuda que da EE. UU. al país, ¿se necesita más esfuerzo de las autoridades de seguridad?

Se necesita esfuerzo de todos, se necesita esfuerzo de la misma sociedad, de las municipalidades, del gobierno; yo creo que todos tenemos que hacer más esfuerzo, pero yo creo que hay una gran conciencia de que esa es la realidad y que la realidad demanda más esfuerzo de todos, porque esto no lo puede hacer más nadie que el gobierno, tenemos todos, absolutamente todos, los que vivimos aquí, seamos salvadoreños o no, que ayudar, y tenemos que hacer ese compromiso.

(Deportaciones)

EDH: Siempre en el tema migratorio. En EE. UU. han criticado mucho las masivas deportaciones, ¿cree que a futuro van a disminuir, y qué otras medidas van a tomar para evitarlas?

Yo creo que hay que atacar los problemas tanto en los EE. UU. como en los países de origen. De hecho, la Alianza para la prosperidad ya recibió bajo el presupuesto de este año que va en curso algunos dineros, es un principio, pero eso no lo es todo.

Vemos, por ejemplo, en Colombia donde en más de una década tuvieron que trabajar bien duro en el tema de la seguridad. Ellos decidieron poner de su dinero, el Estado se encargó, nosotros también cooperamos, o sea, fue un esfuerzo conjunto: la gente en Colombia, el gobierno, los Estados Unidos y también países amigos; allí todo el mundo cooperó y hemos visto un cambio, pero fue a largo plazo.

Yo tengo la esperanza y estoy positiva de cara al 2015. Soy una eterna optimista de que El Salvador también puede hacer lo mismo, pero hay que trabajarlo, estas cosas no suceden por magia ni suceden espontáneamente, hay que trabajarlo, hay que tener la dedicación. Todos tenemos que asumir nuestra responsabilidad.

En términos de migración, como ya se sabe, el presidente (Barack) Obama ya hizo unas decisiones de ciertos alivios que él podía hacer desde su posición en la Presidencia, autorizadas por la Constitución; hay que hacer más y yo creo que hay un acuerdo, un entendimiento no sólo del Partido Demócrata sino del Partido Republicano de hacer una reforma migratoria. No se han podido llegar a esos acuerdos pero a largo plazo es la reforma migratoria la que va a poder hacer un alivio sostenible y más estable, porque en última instancia es el Congreso y la legislatura de EE. UU. quien tiene el poder --depende de los acuerdos a los que se lleguen-- para incrementar número de visas, conceder ciudadanía, residencia.

(Plan migratorio de Obama)

EDH: Pero también está la oposición de los republicanos en este tema; ¿cómo lo van a enfrentar allá en EE. UU. y cómo va a afectar a los salvadoreños el hecho de que esas políticas puedan ser detenidas, incluso desde la vía judicial? ¿Qué tanta sostenibilidad tendrán las medidas de Obama a largo plazo?

Los alivios que ha dado el presidente Obama no son permanentes, quiero aclarar que eso puede cambiar con una administración o con otro presidente que quiera revocar todos estos alivios; sin embargo, yo creo que es un compromiso que tanto el Partido Republicano como el Partido Demócrata ya ven que tienen que hacer una reforma, que tienen que llegar a acuerdos porque eso es lo que va a ser sostenible. Esas leyes, todos esos alivios enfrascados en una ley, son los que van a permanecer, esto que está haciendo el presidente Obama es temporal y limitado, pero él así lo ha caracterizado.

Quiero enfatizar también que el presidente Obama ha tratado, a través de estos alivios, de fortalecer la frontera (de EE. UU.) porque esa es una preocupación que tienen los republicanos y para poder enviar gestos de política realista también ha hecho ese esfuerzo dentro de los alivios que ha prometido.

El problema de resolver la migración a largo plazo en EE. UU. en realidad es responsabilidad de los dos partidos, un lado puede hacer solamente ciertas cosas y tal vez a corto y mediano plazo, pero a largo plazo yo creo que todos estamos de acuerdo que hay que ponernos de acuerdo para poder dar aire a toda esta comunidad, como en el caso de los salvadoreños que son una comunidad tan importante que ha contribuido tanto a través de los años.

Yo llevo 20, 25 años trabajando en mi comunidad en Washington y la comunidad salvadoreña, desde que yo empecé a trabajar en las comunidades en Washington, siempre ha sido una comunidad que ha dicho presente, que trabaja, que paga impuestos, que tiene deseos de superarse; son un modelo y no puedo concebir cómo no podamos ponernos de acuerdo para estabilizar esta fuerza que es tan laboriosa y que tanto contribuye a los EE. UU. y que quiere seguir contribuyendo.

(Proyectos 2015)

EDH: En cuanto a las proyecciones para el otro año, ¿cuáles son las expectativas que tiene de El Salvador para el 2015?

El MCC hay que echarlo a caminar, tenemos que ver resultados de ese acuerdo, del llamado Fomilenio II. Estamos empezando la fase de implementación pero eso sería un cambio tan positivo que me llena de energía el saber que tenemos el MCC para que se ocupe, para que pueda desarrollar y para que pueda dar a esa zona costera una nueva vida.

Me encanta la parte de MCC que tiene que ver con las escuelas y lo que vamos a poder hacer, que tendremos currículos nuevos, que tendremos escuelas a tiempo completo, eso es muy excitante.

En 2015 yo espero, con muchísima alegría, poder ver y participar de todos esos progresos también.

En el Asocio para el Crecimiento (quiero) seguir trabajando en ese consenso que se necesita para dialogar los temas importantes del país como son la seguridad, el desarrollo económico, el clima de inversiones. Se han visto por parte del Gobierno unos avances importantes como la transacción de una disputa internacional que estuvo pendiente por muchos años. Esas cosas ayudan, pero hay que trabajarlas más para mejorar el clima de inversión, para ver que El Salvador pueda ser la historia de éxito que todos queremos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación