Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hasta 4,900 % sube facturade agua en sector industrial

La ASI cree que si el servicio de agua es descentralizado y pasa a ser administrado por los municipios del país, sería más eficiente.

Confiteria Americana JCQ

San Salvador, 27 de Enero de 2010. | Foto por Archivo

El sector industrial  está pagando más a la Anda por acueductos y alcantarillados desde el pasado 10 de septiembre.

El nuevo pliego tarifario del servicio de agua potable que entró en vigencia el pasado 10 de septiembre, ha aumentado los costos de producción y reducido la competitividad del sector industrial, aseguró el presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Javier Simán.

Añadió que a la mayor parte del sector , la factura que envía Anda ha tenido alzas  tanto por el metro cubico de agua potable como por el alcantarillado y acueducto; los incrementos van  entre el 150 % y 250 %.

Ante la denuncia de la gremial,  la reacción de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda) fue casi de inmediato e  emitió un comunicado señalando que el cobro que hace por alcantarillado “es simbólico y se usa para el mantenimiento de redes”.

 Simán expuso que la factura se ha elevado hasta en un 4,900 % en el caso de muchas pequeñas y medianas industrias. Aclaró que aún no tienen el monto real en dinero que la industria está pagando.

“Eso saca de competitividad a las industrias que compiten con otros países”, dijo el dirigente gremial.

Según la tabla de incremento que mostraron los industriales, que es la misma que se encuentra en las tarifas del acuerdo número 1,279 sobre las reformas a las Tarifas del Servicio de Acueductos y Alcantarillados de la Anda, y que fue publicado el Diario Oficial del 10 de septiembre de 2015, el porcentaje de los cobros son  elevados, exceptuando los casos de quienes consumen de cero a cinco metros cúbicos de agua potalbe al mes, que mantiene  la tarifa a de $0.10 centavos por cada metro cubico.

Pero quienes consumen  de seis  a 20 metros cúbicos  sí tienen que  pagar más. Antes  la tarifa era de 10 centavos, con la nueva tarifa la autónoma está cobrando cinco dólares, lo que significa un 4,900 % de incremento en el servicio por alcantarillado.

Con base a estas cifras significa que quien consumía 20 metros cúbicos ante pagaba  dos dólares, pero ahora pagará cien  dólares.

El costo de metro cúbico de agua incrementa, dependiendo de la cantidad que se consume al mes.  La tarifa más alta la tienen quienes utiliza más de 500 metros cúbicos mensuales.

Antes quien consumía entre 21 y 30 metros cúbicos, pagaba dos dólares por cada metro cúbico. Ahora el costo es de  cinco dólares;si usa  los 30 metros cúbicos, la factura paso de 60 dólares a 150 dólares.

De 101 a 500 metros cúbicos en adelante se cobraban 4.00 dólares, hoy los industriales pagan 10 dólares por metro cubico. Y de 501 metros cúbicos de consumo mensual en adelante, antes  la tarifa era de 4.00 dólares y ahora de  20 dólares.  Por ejemplo, si el consumo era de 510 metros cúbicos mensuales de agua potable, el costo paso de 2,040 dólares a  10,200 dólares.

En las factura de Anda, además se cobra la tarifa de acueducto, que también ha tenido un incremento, el cual también es proporcional a la cantidad de agua consumida. Por acueducto los incrementos van desde 54 % hasta 120%.

La gerente de inteligencia industrial de la ASI, Doris de Rivera, afirmó que en los últimos años “el gobierno ha introducido nuevos costos para las empresas, los cuales no están contemplados en sus presupuestos” que elaboran para su operación anual.

Eso les limita a tener una mejor producción y a hacerlos menos competitivos, dijo.

La posición de la Anda

Según el comunicado de la autónoma, las tarifas que critica la Asociación de Industriales (ASI), no es cercana al costo real de lo que cuesta diariamente mantener  libres de obstrucciones las cañerías del país. Alega que durante más de una década se cobró solo 10 centavos de dólar por el consumo de 11 a 20 metros cúbicos de agua potable.

La autónoma expone  que en los últimos años “se ha visto un deterioro y casi desaparición del sistema de alcantarillado sanitario en algunas zonas, ocasionado por el incumplimiento a la norma de descargas de aguas residuales de tipo especial. Por años han tirado a estas cañerías cantidades de aceite, grasas y otros vertidos que afectan y dañan las tuberías y demás infraestructura”.

En el comunicado sostienen que la autónoma hace esfuerzos para desarrollar el programa piloto de Calidad de Vertidos (Calverti), en el que se le hace hincapié a la industria en general a que cumpla con las norma, colocando trampas de grasa, entre otros requisitos.

Sin embargo, el presidente de la ASI aseguró que el sector industrial no es el mayor contaminante porque las descargas de agua de ese tipo solo representan el 3 % de contaminación.

Quienes lo hacen son empresas que aún no han invertido en plantas de tratamiento, explicó el dirigente.

Enfatizó que la mayor parte de industrias ha hecho grandes inversiones en plantas de tratamiento de agua, no solo para purificarla antes de descargarla, sino para reciclarla.

Ese es el caso de la industria textil que está reutilizando el 85 % del agua una vez tratada.

“La industria está asumiendo la responsabilidad del tratamiento de sus propias aguas y de una gestión sostenible, y eso es una responsabilidad que también corresponde a la Anda”, indicó Simán.

La autónoma dijo que se están preparando para desarrollar el proyecto de Sistema de Alcantarillado Sanitario (SAS) que consiste en un nuevo sistema para la zona de la colonia Escalón y calle La Mascota, utilizando tecnología de punta y en donde todo comercio que no cumpla los estándares que exigen las normas de aguas residuales, de tipo especial, no podrá conectarse a la red.

La posición de la Anda en el comunicado indica que continuará trabajando para mejorar el servicio de agua potable y aguas residuales en todo el territorio nacional, a pesar de las limitantes económicas de la institución.

Sin embargo, el sector industrial señaló que la Anda no ha sido capaz de ejecutar su presupuesto, y prueba de ello es que del año 2009 a 2014 existen 123.4 millones de dólares que no fueron utilizados, expresó Simán.

Es por eso que la gremial califica a la Anda como “deficiente” por varios factores, entre ellos la existencia de fugas en la red de distribución, lentitud en la reparación de daños y la existencia de usuarios inconformes con la prestación del servicio de agua.

“Al igual que en otras instituciones, no es problema de recursos, sino de capacidad para administrar eficientemente”, señaló Simán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación