Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se ha gastado más de lo que ha ingresado a caja

El Ministerio de Hacienda reflejó al precierre del presupuesto 2012, que el gobierno había erogado $4,422.9 millones en gasto corriente, que han ido a parar al pago de remuneraciones, bienes y servicios, a la cancelación de deuda y otras transferencias, cuando lo presupuestado el año pasado fue de $4,203.4 millones.

También detalla el informe preliminar, que los ingresos estimados al cierre del año pasado fueron de $3,695.2 millones, es decir, que el gobierno ha sobrepasado su capacidad financiera en $727.7 millones.

Según el reporte de Hacienda, a las arcas del gobierno ingresaron en concepto de impuestos $208.9 millones más que en 2011, pero fueron también $145.8 millones menos que lo proyectado.

Diputados de ARENA, PCN y Gana tienen su propia lectura sobre las cifras citadas anteriormente.

Según Mario Ponce, del PCN, esta disparidad entre ingresos versus gastos de 2012, que revela el gobierno, puede deberse a que el presidente Mauricio Funes haya pedido austeridad a algunas carteras de Estado.

Esto podría ser la causa de que algunas instituciones no hayan ejecutado totalmente su asignación presupuestaria, reflexionó.

"Desde ese punto de vista coincide... si ha manejado de forma apropiada la crisis, pudo haber sido el triple que hubiéramos quedado debiendo", manifestó Ponce.

Sin embargo, para Mariella Peña Pinto, de ARENA, es lo contrario, cree que el gobierno gasta más de lo que gana, reflejando con esto que no existe tal austeridad, dijo.

Wilfredo Iraheta Sanabria, de Gana, dice que la recaudación tributaria de los últimos años es de las mejores y que con esos ingresos el déficit debería bajar. Añadió que hay que revisar el plan de gastos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación