Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fondos insuficientes para detectar y tratar el cáncer

El Seguro invierte más del doble que el Ministerio de Salud en la atención de los pacientes con cáncer, pese a que el número de personas que atiende es menor. Entre las deudas que tiene el sistema de Salud están adquirir equipo de radioterapia y

Una mujer de 65 años permanece ingresada en el servicio de oncología del Hospital Rosales. Recibe tratamiento por cáncer de ovario. 

Una mujer de 65 años permanece ingresada en el servicio de oncología del Hospital Rosales. Recibe tratamiento por cáncer de ovario.  | Foto por Archivo

Una mujer de 65 años permanece ingresada en el servicio de oncología del Hospital Rosales. Recibe tratamiento por cáncer de ovario. 

En la atención de pacientes con cáncer, el Ministerio de Salud (Minsal) ha invertido un estimado de $67.2 millones, entre 2009 y 2013. Ese monto incluye prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, de acuerdo con datos publicados en el documento “Diagnóstico Situacional del Cáncer”.

Pero con los recursos financieros destinados al tratamiento de estos pacientes no se ha logrado cubrir la demanda. La falta de equipos propios, como acelerador lineal y máquinas de cobalto, y la escasez frecuente de medicamentos indispensable para las quimioterapia son problemas con los que se tropiezan las personas con cáncer.

Para Héctor Valencia, quien ha laborado por 21 años en el Servicio de Hematooncología del hospital Rosales, el principal centro público de referencia del país, los recursos destinados al cáncer no han sido ni son suficientes.

“El gasto en un programa de pacientes con cáncer es bien alto y no se ha dado eso, tampoco hay un programa bien establecido. Ahorita tenemos un gran déficit de medicamentos y eso sucede muy frecuentemente. Entonces, tenemos problemas para el tratamiento de los pacientes”, comentó Valencia.

En cuatro años, el Minsal incrementó en $4.4 millones los fondos destinados para esta área. En 2013, el Minsal asignó $15.1 millones, lo cual representa el 2.9 por ciento del presupuesto ejecutado en ese año.

“En promedio, en el Minsal se invierte alrededor del tres por ciento del presupuesto total anual en la atención de este tipo de patologías. La mayor parte de la inversión se realiza en la red hospitalaria, especialmente en la atención de egresos, cuyos costos representan, en promedio, el 50 por ciento o más de los montos invertidos para este propósito”, se detalla en el documento Diagnóstico Situacional del Cáncer.

Por su parte, el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) entre 2009 y 2014 destinó, según estimaciones, $160.7 millones en diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. Es decir, que el Minsal destinó $63.9 millones menos que el ISSS durante  esos  cinco años.

Según el informe, elaborado por el Minsal con el apoyo de un comité consultivo, entre el 6.5 % y el 8.2 % del presupuesto general se gasta en la atención del cáncer.

“En el caso del ISSS, que posee un hospital especializado en tratamiento de cáncer (Hospital Oncológico) y realiza además otras intervenciones asociadas a la detección temprana, exámenes de laboratorio especializados y provee otras atenciones en salud por encima de la oferta del Minsal, la inversión tiende a ser superior”, se afirma en el documento.

Morena Murillo, representante de la Alianza para la Prevención del Cáncer, manifestó que el Seguro siempre ha tenido mayores recursos para esta área. El Minsal, agregó, tiene una deuda con la población al no tener equipo propio para ofrecer radioterapia, aunque sí brinda quimioterapia.

“Todos  sabemos que el tema del cáncer se está complicando en todos los países y se está haciendo un gasto enorme en los sistemas de salud, en los presupuestos nacionales; por lo tanto, debemos poner atención más en las causas que están provocando el cáncer”, agregó Murillo.

Según el Diagnóstico Situacional del Cáncer, el ISSS invirtió en promedio entre 2003 y 2014 alrededor del 7.4 por ciento de su presupuesto anual en salud. Es decir que invirtió más del doble que el Minsal en esa enfermedad.

Sumando las cifras del Minsal con las del ISSS entre 2009 y 2013, los dos grandes proveedores de servicios de salud, en el país, se destinó $198.3 millones para atender la patología. 
Se pasó de invertir $31.2 millones en 2009 a $43.6 millones en 2013. Como porcentaje del gasto total en salud el promedio de inversión fue de 4.8 por ciento.
“Las cifras estimadas confirman la desigualdad en la distribución de los recursos públicos dentro de las diversas entidades del sector salud. Mientras que el ISSS gasta en detección y tratamiento de cáncer, cerca o más del doble de lo que gasta anualmente el Minsal para el mismo propósito”, se detalla en el informe.
En el diagnóstico se establece que el sistema público de salud presenta brechas importantes en términos de recursos humanos, tecnología e infraestructura para la atención especializada.

El jefe del Servicio de Hematooncología del Rosales insiste en que “desde el punto de vista de manejo y tratamiento, nosotros tenemos deficiencia de muchos medicamentos.  No esperamos que provean los medicamentos de los mejores, pero lo básico debería estar siempre, ahí también tenemos problemas”.

En el mismo rubro, el Minsal destina anualmente $500 mil en concepto de subsidio al Instituto Nacional del Cáncer donde se brinda radioterapia a los usuarios del sistema de salud pública.

El Minsal es responsable de atender al 72 por ciento de la población y el ISSS al 25 por ciento.

FALTA DE EQUIPOS
De acuerdo con el diagnóstico elaborado por el Ministerio de Salud, en los establecimientos de tercer nivel de atención no tienen bomba de cobalto, acelerador lineal, ni gama cámara, tecnología importante para brindar tratamiento a las personas con cáncer.

En el sistema público solo se dispone de cuatro equipos de Tomografía Axial Computarizada, una resonancia magnética, un mamógrafo y tres quirófanos.

l ISSS por su parte tiene una bomba de cobalto, un acelerador lineal, dos gama cámara, dos TAC, dos ultrasonidos, cuatro mamógrafos, una resonancia magnética y dos quirófanos.

Mientras que el Instituto del Cáncer tiene dos bombas de cobalto, un TAC, un ultrasonido y un mamógrafo. En general el estudio del Minsal recoge que en el tercer nivel de atención para pacientes con cáncer hay tres bombas de cobalto, un acelerador lineal, dos gama cámaras, siete TAC, 12 ultrasonidos, seis mamógrafos, dos resonancias magnéticas y cinco quirófanos.

“En el caso específico del cáncer, la deficiencia histórica de tecnologías para proporcionar radioterapia, hace que se derive al paciente hacia el Instituto del Cáncer, una entidad de naturaleza privada que recibe subsidios del Estado a través del Minsal, sin embargo factura al paciente los servicios que le son proporcionados, a un costo menor al costo del mercado, que en definitiva afecta el presupuesto familiar”, se lee en el documento.

En el ISSS, los asegurados tienen una oferta de servicios oncológicos más amplios, pero también experimentan largos tiempos de espera.

El 27 de octubre se solicitó una entrevista con las autoridades del Minsal, sobre la Política Nacional para la Prevención y control del Cáncer, a través de la Unidad de Comunicaciones, hasta la fecha no han dado ninguna respuesta.

El martes, en el simposio sobre el cáncer, Violeta Menjívar, titular del Minsal, manifestó que está en desarrollo el proyecto para crear e implementar la Unidad Nacional de Radioterapia. Sin embargo, no habló sobre los costos, ni de dónde saldrán los fondos para el equipamiento, construcción contratación de personal y el mantenimiento.

“Hasta ahora vamos a tener la oportunidad de tener una moderna unidad de radioterapia, agradecemos lo que hace el Instituto del Cáncer. El próximo año ya se va a contar con esta unidad moderna con acelerador lineal, braquiterapia, TAC y todo lo que es necesario”, dijo Menjívar;quien considera que también se debe prevenir y detectar el cáncer de forma temprana.

 

“Todos sabemos que el tema del cáncer se está complicando en todos los países y se está haciendo un gasto enorme en los sistemas de salud, en los presupuestos; por lo tanto debemos poner atención en las causas”. Morena Murillo, de la Alianza intersectorial del cáncer.
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación