Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fomilenio no resuelve el bajo crecimiento: economistas

Se deben renegociar acuerdos precautorios (con el Fondo Monetario) y crear una política económica.

En contraste con la expectativa de crecimiento gubernamental de 2.4 % en relación al Producto Interno Bruto (PIB), economistas advierten que Fomilenio II no puede ser considerado como el gran proyecto de inversión para el país y que se necesita una política de atracción de inversión permanente.

Ante esta necesidades importante volver a negociar un acuerdo precautorio con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y reducir el déficit fiscal (3.4 %) producto del alto endeudamiento, a pesar de las buenas tasas de recaudación tributaria.

Claudio de Rosa, exdirector ejecutivo de la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa), consideró que es demasiado miope considerar Fomilenio II como la panacea para mejorar el desarrollo nacional y que se necesitan diversos compromisos políticos y fiscales para resolver la crítica situación.

"Las malas gestiones atrasan los recursos. Estados Unidos es prudente y ve en los excesivos señalamientos de varios funcionarios del gobierno una confrontación muy marcada que desgasta la buena gobernabilidad", consideró el economista.

También la idea de incluir en la proyección de crecimiento para 2014 el segundo compacto de fondos modificará en un sentido negativo las expectativas, es decir, no se logrará elevar la tasa estimada y generará un estancamiento mínimo, pero significativo.

"Fomilenio II va más allá de las reformas. Hay que crear señales y estimular el entendimiento entre los sectores para la relación de los inversionistas con el Estado sea constante", indicó Rigoberto Monge, economista.

Asimismo se insistió en "las dos caras de Fomilenio", es decir, aspectos cuantitativos y cualitativos relacionados con el uso de los fondos y las buenas credenciales que debe de mostrar el país ante la comunidad internacional y los organismos multilaterales.

"Creo que es necesario tener un plan económico donde Fomilenio es solo una herramienta, un recurso, pero no la salida a todos los problemas del país. Y esto, lamentablemente, no lo han presentado los candidatos (a la presidencia)", añadió Monge.

Ambos economistas recalcaron que es urgente iniciar con programas paralelos a los de Fomilenio II para solucionar diversos problemas sociales en la franja costera del país, junto con la creación de un corredor logístico que incluya puertos y aeropuertos, si el país desea estar "en el mapa" de las inversiones.

El compacto asciende a $277 millones por parte de Estados Unidos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación