Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El fisco con trayectoria insostenible desde 2008

Para Fusades, la ruta que llevan las finanzas públicas es insostenible y pone en riesgo a salud, educación e infraestructura

El ensanchamiento del déficit fiscal no permite la recuperación de las finanzas públicas, según analistas. De acuerdo con datos de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), entre enero a junio 2013 el déficit fiscal tuvo un aumento de $52.7 millones.

El informe de coyuntura de Fusades, al segundo trimestre, revela que los ingresos totalizaron $2,513.4 millones, experimentando un crecimiento del 4 %, en comparación al mismo periodo del año previo. Sin embargo, el buen resultado de los ingresos queda diluido debido a que el gasto alcanzó los $2,863.5 millones, reflejando un aumento del 5.5 % frente al primer semestre del año pasado.

Con ello, el país se aleja del compromiso plasmado en el Acuerdo de Sostenibilidad Fiscal, asumido por el gobierno salvadoreño ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), de reducir el déficit fiscal al 2.7 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Otra situación que ha planteado Fusades, porque afecta el desempeño macroeconómico del país, es el desfinanciamiento del Presupuesto General de la Nación. El problema es que se sobreestimaron los ingresos y se subestimaron los gastos, aprobando así un presupuesto incompleto.

El tanque de pensamiento asegura que el presupuesto del año pasado no fue presentado apropiadamente, y lo mismo se esta haciendo con el presupuesto de 2014, el cual fue aprobado a finales de octubre por un monto de $4,679 millones de dólares, por lo cual se cree que la situación irá empeorando.

Por ejemplo, en septiembre de este año, se recaudaron $130 millones menos en concepto de ingresos tributarios.

"El gobierno ha pagado gasto corriente con deuda de corto plazo, y ahorita están viendo como harán para pagar todas las obligaciones", dijo Álvaro Trigueros, director del Departamento de Estudios Económicos (DEC).

En cuanto a la deuda del SPNF, Fusades dice que esta aumentó 5.1 puntos porcentuales, lo que representa el 57.6 % del gasto total, y la mitad de esa deuda está relacionada con la emisión de los $800 millones de eurobonos, porque la Asamblea Legislativa autorizó que parte de esos bonos se utilizara para gasto corriente. Y aunque se pagó de forma anticipada una parte de la deuda de corto plazo, al mismo tiempo se siguió colocando Letes.

Por ello, la deuda ha seguido creciendo y a junio de 2013 aumentó $53.8 millones, mientras que el saldo de los Letes llegó a $622.3 millones.

De continuar esta tendencia, en un entorno de bajo crecimiento económico, la deuda podría llegar a ser insostenible, lo que implicaría que el gobierno enfrentará serios problemas para atender las necesidades de la población y el pago de la deuda.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación