Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dudan de diputada al frente de gremio de abogados

El titular del Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ), Tito Zelada, dice que se trata de una "regla general"

El presidente del CNJ, Tito Zelada, consideró que las organizaciones de abogados tienen por norma la "apoliticidad" en sus estatutos. Foto EDH / archivo

El presidente del CNJ, Tito Zelada, consideró que las organizaciones de abogados tienen por norma la "apoliticidad" en sus estatutos. Foto EDH / archivo

El presidente del CNJ, Tito Zelada, consideró que las organizaciones de abogados tienen por norma la \"apoliticidad\" en sus estatutos. Foto EDH / archivo

El presidente del Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ), Tito Zelada, consideró ayer que las instituciones de abogados en el país tienen como "regla general" ser apolíticas, por lo que el nombramiento de la diputada Claudia Ramírez como presidente de la Federación de Asociaciones de Abogados de El Salvador (Fedaes) queda en entredicho.

"Los estatutos de la Fedaes afirman la apoliticidad, esa sería la respuesta, en donde alguien militante de un partido no puede estar dirigiendo una institución como esa. Eso sería el principio, como una cosa sencilla", declaró el funcionario.

Ramírez, quien dejó las filas de ARENA, se unió a la bancada de tránsfugas pero después se sumó al Partido Democracia Salvadoreña (PDS) y ahora también dirige la Fedaes, que se encargará de organizar las elecciones en 2015 de la que saldrán diez aspirantes a magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y del mismo CNJ.

Zelada dice que no sabe si los estatutos de la Fedaes prohiben que haya miembros de partidos políticos entre sus dirigentes, pero aseguró que "todas las organizaciones y asociaciones gremiales tienen, como regla, la apoliticidad".

Según explicó, los candidatos son presentados por las distintas gremiales de abogados, pero la conducción del proceso está en manos de la Fedaes, por lo que la presencia de Ramírez sembraría dudas sobre el mismo.

"La presentación de los candidatos la hacen las gremiales, la conducción de la Fedaes no se vería muy bien. Si tal como lo establecen los estatutos, habría que ver si impide... esa es una regla en todos los gremios. No sé si es así en la Fedaes como institución privada", manifestó Zelada.

Esta visión de Zelada coincide con la del Centro de Estudios Jurídicos (CEJ), quien en un comunicado consideró que la "Fedaes debe ser una entidad apolítica; así lo reconocen los estatutos, prohibiendo además que sus miembros adopten acuerdos que directamente puedan relacionarse con la política militante".

En su momento, el también director del Departamento de Asuntos Políticos de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), Javier Castro, criticó el nombramiento de Ramírez como presidenta de la Fedaes.

A juicio del abogado, esto puede verse como un intento de politización de la elección de los magistrados a la CSJ, por lo que la presencia de Ramírez haría que la Fedaes se "desnaturalice".

Por su parte, Ramírez ha defendido su nombramiento, al asegurar que la Federación es un ente colegiado y que su elección fue por mayoría. Aseguró que dicha organización no tiene nada que ver, en sus estatutos, con lo político. Ramírez fue electa como presidenta de la Fedaes el pasado 26 de junio, según anunció el CEJ.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación