Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Diputada pide indagar si hay relación entre Funes y caso del Ferrari

En aeropuerto dicen aterrizó avión privado con presidente ese día y abordó un Ferrari

Diputada pide indagar si hay relación entre Funes y caso del Ferrari

Diputada pide indagar si hay relación entre Funes y caso del Ferrari

Diputada pide indagar si hay relación entre Funes y caso del Ferrari

La diputada de ARENA, Ana Vilma de Escobar, pedirá hoy a la Fiscalía General de la República que esclarezca el accidente del Ferrari ocurrido el pasado 18 de febrero y si hay una vinculación con el presidente Mauricio Funes, pues dice tener informes de que el mandatario ingresó "alcoholizado" en la madrugada del día del accidente en un hospital privado donde se le practicó una cirugía de cadera.

El secretario de Comunicaciones de Casa Presidencial, David Rivas, negó tal relación. Consultado por El Diario de Hoy, Rivas dijo que tales señalamientos responden a una campaña sucia de ARENA en época electoral porque "están desesperados", y que De Escobar por su fuero puede decir lo que sea. (Ver nota aparte).

Pero De Escobar dijo ayer que trabajadores del Aeropuerto Internacional en Comalapa informaron que a las 2:00 de la mañana del 18 de febrero atendieron el aterrizaje de un avión privado propiedad de Miguel Menéndez, del que "descendió el presidente con una acompañante".

"El Batallón Presidencial y un Ferrari esperaban al pasajero. A las 2:30 de la madrugada un Ferrari se estrelló en el redondel Masferrer", expresó la diputada al anotar la coincidencia de ambos hechos y pidió al Fiscal investigarlos.

"Hay muchísima información que está siendo ocultada. Lo que tenemos que hacer es pedirle a las autoridades que investiguen, que den datos, que nos expliquen a la población qué es lo que está sucediendo... dejemos ya de estas explicaciones absurdas", exigió De Escobar, que dijo sentirse "burlada e indignada" con las versiones oficiales sobre la lesión de Funes.

"Se presume que el presidente iba en el vehículo accidentado... para nadie es un secreto que el Presidente de la República lleva una vida desordenada, que consume alcohol y otras sustancias", afirmó De Escobar.

En ese sentido, pidió que Medicina Legal le haga un antidoping de alcohol y drogas, pues, según "testigos fidedignos", él llegó al hospital el día del accidente del Ferrari con niveles de alcohol u otras sustancias que impidieron que fuera operado de inmediato.

"La salud de un Presidente de la República es un tema de Estado... la vida de un presidente debe ser pública... debe ser ejemplo (para los jóvenes)", afirmó.

La legisladora aseguró que hoy solicitará formalmente a la Fiscalía: que investigue si hubo o no un fraude procesal y si se contaminó la escena del accidente del Ferrari; que se investigue si el presidente está o no habilitado física y mentalmente para gobernar, al igual su conducta, pues la Constitución manda que sea "notoriamente moral y ética y (la de Funes) no lo es".

Versiones y dudas

De Escobar insistió ayer que son "inverosímiles" las versiones oficiales sobre el accidente del gobernante y la del Ferrari que han dado autoridades del gobierno y las policiales. Para el caso mencionó a la esposa de Funes, Vanda Pignato, y al secretario de Asuntos Estratégicos, Hato Hasbún.

El 18 de febrero por la noche, Pignato, David Rivas y el médico de cabecera y cirujano de Funes, Ricardo Olmedo Baratta, informaron que el presidente había salido con éxito de la operación tras sufrir una caída en su casa mientras se ponía un zapato. Pignato dijo incluso que estaba presente en el momento del percance.

La coincidencia entre el accidente del gobernante y el choque de un Ferrari contra un árbol en el redondel Masferrer, cercano a la Residencia Presidencial, propició un debate ciudadano en las redes sociales.

Esa vinculación la rechazó Hasbún días después. Sin que se lo consultaran periodistas, dijo que Funes no manejaba el auto, que eso era una "tontería" y que él no tenía para comprarse uno de esos carros.

Pero De Escobar dice que la versión oficial no es convincente y que la que ha dado la Policía no está completa porque "se les ha silenciado".

Para el caso se preguntó: ¿por qué se acordonó la escena del accidente del Ferrari con el despliegue de agentes del Grupo de Reacción Policial (GRP)? ¿Por qué se decomisaron vídeos de las cámaras (según vigilantes)? ¿Por qué sobrevuela esa zona un helicóptero y por qué manejan como presunción que los ocupantes del automóvil fueran Eduardo Kriete y Helweth Batarsé.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación