Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Militares en retiro lo consideran inconveniente

Cuestionan nuevos grados en Fuerza Armada

Creación de nuevos grados de generales provocará más carga económica al Ipsfa.

Dia del soldado

El Ministerio de la Defensa ha pedido modificar la Ley de la Carrera Militar incorporando nuevos grados militares como el de general de Ejército. | Foto por MC

El Ministerio de la Defensa ha pedido modificar la Ley de la Carrera Militar incorporando nuevos grados militares como el de general de Ejército.

Un grupo de militares en situación de retiro ha cuestionado las intenciones del Alto Mando de la Fuerza Armada de reformar la Ley de la Carrera Militar para incorporar nuevos grados de generales a la estructura organizativa de la institución armada.

En la propuesta de reformas a la Ley de la Carrera Militar, que ha presentado la Fuerza Armada a la Asamblea Legislativa y cuya copia tiene El Diario de Hoy, se propone modificar el artículo 45 con la incorporación del grado de General de Ejército o sus equivalentes, que serían General de Aire para la Fuerza Aérea y Almirante para la Fuerza Naval.

La reforma contempla un incremento salarial para los nuevos generales. El salario actual del General de División es de 3,154 dólares; mientras que el sueldo propuesto para el General de Ejército sería de 3,400 dólares. Eso erogaría un incremento de 11,808 dólares anuales para la Fuerza Armada, según el proyecto de reformas.

Los generales de División que ostenten el cargo de Ministro y Viceministro de Defensa y Jefe del Estado Mayor Conjunto podrán ascender a los grados de generales que se proponen crear, siempre y cuando hayan permanecido en el anterior rango con un mínimo de dos años, señala la propuesta.

Para lo anterior hay un artículo transitorio en el proyecto de reformas   que señala que a los generales en situación de retiro que se encuentren en la actualidad al frente de la Fuerza Armada y que ostentan el grado de General de Brigada y General de División o sus equivalentes, serán ascendidos al grado de General de División y General del Ejército o sus equivalentes.

La reforma también proyecta aumentar la cantidad de años del servicio militar de 30 años como en la actualidad hasta 36, es decir, seis años laborales más.

Las autoridades militares han justificado que el aumento de los años de servicio, y la creación de tres altos grados de generales permitirá fortalecer la estructura orgánica y de funcionamiento de la Fuerza Armada.

Además amplía el tiempo de servicio para alcanzar en la carrera una mayor permanencia tanto en la jerarquía de oficiales como de suboficiales, aprovechan sus conocimientos y experiencia.

Consideran que incentiva la moral de los integrantes de la Fuerza Armada con la creación de nuevos grados en la jerarquía militar, mejorando la situación salarial.

Grados no están acorde a organización actual

Los militares inconformes sostienen que Ejército como tal no existe, porque el Ejército del que se habla es una rama de la Fuerza Armada. Para que se entienda como un Ejército este debería de estar conformado por tres divisiones y un batallón de apoyo de servicio de combate.

“Si no hay Divisiones Militares, mucho menos un Ejército... Aquí Ejército es una rama no una unidad militar”, dijo un alto oficial en situación de retiro que no quiso que se le identificara.

Señaló que “los grados son de acuerdo a las unidades existentes, hay brigadas, entonces puede haber general de brigada. En caso de guerra se conforman divisiones, entonces hay generales de División. Pero Ejército no hay, así que es en vano un general de Ejército”.

Por su parte, el diputado por ARENA_y general en situación de retiro, Mauricio Ernesto Vargas consideró que “la homologación de los grados entre el Ejército, Fuerza Aérea y Fuerza Naval, como aspiración es legítimo, pero en este momento, es inconveniente y desafortunado, que viendo el problema del Ipsfa y que a través del problema del Ipsfa estén tratando de desarrollar esa jerarquización”.

Vargas tiene otra visión de la  creación de nuevos grados de generales. “Lo veo más que todo como cuestiones de personalidad donde prácticamente se están haciendo cosas innecesarias por visiones personales, y considero que no es posible hacerlo de esa manera”, dijo el diputado. Agregó que desconoce cuáles sean las verdaderas intenciones de los altos jefes militares en insistir con esas reformas, pero “diría que es una aspiración del Alto Mando a tener una jerarquía mayor”.

Las autoridades militares han justificado que la creación los nuevos grados de generales permitirá estar a la altura de los procesos internacionales ante organismos de seguridad y defensa en las jerarquías de mando y precedencias.   Además señalan que permite homologar el grado de General al de otras Fuerzas Armadas.

En ese sentido, el diputado Vargas señala que lo anterior es “una media verdad, porque no es cierto que podamos aspirar en un momento determinado a ser comandantes de una de esas misiones (internacionales), esas misiones se otorgan de acuerdo al aporte institucional que presenta el país”.

Agregó que  “yo no voy a ir a pretender ser comandante de la OTAN, cuando no tengo los submarinos, no tengo misiles balísticos, o sea la organización, normalmente la misión la comanda el país que tiene la estructura y que conoce la experticia de esa organización para poderla manejar”.

Advierte peligro de uso político de Fuerza Armada

El General Vargas recordó que la Fuerza Armada ha sido respetuosa de los gobiernos legítimamente constituidos, pero advirtió del peligro de que esta sea instrumentalizada para fines políticos, en estos momentos.

En ese sentido sostuvo que  “no podemos permitir llevarla a ser una Fuerza Armada del partido, porque entonces deja de ser un fiel de la balanza y el Estado queda desprotegido de una institución que al igual que en Venezuela ya no es del Estado sino que es del señor Maduro y de su partido”.

Agregó que “la Fuerza Armada se debe de cuidar, pero que no la instrumentalicen desde  una perspectiva política... están tratando de granjearse el abanderamiento de una institución que no les corresponde porque es de la nación”.

Lo grave, a juicio de Vargas, es que se esté buscando respaldo político para la aprobación de las reformas, sin analizar las consecuencias de las mismas, por lo que demandó que “nos apeguémonos a la razón y no al balance de fuerzas, a la aritmética legislativas para sacar algo que en un momento determinado puede tener una razón, pero que ahora es inconveniente”.

Agregó que “no es posible que se vaya dando la ruptura institucional, como en el pasado, en el que han habido actos que son atentatorios contra la institucionalidad de la Fuerza Armada, como han habido algunos ascensos que no han sido justificados desde la perspectivas del Estado de Derecho, sino que ahí han quedado y nadie quiere decir absolutamente nada y eso no se vale, y eso no es posible”.

Velar por otras prioridades

Vargas considera que existen otras prioridades en la Fuerza Armada que la intención del Alto Mando Militar de querer aspirar a ostentar nuevos grados de generales.

En ese sentido, el diputado Vargas cree más importante que las máximas autoridades hagan gestiones para mejorarles el salario y beneficiar con bonos económicos a la tropa y oficiales que apoyan  las tareas de seguridad pública.

Señalo que a los soldados desde hace seis años no han tenido incremento salarial y “eso contrasta con lo que se le quiere asignar salarialmente  a los policías y los soldados ganan el mismo salario mínimo desde hace seis años y no hay una equiparación de salarios, igual tarea, igual riesgo, igual pago”.

Recomendó que se le otorgue un bono de riesgo cada año a los soldados y con eso compensar de que no les paguen horas extras.

“Eso si es modernización de la Fuerza Armada, eso si es incentivar a la Fuerza Armada, pero no tener generales de Ejército”, dijo Vargas. Señalo que un trabajador común cumple con una jornada laboral de 44 horas semanales, los soldados trabajan 48 horas cada dos días.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación