Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cuatro meses sin Maryory, la bebé raptada en la unidad de salud de San Miguelito

Con lo poco que tienen, los padres de Maryory han buscado la ayuda de sus amigos, vecinos e iglesias y se han dado a la tarea personal de encontrar a su hija

Graciela de Medrano, madre de la niña raptada, se ha dado a la tarea de pedir a los medios de comunicación que le ayuden a encontrara a su hija.

Graciela de Medrano, madre de la niña raptada, se ha dado a la tarea de pedir a los medios de comunicación que le ayuden a encontrara a su... | Foto por elsalvador.com

Graciela de Medrano, madre de la niña raptada, se ha dado a la tarea de pedir a los medios de comunicación que le ayuden a encontrara a su hija.

Maryory, la bebé raptada en la unidad de salud de San Miguelito, está por cumplir cuatro meses de edad, dos de los cuales ha pasado en manos de sus raptores, si es que aún la tienen consigo. Se desconoce su paradero, no se sabe dónde la tienen o si la han sacado fuera del país. Este ha sido un caso en el que ni la Fiscalía General de la República (FGR), ni la Policía Nacional Civil (PNC) han logrado resolverlo con la misma diligencia con la que en septiembre del año pasado encontraron al bebé de la familia familia Cushworth-Casanellas.

Luís Martínez, quien en ese entonces era el fiscal general, montó un despliegue investigativo en el que incluyó la apertura a los medios de comunicación para el seguimiento de las diligencias con la PNC. También montó una conferencia de prensa para dar a conocer que el bebé intercambiado en el Hospital Ginecológico había sido encontrado y que se lo entregarían a sus padres originales. La ciudadanía percibió que las estructuras de justicia funcionaban diligentemente.

Pero con el caso de la bebé Maryory, la percepción es otra. Graciela de Medrano, madre de la niña, se ha dado a la tarea de pedir a los medios de comunicación que le ayuden a encontrar a su hija. Ha seguido los pasos (aunque con menos recursos) que la madre del bebé intercambiado, Mercedes Soto Casanella, quien recurrió a los canales de TV, periódicos y radioemisoras.

Con lo poco que tienen, los padres de Maryory han buscado la ayuda de sus amigos, vecinos e iglesias y se han dado a la tarea personal de encontrar a su hija. Han colocado panfletos en postes, negocios, comercios y establecimientos populosos, sin que hasta la fecha haya resultados.

Se desconoce oficialmente que haya un video de alguna cámara del establecimiento que haya registrado el rapto.

La desaparición de la bebé Maryory comienza a tomar dimensiones unánimes en las redes sociales y en los medios de comunicación que recogen la versión de los padres de la niña, con una sola interrogante en común: ¿Por qué no encuentran a Maryory? Incluso, un columnista de El Diario de Hoy, ha publicado este día un artículo con una pregunta que seguramente se hacen los padres dolientes y desesperados: "Señor Fiscal: ¿y la bebé raptada?"

Mientras, usted como ciudadano, puede unirse a la búsqueda para ubicar a la raptora o a la bebé. La FGR ha proporcionado un número confidencial en el que puede dar información del paradero de ambas:  116-111. También puede contactar a los padres al Cel. 7508-5189.

Retrato difundido por la FGR de la presunta raptora de la bebé Maryory

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación