Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Crean equipo para enseñar fundamentos de ciencias

El entrenador permite aprender, de forma práctica, acerca de varios fenómenos y procesos

El investigador Víctor Cuchillac se auxilió de sorftwares y multiplataformas para programar el entrenador. fotos EDH / JORGE REYES.

El investigador Víctor Cuchillac se auxilió de sorftwares y multiplataformas para programar el entrenador. fotos EDH / JORGE REYES.

El investigador Víctor Cuchillac se auxilió de sorftwares y multiplataformas para programar el entrenador. fotos EDH / JORGE REYES.

Víctor Cuchillac, joven y entusiasta investigador del Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación ICTI, de la Universidad Francisco Gavidia (UFG), ha desarrollado un Entrenador de bajo costo para que los estudiantes de segundo ciclo de Educación básica y hasta bachillerato puedan aprender los principios básicas de la robó tica, la automatización, Física, Electrónica, programación y lógica.

"Algunos jóvenes llegan a desarrollar estos conocimientos hasta el bachillerato o la universidad, cuando yo creo que es muy tarde para el cerebro", explicó Cuchillac al consultarle sobre la importancia que tiene el proyecto como potenciador del aprendizaje de las ciencias desde los primeros años de escuela.

El entrenador lo conforman una consola o panel y un vehículo a escala (Hardware). Estos están, conectados a una computadora programada con softwares multiplataforma. Es decir, puede correr en distintos sistemas operativos como Window y Linux, entre otros.

Desde la computadora se pueden enviar instrucciones a una serie de dispositivos instalados en la consola (sensores, actuadores, pantallas como las que se usan para los celulares, chips de radio integrados, tarjeta de red), para que se activen y generen distintos fenómenos que conllevan la electricidad, la luz, los colores, la temperatura, el sonido, el movimiento, entre otros fenómenos.

Cuchillac, quien es un ingeniero electrónico especializado en automatización y el tema de computadoras, explica que llevó cerca de dos años desarrollar esta herramienta de enseñanza.

Según lo expresado por el investigador, este entrenador se distingue de otras herramientas que ya existen porque para sacarle provecho se ha creado una metodología de enseñanza que abarca grupos de cuatro estudiantes. Uno estará encargado de programar la computadora, mientras los otros deberán narrar cada fenómeno que se produzca cuando se activen los dispositivos que están en la consola.

Por eso, esto implicó el desarrollo de una guía de laboratorio para el profesor y otra para el alumno.

El proyecto, que ya está en proceso de registro, ha sido validado con estudiantes del Programa de Talentos en TIC que funciona en la UFG, así como con un grupo de estudiantes de un colegio bicultural del país.

"Acá (guía) viene la forma en que debe impartirse el conocimiento, el material teórico que debe estar desarrollado, y al final (están), los ejercicios en donde los alumnos tendrán que ir programando (cada vez) pantallas, sensores y todo eso", señaló.

Cuchillac sostiene que el equipo permite que los estudiantes más aventajados creen su propio instrumento.

El investigador del ICTI - UFG afirmó que diseñó y construyó el vehículo haciendo uso de la tecnología de impresión 3D.

Los planes de Cuchillac y del ICTI es que, una vez que el dispositivo esté registrado, buscarán financiamiento para poder producirlo y lograr que llegue a centros del sistema educativo público para mejorar la enseñanza.

"Entre más equipos hagamos más disminuye el costo", expresó, tras estimar que, en este momento, el valor del equipo ronda los $600.

El proyecto va más allá de lograr distribuir el equipo, porque también contempla desarrollar un proceso de capacitación de los profesores que trabajan en los Centros de Recurso de Aprendizaje (CRA), para que puedan utilizar el equipo y apoyar, de esta manera, a sus colegas de ciencias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación